sábado, 4 de julio de 2015

Usted puede ganarle la batalla a Satanás,.-Pónganse en contra de él, sólidos en la fe.” (1 PED. 5:9)

Usted puede ganarle la batalla a Satanás

"Pónganse en contra de él, sólidos en la fe." (1 PED. 5:9)

¿CÓMO PODEMOS PONERNOS EN CONTRA DE SATANÁS Y RECHAZAR...

• ...el orgullo?

• ...el materialismo?

• ...la inmoralidad sexual?

1. a) ¿Por qué está atacándonos Satanás con tanta rabia? b) ¿Cómo sabemos que sí es posible ganar la guerra contra el Diablo?

EL DIABLO les ha declarado la guerra a los ungidos y a "las otras ovejas" (Juan 10:16). Quiere acabar con la mayor cantidad posible de siervos de Jehová en el poco tiempo que le queda (lea Revelación 12:9, 12). ¿Podemos ganar esa guerra? ¡Claro que sí! La Biblia nos dice cómo: "Opónganse al Diablo, y él huirá de ustedes" (Sant. 4:7).

2, 3. a) ¿Por qué le conviene a Satanás que la gente no crea en él? b) ¿Cómo sabe usted que el Diablo es real?

2 A muchas personas les parece ridícula la idea de que existan el Diablo y los demonios. Piensan que no son más que personajes de novelas, películas de terror y videojuegos, y que solo los ignorantes creen en ellos. ¿Le molestará al Diablo que la gente lo considere un ser imaginario? ¡Al contrario! Él promueve esa forma de pensar, pues así le es más fácil engañar a quienes dudan de su existencia (2 Cor. 4:4).

3 Pero a los siervos de Jehová no nos engaña Satanás. Nosotros sabemos que es real. Sabemos que habló con Eva por medio de una serpiente, que desafió a Jehová en los días de Job, que tentó a Jesús en tres ocasiones y que en 1914, cuando nació el Reino de Dios, les declaró la guerra a los ungidos que quedaban en la Tierra (Gén. 3:1-5; Job 1:9-12; Mat. 4:1-10; Rev. 12:17). Esa guerra continúa hoy día: el Diablo sigue tratando de destruir la fe de los 144.000 y de las otras ovejas. Para vencerlo, tenemos que ofrecerle resistencia y blindar nuestra fe. El presente artículo nos dará tres sugerencias que nos ayudarán muchísimo.

RECHACE EL ORGULLO

4. ¿Por qué decimos que el Diablo es el colmo de la soberbia y el orgullo?

4 Satanás es todo menos humilde. El que un ángel haya tenido el atrevimiento de desafiar la autoridad de Dios y de convertirse en un dios rival es el colmo de la soberbia y el orgullo. Precisamente por eso tenemos que rechazar el orgullo y cultivar la humildad (lea 1 Pedro 5:5). Pero ¿qué es exactamente el orgullo? ¿Es siempre malo?

5, 6. a) ¿Es siempre malo el orgullo? b) ¿Qué tipo de orgullo es peligroso? c) ¿Qué personajes de la Biblia fueron arrogantes, y qué les sucedió?

5 Según cierto diccionario, una de las definiciones de la palabra "orgullo" es "autoestima o dignidad personal". El orgullo puede ser "un sentimiento de satisfacción que se produce cuando uno, o alguien cercano a uno, hace o tiene algo bueno". Y no hay nada de malo en sentirse así. El apóstol Pablo dijo lo siguiente a los cristianos de la ciudad de Tesalónica: "Nos [sentimos orgullosos] de ustedes entre las congregaciones de Dios a causa del aguante y la fe de ustedes en todas sus persecuciones y las tribulaciones que están soportando" (2 Tes. 1:4). Como vemos, es normal —y hasta beneficioso— sentirse orgulloso por los logros de los demás o por los de uno mismo. Nadie espera que nos avergoncemos de nuestra familia, cultura o país (Hech. 21:39).

6 Por otro lado, hay una clase de orgullo que puede arruinar nuestra relación con los demás y nuestra amistad con Dios. Un orgullo que podría llevarnos a rechazar buenos consejos cuando más los necesitamos (Sal. 141:5). Un diccionario lo define como "el exceso de autoestima" o "la actitud del que piensa —a menudo sin razón— que es mejor que los demás". Jehová odia esa clase de orgullo (Ezeq. 33:28; Amós 6:8). En cambio, el Diablo debe de sentirse encantado cuando ve que los seres humanos son arrogantes y altaneros, como él. ¿Se imagina la alegría que le produjeron Nemrod, el faraón de Egipto y Absalón? (Gén. 10:8, 9; Éx. 5:1, 2; 2 Sam. 15:4-6). Y qué decir del orgulloso Caín. Aunque recibió un consejo del mismísimo Jehová, lo rechazó de plano y su terquedad lo llevó directo al desastre (Gén. 4:6-8).

7, 8. a) ¿Qué es el racismo? b) ¿Por qué se puede decir que el racismo viene del orgullo? c) ¿Por qué puede acabar el orgullo con la paz de la congregación?

7 Hoy día es muy común que las personas les hagan daño a otras por orgullo; por ejemplo, cuando son racistas. Un diccionario explica que el racismo es "el desprecio que se siente hacia un individuo por ser de una raza diferente". El racismo viene del orgullo, pues, como añade el diccionario, es "la creencia de que algunas razas son superiores porque tienen cualidades y habilidades que otras no tienen". El orgullo racial ha provocado desórdenes callejeros, guerras y hasta genocidios.

8 Obviamente, esas cosas no ocurren en la congregación. Sin embargo, a veces el orgullo provoca desacuerdos entre hermanos, y la situación podría agravarse fácilmente. Eso es lo que sucedió entre algunos cristianos del siglo primero. Por eso el discípulo Santiago les hizo esta pregunta directa: "¿De qué fuente son las guerras y [...] las peleas entre ustedes?" (Sant. 4:1). Si sentimos rechazo por algunos hermanos o nos creemos superiores a ellos, podemos hacer o decir cosas que los lastimen (Prov. 12:18). Así es, el orgullo puede acabar con la paz de la congregación.

9. ¿Cómo nos ayuda la Biblia a combatir el racismo y otras formas similares de orgullo? (Vea la ilustración del principio.)

9 Si tenemos la tendencia a creernos mejores que los demás, debemos recordar que "todo el que es orgulloso de corazón es cosa detestable a Jehová" (Prov. 16:5). También tenemos que hacernos un autoexamen y preguntarnos: "¿Siento que mi raza, mi país o mi cultura son mejores que las demás?". Dejarnos influir por el racismo o el patriotismo sería pasar por alto el hecho de que Dios "hizo de un solo hombre toda nación" (Hech. 17:26). En cierto sentido, todos somos de la misma raza, pues venimos del mismo padre: Adán. Por eso es absurdo creer que Dios hizo a unas razas mejores que a otras. Eso es lo que el Diablo quisiera que pensáramos, pues así se destruiría el amor que nos une (Juan 13:35). Está claro que no podemos ganar nuestra lucha contra él si no evitamos el orgullo y la arrogancia (Prov. 16:18).

RECHACE EL MATERIALISMO Y EL AMOR AL MUNDO

10, 11. a) ¿Por qué es fácil enamorarse de este mundo? b) ¿Qué pudo haber desviado a Demas de sus metas espirituales?

10 El Diablo es "el gobernante de este mundo". Lo tiene bajo su poder (Juan 12:31; 1 Juan 5:19). Es lógico que muchas de las cosas que son populares hoy día vayan en contra de las normas de Dios. Claro, eso no quiere decir que debamos satanizar todo lo que hay en el mundo. No obstante, debemos estar en guardia, pues el Diablo usa la sociedad actual para aprovecharse de nuestros deseos y hacernos pecar, o para intentar que nos enamoremos de este mundo y descuidemos nuestro servicio a Jehová (lea 1 Juan 2:15, 16).

11 Ese problema afectó a algunos cristianos del siglo primero. Uno de ellos fue Demas. Pablo dijo de él: "Me ha abandonado porque ha amado el presente sistema de cosas" (2 Tim. 4:10). La Biblia no dice qué fue lo que atrajo a Demas. Tal vez el materialismo lo desvió de sus metas espirituales. En cualquier caso, Demas se perdió la oportunidad de hacer cosas muy emocionantes al lado de Pablo. ¿Y a cambio de qué? ¿Qué podía ofrecerle este mundo que fuera más valioso que las bendiciones que Jehová tenía reservadas para él? (Prov. 10:22.)

12. ¿Cómo podríamos convertirnos en víctimas del "poder engañoso de las riquezas"?

12 Algo similar podría pasarnos hoy día. Los cristianos tenemos el deseo natural de atender nuestras necesidades materiales y las de nuestra familia (1 Tim. 5:8). Además, Jehová nos creó con el deseo de vivir en un lugar agradable, como lo demuestra el hecho de que les dio un hermoso hogar a Adán y Eva (Gén. 2:9). Sin embargo, el Diablo trata de que esos deseos se salgan de control, y para ello usa "el poder engañoso de las riquezas" (Mat. 13:22). Le hace creer a la gente que el dinero es la clave de la felicidad. Pero eso es una gran mentira que puede llevarnos a perder la más valiosa de nuestras posesiones: la amistad de Jehová. Jesús advirtió a sus discípulos: "Nadie puede servir como esclavo a dos amos; porque u odiará al uno y amará al otro, o se apegará al uno y despreciará al otro. No pueden ustedes servir como esclavos a Dios y a las Riquezas" (Mat. 6:24). En efecto, no podemos ser esclavos del dinero, pues dejaríamos de servir a Dios, y eso es precisamente lo que quiere el Diablo. No permitamos nunca que las posesiones materiales ahoguen nuestra amistad con Jehová. Para vencer al Diablo es indispensable rechazar el materialismo (lea 1 Timoteo 6:6-10).

RECHACE LA INMORALIDAD SEXUAL

13. ¿Qué opinión equivocada tiene mucha gente sobre el matrimonio y el sexo?

13 Otra de las trampas del Diablo es la inmoralidad sexual. Hoy día es muy común la idea de que el matrimonio y la fidelidad están pasados de moda y nos roban libertad. Por ejemplo, una actriz famosa opinó lo siguiente: "Ni los hombres ni las mujeres podemos tener una sola pareja. No conozco a nadie que sea fiel o que quiera serlo". Otro actor dijo: "No estoy seguro de que estemos hechos para pasar toda la vida con la misma persona". Satanás debe aplaudir cada vez que escucha a alguien famoso hablar con desprecio del regalo que Dios nos ha dado: el matrimonio. Él quiere que esta institución sagrada fracase, pero nosotros debemos respetarla, solo así venceremos a nuestro enemigo.

14, 15. ¿Qué debes hacer para rechazar la inmoralidad sexual?

14 Sea que estemos solteros o casados, debemos rechazar todo tipo de pecados sexuales. Es cierto que la lucha puede ser muy dura. Si eres joven, por ejemplo, es muy probable que escuches a tus compañeros presumir de que se envían por teléfono mensajes, fotos o videos íntimos. Esa costumbre se conoce como sextear y en algunos lugares se considera distribución de pornografía infantil. Otros cuentan con orgullo sus experiencias sexuales. Pero la Biblia dice que "el que practica la fornicación peca contra su propio cuerpo" (1 Cor. 6:18). ¡Cuántas muertes y sufrimiento han causado las enfermedades de transmisión sexual! Además, se realizó una encuesta entre jóvenes solteros, y la mayoría de los que habían perdido su virginidad dijeron que se arrepentían de lo que habían hecho. Y es que la realidad es muy distinta de la imagen que presenta el mundo del entretenimiento, según la cual se puede desobedecer a Dios sin sufrir daños. ¡Qué mentira! Quien se la cree cae víctima del "poder engañoso del pecado" (Heb. 3:13).

15 Si te cuesta mucho resistir la tentación, ¿qué puedes hacer? Para empezar, reconoce el problema (Rom. 7:22, 23). Luego pídele fuerzas a Dios (Filip. 4:6, 7, 13). Evita cualquier situación que te pueda meter en dificultades (Prov. 22:3). Y si se te presenta la oportunidad de cometer un pecado sexual, ¡recházala sin pensarlo! (Gén. 39:12).

16. a) ¿Cómo actuó Jesús cuando Satanás lo tentó? b) ¿Qué nos enseña el ejemplo de Jesús?

16 Jesús resistió las tentaciones de manera ejemplar. No se dejó engañar por las promesas del Diablo ni se puso a pensar en las ventajas y las desventajas de ceder. Lo que hizo fue responder al instante con las palabras: "Está escrito" (lea Mateo 4:4-10). Jesús conocía bien la Palabra de Dios, y eso le permitió actuar de inmediato y responder al Diablo usando las Escrituras. Si queremos vencer a Satanás, no podemos caer en la tentación de cometer inmoralidad sexual (1 Cor. 6:9, 10).

AGUANTE Y VENCERÁ

17, 18. a) ¿Qué otras armas tiene el Diablo? b) ¿Por qué no nos extraña que haya dificultades? c) ¿Qué le espera a Satanás? d) En su opinión, ¿por qué nos ayuda a aguantar el hecho de saber lo que le espera a Satanás?

17 El orgullo, el materialismo y la inmoralidad sexual son tres armas con las que nos ataca Satanás. Pero no son las únicas. Algunos cristianos sufren oposición de sus familiares, burlas de sus compañeros de colegio o prohibiciones de parte de las autoridades. No nos extraña que haya dificultades, pues Jesús les dijo a sus discípulos: "Serán objeto de odio de parte de toda la gente por motivo de mi nombre". Pero luego añadió: "El que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo" (Mat. 10:22).

ILUSTRACIÓN 2 (click para ver)

A Satanás le espera la muerte eterna (Vea el párrafo 18)

18 Así es, Jesús dejó claro que para mantenernos con vida necesitamos aguantar (Luc. 21:19). Recordemos que los hombres no pueden causarnos daño permanente. Nadie puede romper nuestra amistad con Dios a menos que nosotros se lo permitamos (Rom. 8:38, 39). ¿Y si un siervo de Jehová muere? ¿Podría decirse que el Diablo ha ganado? De ninguna manera, pues Jehová ha prometido resucitarnos (Juan 5:28, 29). En cambio, a Satanás no le espera nada bueno. Después de que su mundo sea destruido, será encerrado en un abismo durante mil años (Rev. 20:1-3). Al finalizar los mil años del Reino de Jesús, "será soltado de su prisión" y tratará por última vez de alejar de Dios a los seres humanos, que ya serán perfectos. Pero entonces morirá para siempre (Rev. 20:7-10). A diferencia de él, usted tiene un futuro brillante. Siga oponiéndose a Satanás y mantenga firme su fe. Él no es invencible. Usted puede ganarle la batalla.

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

¿Cómo manejar los problemas y preocupaciones?

--
Pregunta 16

¿Cómo manejar los problemas y preocupaciones?

"Arroja tu carga sobre Jehová mismo, y él mismo te sustentará. Nunca permitirá que tambalee el justo." (Salmo 55:22)

"Los planes del diligente propenden de seguro a ventaja, pero todo el que es apresurado se encamina de seguro a la carencia." (Proverbios 21:5)

"No tengas miedo, porque estoy contigo. No mires por todos lados, porque soy tu Dios. Yo ciertamente te fortificaré. Yo [...] te ayudaré. Sí, yo verdaderamente te mantendré firmemente asido con mi diestra de justicia." (Isaías 41:10)

"¿Quién de ustedes, por medio de inquietarse, puede añadir un codo a la duración de su vida?" (Mateo 6:27)

"Nunca se inquieten acerca del día siguiente, porque el día siguiente tendrá sus propias inquietudes." (Mateo 6:34)

"[Asegúrense] de las cosas más importantes. (Filipenses 1:10)

"No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, [den] a conocer sus peticiones a Dios; y la paz de Dios que supera a todo pensamiento guardará sus corazones y sus facultades mentales mediante Cristo." (Filipenses 4:67,)

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Cornelio. Tema: Jehová no es parcial (it-1 págs. 558, 559)

--
CORNELIO

Centurión u oficial del ejército que estaba al mando de cien soldados en la banda italiana. (Véase OFICIAL DEL EJÉRCITO.) Esta guarnición se hallaba destacada en Cesarea, donde Cornelio tenía su casa. Su nombre romano tal vez indique que procedía de una familia noble de la ciudad imperial. Era un "hombre devoto" que "hacía muchas dádivas de misericordia al pueblo y hacía ruego a Dios continuamente [...], varón justo y que [temía] a Dios, y acerca de quien [daban] buen informe toda la nación de los judíos". Fue a este hombre a quien se le apareció un ángel en una visión en el otoño de 36 E.C. y le dijo: "Tus oraciones y dádivas de misericordia han ascendido como recuerdo delante de Dios". Después el ángel le indicó que llamase a Pedro, que se encontraba en Jope. (Hch 10:1-22.)

Cuando llegó Pedro, Cornelio le dijo al apóstol en presencia de "sus parientes y [...] sus amigos íntimos": "Todos estamos presentes delante de Dios para oír todas las cosas que Jehová te ha mandado decir". (Hch 10:24, 33.) "Mientras Pedro todavía estaba hablando [...], el espíritu santo cayó sobre todos los que oían la palabra." Así fue como los que formaban parte de este grupo, del que Cornelio figura como el personaje más notable, llegaron a ser los primeros gentiles incircuncisos que recibieron "la dádiva gratuita del espíritu santo". (Hch 10:44, 45.) Inmediatamente después se les bautizó en agua. No se sabe nada más de la vida y actividad de Cornelio tras este suceso.

¿Por qué fue la conversión de Cornelio un acontecimiento particularmente notable?

Cornelio no era prosélito del judaísmo, como algunos han afirmado, aunque estaba familiarizado con los escritos de los profetas, daba dones de misericordia a los judíos, temía a Dios, oraba constantemente y usaba el nombre Jehová. Las Escrituras dan prueba concluyente de que este oficial del ejército era un gentil incircunciso en el más completo sentido de la palabra. Si Cornelio hubiese sido un prosélito, Pedro no habría dicho que para él, un judío, era ilícito asociarse con este "hombre de otra raza", en vista de lo que estaba escrito en la Ley concerniente al residente forastero. (Le 19:33, 34; Hch 10:28.) De haber sido un prosélito, los otros seis judíos que estaban con Pedro no se habrían quedado "asombrados" al ver que se derramaba el espíritu santo "sobre gente de las naciones". (Hch 10:45; 11:12.) Además, ¿qué razón habrían tenido los "apoyadores de la circuncisión" para discutir con Pedro este asunto si Cornelio hubiese sido prosélito? (Hch 11:2.)

En realidad, Cornelio constituía las primicias de los gentiles incircuncisos que llegaron a ser cristianos. Esto vino a demostrar que para ese tiempo ya no era necesario que los gentiles se hiciesen prosélitos judíos, como el eunuco etíope, antes de ser aceptados en la congregación cristiana. "Con certeza —exclamó Pedro en aquella ocasión histórica— percibo que Dios no es parcial, sino que, en toda nación, el que le teme y obra justicia le es acepto." (Hch 10:34, 35.) Pedro fue el primero en abrir el Camino a los judíos en el Pentecostés; del mismo modo, en esta ocasión fue el primero en llevar las buenas nuevas de salvación a los gentiles incircuncisos. Más tarde Santiago reconoció que había sido la "primera vez" que Dios había dirigido su atención a "las naciones". (Hch 15:7, 14.)

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Capítulo 27.-Oh cuán grande es su bondad!’

Capítulo 27
'¡Oh cuán grande es su bondad!'

ENVUELTOS en la cálida luz del atardecer, unos viejos amigos cenan al fresco mientras disfrutan de la vista entre risas y animada charla. Lejos de allí, un labrador mira sus campos y sonríe satisfecho al ver que se han juntado negros nubarrones y comienza a llover sobre la sedienta plantación. En otro lugar, unos padres contemplan embelesados los vacilantes primeros pasos de su hijo.

2 Sean conscientes de ello o no, todos se benefician de lo mismo: la bondad de Jehová. Algunas personas religiosas repiten con frecuencia la frase "Dios es bueno"; pero la Biblia es más contundente al decir: "¡Oh cuán grande es su bondad[!]" (Zacarías 9:17). Sin embargo, parece que pocos comprenden el verdadero significado de dichas palabras. ¿Qué implica esta cualidad divina, y cómo nos afecta a cada uno de nosotros?

Maravillosa faceta del amor divino

3 En muchos idiomas modernos, el término bondad es un tanto impreciso. Pero de ningún modo es así en el caso de la cualidad de que habla la Biblia, que se refiere, sobre todo, a la virtud y la excelencia moral. En cierto sentido, podríamos afirmar que impregna la personalidad de Jehová, cuyos atributos -incluidos su poder, justicia y sabiduría- son absolutamente buenos. No obstante, quizá sea mejor describirla como expresión del amor divino. ¿Por qué?

4 La bondad es una cualidad activa, que se traduce en obras. El apóstol Pablo señaló que, en el caso del ser humano, es aún más atrayente que la justicia (Romanos 5:7). Aunque se da por descontado que el justo cumplirá con minuciosidad las leyes, el bueno hará algo más: tomará la iniciativa y buscará formas de ayudar al prójimo. Como veremos, es innegable que Jehová demuestra dicha bondad, que obviamente brota de su infinito amor.

5 La bondad de Jehová es también incomparable. Cuando no faltaba mucho para que Jesús muriera, se le acercó cierto hombre y le planteó una pregunta, dirigiéndose a él como "Buen Maestro". Cristo replicó: "¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino uno solo, Dios" (Marcos 10:17, 18). Esta respuesta pudiera desconcertarnos. ¿Por qué lo corrigió? ¿Acaso no era Jesús un "Buen Maestro"?

6 Es obvio que aquel hombre usó "Buen Maestro" como título adulador. Por ello, Jesús fue modesto y dirigió tal gloria al Padre celestial, que es bueno en sumo grado (Proverbios 11:2). Además, así confirmó una profunda verdad: Jehová es el único criterio moral, pues solo él posee el derecho soberano a determinar qué está bien y qué está mal. Adán y Eva trataron de usurpar esa prerrogativa al rebelarse y comer del árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo. Cristo, en cambio, es humilde y deja que el Padre fije las normas.

7 Por otro lado, Jesús sabía que Jehová es la fuente de todo verdadero bien. Es el Dador de "toda dádiva buena y todo don perfecto" (Santiago 1:17). Observemos cómo se evidencia la bondad de Dios en su generosidad.

Testimonios de la abundante bondad de Jehová

8 El conjunto de las personas que han vivido se ha beneficiado de la bondad divina. En efecto, Salmo 145:9 indica que "Jehová es bueno para con todos". ¿Qué ejemplos hay de esta cualidad que beneficia a la entera humanidad? Dice la Biblia: "No se dejó a sí mismo sin testimonio, por cuanto hizo bien, dándoles lluvias desde el cielo y épocas fructíferas, llenando por completo sus corazones de alimento y de alegría" (Hechos 14:17). ¿No es verdad que a veces una comida sabrosa nos levanta el ánimo? Pues no habría alimentos de no ser por la bondad de Dios al dotar la Tierra de un sistema de reciclaje continuo del agua, que unido a la existencia de "épocas fructíferas" permite el crecimiento de muchas plantas. El Creador no solo ha mostrado tal bondad a quienes lo aman, sino a todos. Como enseñó Jesús, "hace salir su sol sobre inicuos y buenos y hace llover sobre justos e injustos" (Mateo 5:45).

9 Dado que el sol, la lluvia y las épocas fructíferas se suceden sin cesar, muchos dan por sentada la inmensa generosidad de que goza el hombre. Tomemos por caso la manzana. Aunque común en todas las regiones templadas, es un fruto bello, delicioso y repleto de agua refrescante y nutrientes esenciales. Ahora bien, ¿sabía usted que existen unas siete mil quinientas variedades, de colores rojos, amarillos o verdes, y tamaños que van desde el de una cereza muy grande al de una toronja? Si sostenemos en la mano una de sus semillitas, parece insignificante, pero puede convertirse en uno de los árboles más hermosos (El Cantar de los Cantares 2:3). De hecho, el manzano se cubre en primavera de una corona de flores y en otoño se llena de frutos, al grado de producir un promedio anual de veinte cajas de 19 kilos durante quizás setenta y cinco años.

10 En su infinita bondad, Dios nos ha dotado con un cuerpo "maravillosamente hecho", cuyos sentidos fueron concebidos para que percibiéramos Sus obras y nos complaciéramos en ellas (Salmo 139:14). Recordemos las escenas del principio del capítulo. ¿Qué deleita nuestra vista en tales momentos? Las mejillas coloradas de un niño feliz, los aguaceros que caen en los campos y los tonos rojizos, dorados y violáceos del ocaso. En efecto, los ojos perciben más de trescientos mil colores. Y el oído capta los matices de las voces amadas, el susurro del viento entre los árboles y la risa eufórica de un pequeñín. ¿Por qué podemos disfrutar de tales imágenes y sonidos? La Biblia da la respuesta: "El oído que oye y el ojo que ve... Jehová mismo ha hecho aun a ambos" (Proverbios 20:12). Pero estos son tan solo dos de los sentidos.

11 El olfato es otra muestra de la bondad divina. Con la nariz distinguimos unos diez mil olores. Pensemos en algunos, como los que desprenden nuestra comida favorita cocinándose, las flores, las hojas muertas o el tenue humo de un fuego acogedor. El tacto, por su parte, hace posible que sintamos la caricia de la brisa en el rostro, el alentador abrazo de un ser amado o la placentera suavidad de la fruta que sostenemos en la mano. Cuando mordemos un pedazo, entra en juego el gusto. Al detectar las papilas los delicados matices de la composición química del fruto, nos sorprende una sinfonía de sabor. Efectivamente, tenemos sobradas razones para decirle a Jehová: "¡Cuán abundante es tu bondad, que has guardado cual tesoro para los que te temen!" (Salmo 31:19). Pero, ¿cómo la ha "guardado cual tesoro" para quienes le temen?

Bondad que reporta beneficios eternos

12 Jesús dijo: "Está escrito: 'No de pan solamente debe vivir el hombre, sino de toda expresión que sale de la boca de Jehová'" (Mateo 4:4). Así es: las dádivas espirituales del Creador nos benefician aún más que las materiales, pues nos conducen a vida eterna. Como ya vimos en el capítulo 8 de este libro, durante los últimos días en que vivimos Dios ha utilizado su poder restaurador para establecer un paraíso espiritual, una de cuyas características más importantes es la abundancia de alimento espiritual.

13 En una de las grandes profecías bíblicas de restauración, el profeta Ezequiel recibió la visión de un templo restablecido y glorificado del cual manaba una corriente que iba ganando anchura y profundidad hasta convertirse en un "torrente de doble tamaño". A lo largo de su curso llevaba consigo bendiciones, y en sus orillas florecían árboles que brindaban alimento y curación. Aquel río llegaba a impartir vida y fertilidad a un lago salado y estéril: el mar Muerto (Ezequiel 47:1-12). ¿Qué significaba esa descripción?

14 La visión indicaba que Jehová restablecería su sistema para la adoración pura, representado por el templo que observó Ezequiel. Como el río simbólico, las disposiciones divinas para la vida fluirían hacia sus siervos cada vez con mayor abundancia. Desde que él restableció la adoración pura, en 1919, ha bendecido a su pueblo con dones vivificantes. ¿Cómo? Las Biblias, publicaciones cristianas, reuniones y asambleas se han usado para llevar verdades vitales a millones de personas. Con tales medios, el Todopoderoso les ha explicado la mayor dádiva que ha hecho para impartir vida: el sacrificio redentor de Cristo, que permite que quienes aman y temen a Jehová de todo corazón tengan una condición limpia ante él y la esperanza de vida eterna.° En sentido espiritual, durante los últimos días el mundo sufre hambre, pero el pueblo de Dios goza de un banquete (Isaías 65:13).

15 El río de la visión de Ezequiel no se secará al terminar este viejo sistema de cosas. Por el contrario, su caudal será cada vez mayor durante el Reinado Milenario de Cristo. Jehová se valdrá del Reino mesiánico para aplicar todo el valor del sacrificio de Jesús y elevar gradualmente a la perfección a la humanidad fiel. ¡Cuánto regocijo sentiremos gracias a la bondad de Dios!

Otras facetas de la bondad de Jehová

16 La bondad del Creador no es solo generosidad. Él le dijo a Moisés: "Haré que toda mi bondad pase delante de tu rostro, y ciertamente declararé el nombre de Jehová delante de ti". El relato luego añade: "Jehová fue pasando delante del rostro de él y declarando: 'Jehová, Jehová, un Dios misericordioso y benévolo, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa y verdad[']" (Éxodo 33:19; 34:6). Por consiguiente, la bondad divina abarca varios atributos magníficos. Examinemos tan solo dos.

17 "Benévolo." Este adjetivo nos dice mucho del trato que dispensa Jehová a sus criaturas. En vez de ser -como tantos poderosos- brusco, frío o tiránico, actúa con dulzura y suavidad. Por ejemplo, dijo a Abrahán: "Alza los ojos, por favor, y mira desde el lugar donde estás, hacia el norte y hacia el sur y hacia el este y hacia el oeste" (Génesis 13:14). Aunque muchas versiones omiten aquí la expresión "por favor", los biblistas reconocen que el original hebreo emplea una partícula que transforma las órdenes en peticiones corteses. Hay otros casos similares (Génesis 31:12; Ezequiel 8:5). Imaginémoslo: ¡el Soberano universal pide las cosas "por favor" a simples seres humanos! En un mundo donde predominan la rudeza y la agresividad, ¿verdad que nos reconforta pensar en la benevolencia de nuestro Dios, Jehová?

18 "Abundante en [...] verdad." En la actualidad, lo habitual es la falta de honradez. Pero la Biblia nos recuerda que "Dios no es hombre para que diga mentiras" (Números 23:19). De hecho, Tito 1:2 señala que "no puede mentir". Sí, es tan bueno que le resulta imposible hacerlo. Por consiguiente, sus promesas resultan totalmente confiables, y el cumplimiento de sus palabras está garantizado. A Jehová se le llega a llamar "el Dios de la verdad" (Salmo 31:5). No solo se abstiene de contar falsedades, sino que prodiga la verdad. No es reservado ni secretista; por el contrario, ilumina generosamente a sus siervos fieles con su infinito caudal de sabiduría.° Hasta les enseña a vivir en conformidad con las verdades que revela a fin de que "sig[an] andando en la verdad" (3 Juan 3). Pues bien, en líneas generales, ¿qué efecto debe tener en nosotros la bondad divina?

"Se pondrán radiantes por la bondad de Jehová"

19 Cuando Satanás tentó a Eva en el jardín de Edén, empezó minando sutilmente su confianza en la bondad de Jehová, quien le había dicho a Adán: "De todo árbol del jardín puedes comer hasta quedar satisfecho". Aunque solo estaba prohibido uno de los miles de ejemplares que deben de haber adornado el paraíso, observemos cómo planteó el Diablo su primera pregunta a la mujer: "¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?" (Génesis 2:9, 16; 3:1). De esta manera manipuló las palabras divinas para hacer creer a Eva que el Altísimo se estaba guardando algo bueno para sí. Por desgracia, la treta surtió efecto. Como a tantos hombres y mujeres que vivieron después, a ella le entraron dudas sobre la bondad del Creador, de quien había recibido cuanto poseía.

20 Bien sabemos cuánto sufrimiento desencadenaron tales dudas. Por consiguiente, tomémonos muy en serio las palabras de Jeremías 31:12: "Ciertamente [...] se pondrán radiantes por la bondad de Jehová". Sin duda, la bondad divina debería ponernos radiantes de gozo. Nunca tenemos que cuestionar la motivación de nuestro bondadoso Dios, quien merece nuestra total confianza, pues solo desea el bien de quienes lo aman.

21 Además, nos complace tener oportunidades de hablar de la bondad divina. En Salmo 145:7 leemos lo siguiente de los siervos de Jehová: "Rebosarán con la mención de la abundancia de [su] bondad". Dado que cada día nos beneficia de algún modo esta cualidad del Creador, ¿por qué no adquirimos la costumbre de darle las gracias por ella cotidianamente, siendo tan específicos como nos sea posible? Si reflexionamos sobre su bondad, la agradecemos a diario y hablamos de ella, nos será más fácil imitar a nuestro buen Dios. Si, como él, buscamos formas de obrar el bien, nos acercaremos cada vez más a su persona. El anciano apóstol Juan escribió: "Amado, no seas imitador de lo que es malo, sino de lo que es bueno. El que hace el bien se origina de Dios" (3 Juan 11).

22 La bondad de Dios guarda relación con otros atributos. Por citar uno, él es "abundante en bondad amorosa", o amor leal (Éxodo 34:6). La simple bondad beneficia a mayor número de personas que la bondad amorosa, ya que Jehová demuestra esta cualidad solo a sus siervos fieles. En el próximo capítulo veremos de qué modo.

[Notas]

No hay mayor demostración de la bondad divina que el rescate. De entre los millones de criaturas espirituales que tenía a su disposición, Jehová eligió a su amado Hijo unigénito para que muriera por nosotros.

Con razón se relacionan en la Biblia la verdad y la luz. Por ejemplo, el salmista cantó: "Envía tu luz y tu verdad" (Salmo 43:3). En efecto, Jehová derrama en abundancia su luz espiritual sobre todos los que desean que él los ilumine, o enseñe (2 Corintios 4:6; 1 Juan 1:5).

Preguntas para meditar

1 Reyes 8:54-61, 66 ¿Cómo manifestó Salomón gratitud por la bondad de Jehová, y qué efecto tuvo esto en los israelitas?

Salmo 119:66, 68 ¿Cómo podrían demostrar nuestras oraciones que deseamos imitar la bondad de Jehová?

Lucas 6:32-38 ¿Qué nos moverá a imitar la generosidad de Jehová?

Romanos 12:2, 9, 17-21 ¿Cómo demostramos bondad a diario?

[Preguntas del estudio]

1, 2. ¿Quiénes se benefician de la bondad de Dios, y con cuánta contundencia se expresa la Biblia sobre esta cualidad?

3, 4. ¿Qué es la bondad, y por qué sería mejor describirla en el caso de Jehová como una expresión de su amor?

5-7. ¿Por qué no aceptó Jesús que lo llamaran "Buen Maestro", y qué profunda verdad confirmó de este modo?

8. ¿Cómo ha mostrado Jehová bondad a toda la humanidad?

9. ¿Cómo ilustra el manzano la bondad de Jehová?

10, 11. ¿Cómo revelan los sentidos la bondad divina?

12. ¿Qué dádivas de Jehová son las más importantes, y por qué?

13, 14. a) ¿Qué visión recibió el profeta Ezequiel, y qué significado tiene para nosotros? b) ¿Qué dones vivificantes ha hecho Jehová a sus siervos fieles?

15. ¿En qué sentido recibirá la humanidad fiel la bondad de Jehová durante el Reinado Milenario de Cristo?

16. ¿Cómo indica la Biblia que la bondad de Jehová abarca otros atributos, y cuáles son algunos?

17. ¿Qué es la benevolencia, y cómo la ha demostrado Jehová en el trato con simples personas imperfectas?

18. ¿En qué sentido es Jehová "abundante [...] en verdad", y por qué resultan reconfortantes estas palabras?

19, 20. a) ¿Cómo trató Satanás de minar la confianza de Eva en la bondad de Jehová, y cuáles fueron las consecuencias? b) ¿Qué efecto debería tener en nosotros la bondad de Jehová, y por qué?

21, 22. a) ¿De qué maneras le gustaría corresponder a la bondad de Jehová? b) ¿Qué cualidad analizaremos en el próximo capítulo, y en qué se diferencia de la simple bondad?

Jehová nos da "lluvias desde el cielo y épocas fructíferas"

Esta semillita será un árbol que dará alimento y placer por décadas

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

SEMANA DEL 6 DE JULIO.-Escuela del Ministerio Teocrático

-- SEMANA DEL 6 DE JULIO

• Estudio Bíblico de Congregación

Cántico 80 y oración

i>cl cap. 27 párrs. 1-9 (30 minutos)

• Escuela del Ministerio Teocrático

Lectura de la Biblia: 1 Reyes 7, 8 | Puntos sobresalientes (10 min.)

Núm. 1: 1 Reyes 8:27-34

Núm. 2: Cornelio. Tema: Jehová no es parcial (it-1 págs. 558, 559)

Núm. 3: ° ¿Cómo manejar los problemas y preocupaciones? (igw pág. 24 párrs. 1-3)

• Reunión de Servicio

Cántico 69

Anuncios

10 min. Ideas para ofrecer las revistas en julio. Análisis con el auditorio. Comience con dos demostraciones de cómo ofrecer las revistas utilizando las sugerencias de esta página. Luego, analice las presentaciones de principio a fin.

10 min. Necesidades de la congregación.

10 min. ¿Cómo nos fue? Análisis con el auditorio. Pregunte a los publicadores cómo les ha beneficiado poner en práctica las sugerencias del artículo "Mejore sus habilidades en el ministerio: empiece un curso bíblico en la puerta con el folleto Buenas noticias de parte de Dios". Pida que relaten experiencias animadoras.

Cántico 67 y oración

• Estudio de la Atalaya

Cántico 60

Usted puede ganarle la batalla a Satanás

Cántico 100

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

-- Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático

Las siguientes preguntas se analizarán en la Escuela del Ministerio Teocrático la semana del 29 de junio de 2015. Se indica la fecha en que se analizarán las preguntas a fin de que cada quien investigue las respuestas en su preparación semanal para la escuela.

1. ¿Por qué no estuvo bien la forma en que Mical se dirigió a David, y qué pueden aprender las parejas casadas de este relato? (2 Sam. 6:20-23.) [11 de mayo, w11 1/8 pág. 12 párr. 1.]

Incluso cuando estén a solas, no caiga en la tentación de usar lenguaje hiriente u ofensivo. En el antiguo Israel, Mical se enfadó con su esposo, el rey David, y con desprecio le dijo que se había portado "como uno de los casquivanos". Al llamarlo casquivano, o alocado, no solo ofendió a su esposo, sino que también desagradó a Dios (2 Samuel 6:20-23). ¿Cuál es la lección? Cuando hable con su cónyuge, preste atención a lo que dice (Colosenses 4:6, nota). Felipe, que lleva ocho años casado, reconoce que él y su esposa aún tienen desacuerdos. Se ha dado cuenta de que, a veces, sus comentarios solo empeoran las cosas: "He aprendido que 'ganar' una discusión es realmente una derrota. Es mucho mejor hacer lo posible por llevarnos bien".

2. ¿Cómo reaccionó el profeta Natán cuando Dios lo corrigió por decirle a David que siguiera con sus planes de construir un templo para Jehová? (2 Sam. 7:2, 3.) [11 de mayo, w12 15/2 pág. 24 párrs. 6, 7.]

Puesto que Natán era un fiel siervo de Jehová, apoyó con entusiasmo el proyecto de David de construir el primer centro permanente de la adoración pura en la Tierra. Sin embargo, parece que en esa ocasión expresó sus propios sentimientos en vez de hablar en nombre de Jehová. Esa noche, Dios le mandó que llevara al rey un mensaje distinto: David no construiría el templo, sino uno de sus hijos. Ahora bien, por orden divina, Natán también le anunció que Dios hacía un pacto con él por el cual su trono quedaría "firmemente establecido hasta tiempo indefinido" (2 Sam. 7:4-16).

Como vemos, la opinión de Natán respecto a la construcción del templo difería de la voluntad de Dios. No obstante, este profeta humilde se sometió de buena gana al propósito de Jehová y lo apoyó sin quejarse. Si Dios tuviera que corregirnos de algún modo, haríamos bien en seguir el ejemplo de Natán. El hecho de que siguiera ejerciendo funciones de profeta indica que no perdió el favor divino. En efecto, parece que Jehová lo inspiró, junto con "Gad el hombre de visiones", para dirigir a David en organizar a 4.000 músicos en el servicio del templo (1 Cró. 23:1-5; 2 Cró. 29:25).

3. ¿Por qué le contó Natán a David la historia que aparece en 2 Samuel 12:1-7 en lugar de acusarlo directamente de haber pecado gravemente? ¿Cómo puede ayudarnos este relato a ser mejores maestros? [18 de mayo, w12 15/2 pág. 24 párrs. 2, 3.]

Piense en la razón por la que Natán abordó el problema de esa forma. No es fácil que alguien vinculado emocionalmente a otra persona analice su situación con objetividad. Además, los seres humanos tendemos a justificarnos cuando hacemos cosas que no están del todo bien. Pero con su relato, Natán impulsó a David a condenar su propia conducta sin darse cuenta. El rey vio con claridad que el comportamiento del hombre rico era deplorable. Ahora bien, fue solo después de la indignada respuesta de David cuando Natán le reveló que él mismo era ese hombre. El rey pudo así comprender la gravedad de sus pecados, y eso lo preparó mentalmente para aceptar la reprensión. Reconoció que en verdad había despreciado a Jehová con su conducta y aceptó la merecida censura (2 Sam. 12:9-14; Sal. 51, encabezamiento).

¿Qué nos enseña este relato? Que el objetivo del maestro de la Biblia es que sus oyentes lleguen por sí mismos a conclusiones correctas. Natán respetaba a David, por eso le habló con tacto. Sabía que, en su interior, el rey amaba la justicia y la rectitud, y con su ilustración apeló a esas cualidades. Nosotros también podemos apelar al sentido de la justicia de las personas de buen corazón para ayudarlas a entender los puntos de vista de Jehová. Pero debemos hacerlo sin adoptar aires de superioridad moral o espiritual, ya que para determinar lo que está bien o mal nos basamos en la Biblia, no en nuestras opiniones.

4. ¿Por qué pudo engañar Absalón a los israelitas, y cómo nos protegemos hoy de quienes son como él? (2 Sam. 15:6.) [25 de mayo, w12 15/7 pág. 13 párr. 7.]

7 ¿Cómo es que se dejaron embaucar tan fácilmente aquellos israelitas? Tal vez deseaban lo que Absalón les prometía, o quizá fue que se dejaron deslumbrar por su imponente presencia. Sea como fuere, una cosa es indiscutible: no eran leales a Jehová ni al rey que él designó. Hoy día, Satanás continúa valiéndose de personas que son como Absalón para tratar de ganarse el corazón de los siervos de Jehová. Algunos dicen: "Las normas de Dios son demasiado estrictas", o: "¡Los que no sirven a Jehová sí que se divierten!". ¿Permanecemos íntegros ante tales ideas? ¿Vemos claramente que se trata de sucias mentiras? ¿Estamos convencidos de que "la ley perfecta" de Jehová, la ley del Cristo, es la única que nos hace realmente libres? (Sant. 1:25.) Demostremos que valoramos esta ley y no caigamos en la tentación de abusar de nuestra libertad cristiana (léase 1 Pedro 2:16).

5. ¿Cómo se encargó Jehová de satisfacer las necesidades de David y sus hombres en un momento difícil, y qué aprendemos nosotros? (2 Sam. 17:27-29.) [1 de jun., w08 15/9 págs. 5, 6 párrs. 15, 16.]

15 Cuando David y sus hombres finalmente llegaron a la ciudad de Mahanaim, se encontraron con Sobí, Makir y Barzilai. Estos tres hombres valientes le dieron todo su apoyo a David, el rey elegido por Dios. Al hacerlo se jugaron la vida, pues si Absalón finalmente se quedaba con el trono, no dudaría en castigar severamente a cualquiera que hubiera apoyado a su padre. Al ver el aprieto en que se hallaban David y los suyos, estos tres súbditos leales les proporcionaron todo lo que necesitaban: trigo, cebada, grano tostado, habas, lentejas, miel, mantequilla, ovejas, y hasta camas para que pudieran descansar bien (léase 2 Samuel 17:27-29). Aquella impresionante muestra de hospitalidad y lealtad tuvo que haber conmovido a David. Seguro que jamás olvidó lo que hicieron por él.

16 Pero ¿quién se encargó realmente de satisfacer las necesidades de David y sus hombres? David estaba convencido de que Dios cuida de su pueblo. Si lo desea, Jehová puede hacer que sus siervos se sientan impulsados a socorrer a cualquier compañero necesitado. David siempre tuvo claro que la bondad de aquellos tres hombres fue en realidad una expresión del cariño de Jehová. Basándose en su propia experiencia, escribió hacia el final de su vida: "Un joven era yo, también he envejecido, y sin embargo no he visto a nadie justo dejado enteramente, ni a su prole buscando pan" (Sal. 37:25). ¿Verdad que es muy reconfortante saber que Jehová siempre satisface las necesidades de sus siervos? (Pro. 10:3.)

6. ¿Qué nos enseña la forma en que David trató a Ittai, que no era israelita? (2 Sam. 18:2.) [1 de jun., w09 15/5 pág. 27 párr. 7.]

Hoy día, nosotros también tenemos que esforzarnos por ver más allá de las diferencias culturales, raciales y étnicas. Debemos hacer a un lado los prejuicios y las antipatías, y fijarnos en las buenas cualidades de los demás. El vínculo que se formó entre David e Ittai demuestra claramente que si llegamos a conocer y amar a Jehová, es posible superar esas barreras.

7. ¿Qué aprenden los hermanos de más edad de la congregación del ejemplo de Barzilai? (2 Sam. 19:33-35.) [8 de jun., w07 15/7 pág. 15 párrs. 1, 2.]

El relato de Barzilai destaca la necesidad de ser equilibrados. Por un lado, no deberíamos rechazar los privilegios de servicio ni dejar de esforzarnos por alcanzarlos porque nos sintamos incapaces de asumir responsabilidades o tan solo para llevar una vida tranquila. Si confiamos en que Dios nos dará las fuerzas y la sabiduría que precisamos, él compensará nuestras deficiencias (Filipenses 4:13; Santiago 4:17; 1 Pedro 4:11).

Pero, por otro lado, hemos de reconocer nuestras limitaciones. Pongamos por caso a un cristiano que está muy ocupado en las actividades espirituales. Si rehusara aceptar por el momento más privilegios a fin de no descuidar otras obligaciones bíblicas, como la de mantener a su familia, ¿no sería eso una señal de modestia y equilibrio de su parte? (Filipenses 4:5; 1 Timoteo 5:8.)

8. ¿Qué seguridad nos transmiten a los siervos de Dios las palabras de David sobre la lealtad? (2 Sam. 22:26.) [15 de jun., w10 1/6 pág. 26 párrs. 6, 7.]

Y en nuestro caso, ¿se cumplirán las palabras de 2 Samuel 22:26? Recordemos que Jehová no cambia (Santiago 1:17). Él es siempre fiel a sus principios y jamás deja de cumplir sus promesas. Y una de ellas es la que registró David: "Jehová [...] no dejará a los que le son leales" (Salmo 37:28).

Así es, Dios valora nuestra lealtad. Aprecia muchísimo que le obedezcamos fielmente y espera que imitemos su ejemplo siendo leales con quienes nos rodean (Efesios 4:24; 5:1). Si así lo hacemos, podemos estar seguros de que él nunca nos va a dejar. Puede que otros nos fallen cuando más los necesitemos, pero Jehová no: él nos ayudará a superar cualquier dificultad. Con razón la Biblia lo llama "el Leal" (Revelación [Apocalipsis] 16:5). ¿No es cierto que deseamos acercarnos cada día más a él?

9. ¿Cómo demostró Natán lealtad a Dios, y cómo podemos ser nosotros leales? (1 Rey. 1:11-14.) [22 de jun., w12 15/2 pág. 25 párrs. 1, 4, 5.]

Natán sabía que Salomón había de ser el siguiente rey. Por eso reaccionó de inmediato cuando Adonías intentó usurpar el trono en los últimos años de la vida de David. Como de costumbre, actuó con tacto y lealtad. Primero le dijo a Bat-seba que le recordara a David su juramento de hacer rey a su hijo Salomón. Luego, él mismo compareció ante el rey para preguntarle si había autorizado que Adonías fuera su sucesor. Al comprender la gravedad de la situación, el anciano David mandó a Natán y a otros siervos leales que ungieran a Salomón y lo proclamaran rey, frustrando así el complot de Adonías (1 Rey. 1:5-53).

Por los pocos detalles que se dan en la Biblia sobre Natán, está claro que fue un humilde pero enérgico defensor de las disposiciones divinas, y Jehová le encomendó grandes responsabilidades. Hacemos bien en meditar en las cualidades de Natán, como la lealtad a Dios y el profundo aprecio por sus normas, y esforzarnos por imitarlas.

Es improbable que alguno de nosotros deba reprender a algún rey adúltero o frustrar un golpe de estado. Pero, con la ayuda divina, sí podemos ser leales a Jehová y sostener sus justas normas. También podemos enseñar la verdad y defender la adoración pura con valor, y a la vez con tacto.

10. ¿En qué campos podría un siervo de Dios buscar pretextos para no cumplir con los mandatos de Dios, como tal vez hizo Salomón? (1 Rey. 3:1.) [29 de jun., w11 15/12 pág. 10 párrs. 12-14.]

12 La situación tomó un rumbo decididamente malo tras la coronación. "Salomón procedió a formar una alianza matrimonial con Faraón el rey de Egipto y a tomar la hija de Faraón y traerla a la Ciudad de David." (1 Rey. 3:1.) ¿Abrazó ella en algún momento la religión verdadera, como Rut? La Biblia no indica que obrara así. Lo que sí indica es que cuando Salomón le edificó una casa (quizás también para sus doncellas egipcias), la hizo fuera de la Ciudad de David. ¿Por qué? Las Escrituras señalan que tomó esta medida porque era inapropiado que los paganos vivieran junto al arca del pacto (2 Cró. 8:11).

13 Salomón tal vez contrajo matrimonio con la princesa egipcia pensando en las posibles ventajas políticas. Pero ¿se justificaba su decisión? No. Siglos antes, Dios había prohibido a sus siervos casarse con las mujeres de Canaán, enumerando específicamente varios pueblos de aquella tierra pagana (Éxo. 34:11-16). ¿Razonó Salomón que, como Egipto no aparecía en la lista, su conducta no era censurable? Si lo hizo, no tenía excusa. Estaba pasando por alto un peligro que Jehová había mencionado expresamente: ser desviado a la religión falsa (léase Deuteronomio 7:1-4).

14 ¿Demostraremos con nuestra conducta que hemos aprendido de los errores de Salomón? Una hermana tal vez trate de encontrar alguna justificación para tener relaciones románticas con un no creyente, dejando a un lado las claras instrucciones divinas de "casarse [...] solo en el Señor" (1 Cor. 7:39). Con pretextos similares, algunos quizás participen en su centro de estudios en asociaciones y equipos deportivos fuera de horas de clase, declaren menos ingresos de los reales o mientan cuando deberían revelar acciones por las que se exponen a sufrir vergüenza. El punto es que todos podríamos caer en el error de buscar pretextos para no cumplir con los mandatos de Dios, tal como seguramente hizo Salomón.

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

jueves, 2 de julio de 2015

Guess what I just bought?

There's nothing I HATE more than finding out about something LAST!
You've probably even heard of this before I did!

Cooper Belmont's "Rock the Stock" already has almost 5000 members!
They're all looking so happy and content it's making me sick.
They're making so much money I want to puke.

Why am I always the last one?

If I'd started with all of them I'd probably be sitting on a $100k right now.

Have you seen it?

Go here

Well, I guess it's not too late, I'm not sure if he's going to stop it or anything -
there's an option for a lifetime membership...so that probably won't happen.

Oh, there's also a 45 day trial if you don't want to subscribe :)


Later,

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Our address is Pacific R.1512, British Virgin Islands,
If you do not wish to receive future email, click here.
(You can also send your request to Customer Care at the street address above.)

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.