domingo, 20 de junio de 2010

SEMANA DEL 21 DE JUNIO. E.M.T.

SEMANA DEL 21 DE JUNIO.

Cantico 52

Estudio biblico de la congregacion.

cf cap, 6 parras. 1-18.

Núm. 1:     1 Reyes 1:1-14

Núm. 2:                 ¿Qué consecuencias puede tener nuestro futuro la veneración de imágenes? (rs pág. 182 párrs. 3-6)

Núm. 3:            Por que nos beneficia tanto física como espiritualmente obedecer a Dios.


Cuadro de texto: Lectura de la Biblia: 1 Reyes1 y 2*** w05 1/7 págs. 28-29 Puntos sobresalientes del libro de Primero de los Reyes ***

embargo, puesto que sus hermanos mayores, Amnón y Absalón, ya estaban muertos, y probablemente había muerto el otro hijo de David, Kileab, es razonable concluir que Adonías pensaba que tenía derecho al trono por ser el mayor de los hijos que le quedaban al rey (2 Samuel 3:2-4; 13:28, 29; 18:14-17). Ya que había obtenido el apoyo de Joab, el poderoso jefe del ejército, y de Abiatar, el influyente sumo sacerdote, es probable que Adonías se sintiera seguro de que lograría su objetivo. La Biblia no dice si él sabía que David planeaba darle el trono a Salomón; sin embargo, no invitó a Salomón ni a otros siervos leales a David a "un sacrificio" (1 Reyes 1:9, 10). Tal acción da a entender que consideraba a Salomón un rival.

1:49-53; 2:13-25. ¿Por qué mandó Salomón que se diera muerte a Adonías después que lo había perdonado? Cuando Adonías le pidió a Bat-seba que le solicitara al rey que le entregara a Abisag como esposa, ella no se dio cuenta del verdadero motivo por el que él lo hacía, pero Salomón sí lo percibió. Aunque David no había tenido relaciones sexuales con la bella Abisag, era considerada su concubina. Según la costumbre de aquellos días, ella solo podía pertenecer al heredero legal de David. Adonías tal vez pensó que si conseguía a Abisag como esposa, podría hacer otro intento de apoderarse de la corona. Salomón interpretó la petición de Adonías como una manifestación de su ambición de conseguir el trono y, por eso, retiró el perdón.

2:26, 27, 35. Siempre se cumple lo que Jehová predice. El que se removiera de su puesto a Abiatar, un descendiente de Elí, cumplió "la palabra de Jehová que él había hablado contra la casa de Elí". El reemplazo de Abiatar por Sadoc, de la línea de Finehás, cumplió lo que dice Números 25:10-13 (Éxodo 6:25; 1 Samuel 2:31; 3:12; 1 Crónicas 24:3).

Cuadro de texto: Núm. 1:	1 Reyes 1:1-14 2:37, 41-46. ¡Qué peligroso es pensar que podemos desobedecer la ley de Dios y salirnos con la nuestra! Quienes se desvían deliberadamente del 'camino estrecho que conduce a la vida' sufrirán las consecuencias de tal decisión imprudente (Mateo 7:14).


Núm. 1:            1 Reyes 1:1-14.

Núm. 2:            ¿Qué consecuencias puede tener nuestro futuro la veneración de imágenes? (rs pág. 182 párrs. 3-6).

Cuadro de texto: Núm. 2:	¿Qué consecuencias puede tener nuestro futuro la veneración de imágenes? (rs pág. 182 párrs. 3-6) *** rs pág. 182 Imágenes ***

¿Qué efecto puede tener en nuestro propio futuro el que usemos imágenes en la adoración?

Deu. 4:25, 26, FS: "Si os corrompéis y os hacéis un ídolo, una imagen cualquiera ["ídolos de cualquier clase", NC; "cualquier figura", NBE], si hacéis lo que es malo a los ojos del Señor, tu Dios, para irritarle, yo pongo hoy por testigo, contra vosotros, el cielo y la tierra, que [...] seréis totalmente destruidos." (El punto de vista de Dios no ha cambiado. Véase Malaquías 3:5, 6.)

1 Cor. 10:14, 20, BJ: "Por eso, queridos, huid de la idolatría. [...] ¡lo inmolan a los demonios y no a Dios! Y yo no quiero que entréis en comunión con los demonios."

Apo. (Rev.) 21:8, BJ: "Los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los idólatras y todos los embusteros tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre —que es la muerte segunda [nota al pie de la pág.: "la muerte eterna"]."

Cuadro de texto: Núm. 3:	Por que nos beneficia tanto física como espiritualmente obedecer a Dios Sal. 115:4-8, BJ (113:4-8, segundo conjunto de números, NC): "Los ídolos de ellos, plata y oro, obra de mano de hombre. Tienen boca y no hablan, tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen, nariz tienen y no huelen. Tienen manos y no palpan, tienen pies y no caminan, ni un solo susurro en su garganta. Como ellos serán los que los hacen, cuantos en ellos ponen su confianza.".

Núm. 3:            Por que nos beneficia tanto física como espiritualmente obedecer a Dios.

*** w89 1/11 págs. 13-14 párrs. 13-14 La limpieza moral es la hermosura de los jóvenes ***

13 Considera el hecho de que Dios limite las relaciones sexuales a los casados y prohíba estrictamente la fornicación. (Hebreos 13:4.) ¿Te priva de algo bueno el obedecer esa ley? ¿Establecería un Padre celestial amoroso una ley que te impidiera disfrutar de la vida? ¡Claro que no! Mira lo que ocurre en la vida de otros jóvenes que pasan por alto la ley moral de Dios. Las preñeces no deseadas suelen llevar a las muchachas a provocarse abortos o, quizás, a casarse demasiado jóvenes. En muchos casos significa tener que criar al hijo sin un esposo. Además, los jóvenes que practican la fornicación 'pecan contra su propio cuerpo' y se exponen a enfermedades transmitidas por las relaciones sexuales. (1 Corintios 6:18.) Y cuando un joven dedicado a Jehová comete fornicación, los efectos emocionales pueden ser.

devastadores. El tratar de reprimir el remordimiento de una mala conciencia puede ocasionar fatiga y noches sin dormir. (Salmo 32:3, 4; 51:3.) ¿No es obvio, pues, que la ley de Jehová que prohíbe la fornicación tiene como propósito protegerte? ¡El mantener la limpieza moral te beneficia muchísimo!

14 Es cierto que no es fácil adherirse a las leyes estrictas de Dios sobre la moralidad. Por eso, algunos jóvenes han concluido que la mejor protección es casarse durante la adolescencia. 'Después de todo —razonan—, ¿no dice 1 Corintios 7:9: "Si no tienen autodominio, cásense, porque mejor es casarse que estar encendidos de pasión"?' No obstante, tal punto de vista refleja falta de perspicacia. Las palabras de Pablo no se dirigen a adolescentes, sino a los que han "pasado la flor de la juventud". (1 Corintios 7:36.) En la mayoría de los casos, los que aún están en la flor de la juventud no se han desarrollado suficientemente en sentido emocional ni espiritual para poder afrontar las presiones y responsabilidades que vienen con el matrimonio. La publicación Journal of Marriage and the Family informa: "Los que se casan a edad temprana experimentan menos satisfacción marital porque no están preparados para desempeñar su papel en el matrimonio. Cuando los cónyuges no desempeñan bien su papel, disminuye la satisfacción, y eso a su vez causa inestabilidad marital". De modo que la solución no es casarte mientras eres joven, sino mantener la castidad mientras seas soltero hasta que hayas cultivado todas las cualidades necesarias para un matrimonio de éxito.

 

*** cf cap. 6 págs. 64-65 "Aprendió la obediencia" ***

Recompensas de obedecer como lo hizo Cristo

22 La obediencia de Jesús se vio sometida a la prueba máxima cuando se encaró a la muerte. En aquel tenebroso día "aprendió la obediencia" en todo el sentido de la palabra. Hizo la voluntad del Padre, y no la suya (Lucas 22:42). Al pasar esta prueba, dejó un modelo perfecto de integridad (1 Timoteo 3:16). De este modo, se convirtió en la respuesta a una cuestión muy antigua: la de si un ser humano perfecto puede ser obediente a Jehová aun bajo prueba. Adán y Eva fallaron. Entonces vino Jesús, quien con su vida y su muerte dejó claro cuál era la verdad al respecto. La más importante de todas las criaturas de Jehová suministró la respuesta más contundente posible. Fue obediente a pesar del precio tan alto que tuvo que pagar.

23 Damos prueba de nuestra integridad, o devoción incondicional a Jehová, siendo obedientes. Debido a su obediencia, Jesús se mantuvo íntegro y así benefició a la humanidad (Romanos 5:19). En consecuencia, Jehová lo recompensó generosamente. Si nosotros obedecemos a Cristo, nuestro Amo, Jehová también nos dará una recompensa, pues la obediencia a Cristo lleva a "la salvación eterna" (Hebreos 5:9).

24 Además, la integridad ya es de por sí un premio. Proverbios 10:9 dice: "El que está andando en integridad andará en seguridad". Si comparáramos la integridad a una mansión hecha con ladrillos de calidad, cada acto de obediencia equivaldría a uno de ellos. Por sí solo, un ladrillo tal vez parezca insignificante, pero ocupa su lugar y tiene su importancia. Y cuando unimos uno tras otro, construimos algo de mucho más valor. Con nuestros actos de obediencia sucede igual: a medida que se acumulan día a día y año tras año, vamos construyendo la espléndida morada de nuestra integridad.

                                          gomezburgara@hotmail.com  


Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.