martes, 30 de agosto de 2011

REPASO DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO TEOCRÁTICO Semanas del 4 de julio al 29 de agosto de 2011

REPASO DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO TEOCRÁTICO
Semanas del 4 de julio al 29 de
agosto de 2011

1. Por qué es la bondad amorosa de Dios “mejor que la vida”? (Salmo 63:3)
w01 15/10 págs. 15-16 párr. 17 ¿Quién nos separará del amor de Dios?
¿Cuánto valoramos el amor de Dios? ¿Opinamos como David, que escribió: “Porque tu bondad amorosa es mejor que la vida, mis propios labios te encomiarán. Así te bendeciré durante el transcurso de mi vida; en tu nombre levantaré las palmas de mis manos”? (Salmo 63:3, 4.) ¿Ofrece la vida en este mundo algo mejor que disfrutar del amor de Dios y de su noble amistad? Por ejemplo, ¿es mejor luchar por una profesión lucrativa que gozar de paz mental y felicidad gracias a una relación estrecha con Dios? (Lucas 12:15.) Algunos cristianos se han enfrentado a la disyuntiva de renunciar a Jehová o arrostrar la muerte, como muchos de los testigos de Jehová internados en los campos de concentración nazis de la segunda guerra mundial. Nuestros hermanos, con muy pocas excepciones, optaron por permanecer en el amor de Dios, dispuestos a morir. Quienes continúan leales en su amor pueden confiar en que recibirán de Dios un futuro eterno, porvenir que el mundo es incapaz de asegurarnos (Marcos 8:34-36). Con todo, la vida eterna no es lo único que está implicado.
2. ¿Qué indica el Salmo 70 sobre David?
w08 15/9 pág. 4 párr. 4 Jehová, el “Libertador”, protege a sus siervos de tiempos bíblicos
¿Qué indica el Salmo 70 sobre David? Muestra que cuando se enfrentó a sus enemigos, que deseaban verlo muerto, no quiso tomarse la justicia por su propia mano. Por el contrario, dejó que Jehová se encargara de ellos en el momento y de la manera que él quisiera (1 Sam. 26:10). David nunca dudó de que Jehová ayuda y libra a quienes lo buscan (Heb. 11:6). Además, siempre estuvo convencido de que los siervos de Dios tienen muchas razones para ser felices y para alabarlo hablándoles a los demás de su grandeza (Sal. 5:11; 35:27).
3. ¿Qué advertencia contiene Salmo 75:5?
w06 15/7 pág. 11 Puntos sobresalientes de los libros tercero y cuarto de los Salmos
75:4, 5, 10. ¿Qué se simboliza con el “cuerno”? Los cuernos de los animales son armas poderosas. Por lo tanto, la palabra “cuerno” simboliza el poder o la fortaleza. Jehová levanta los cuernos de su pueblo, lo que indica que lo ensalza, al tiempo que „corta los cuernos de los inicuos‟. Aquí también se nos previene contra „ensalzar en alto nuestro cuerno‟, o desarrollar una actitud orgullosa o arrogante. Como es Jehová quien ensalza, hemos de ver todas las responsabilidades que se nos asignan en la congregación como dádivas procedentes de él (Salmo 75:7).
4. ¿Qué oraciones en particular podemos esperar que Jehová escuche? (Salmo 79:9)
w06 15/7 pág. 12 Puntos sobresalientes de los libros tercero y cuarto de los Salmos
79:9. Jehová escucha nuestras oraciones, y más aún cuando están relacionadas con la santificación de su nombre.
5. ¿Qué son las “cosas escondidas” mencionadas en Salmo 90:7, 8?
w01 15/11 págs. 12-13 párrs. 14-16 Jehová nos muestra cómo contar nuestros días
El salmista agrega lo siguiente refiriéndose a Dios: “Nos hemos acabado en tu cólera, y por tu furia hemos sido perturbados. Has colocado nuestros errores precisamente enfrente de ti; nuestras cosas escondidas, delante de tu rostro brillante. Porque todos nuestros días han llegado a su declinación en tu furor; hemos terminado nuestros años lo mismo que un susurro” (Salmo 90:7-9).
Los israelitas infieles „se acabaron en la cólera de Dios‟. „Por su furia fueron perturbados‟ o, como dice la Nueva Versión Internacional, „su indignación los aterró‟. Algunos “quedaron tendidos en el desierto” como consecuencia de los juicios divinos (1 Corintios 10:5). Jehová „colocó sus errores precisamente enfrente de él‟. Les pidió cuentas por las malas acciones que realizaron en público, y hasta sus “cosas escondidas”, es decir, los pecados ocultos, estuvieron „delante de Su rostro brillante‟ (Proverbios 15:3). Los israelitas impenitentes, objeto de la ira de Dios, „terminaron sus años lo mismo que un susurro‟. Efectivamente, la vida es fugaz, como un suspiro.
Si practicáramos el pecado en secreto, tal vez conseguiríamos ocultarlo de los demás durante un tiempo, pero esa falta escondida estaría „delante del rostro brillante de Jehová‟ y estropearía nuestra relación con él. A fin de recuperar la intimidad con Dios, tendríamos que pedirle perdón, abandonar el pecado y aceptar agradecidos la ayuda espiritual de los ancianos cristianos (Proverbios 28:13; Santiago 5:14, 15). Eso sería mucho mejor que „terminar nuestros años lo mismo que un susurro‟ y poner en peligro la esperanza de vida eterna.
6. Según señala Salmo 92:12-15 ¿qué importante responsabilidad se les da a los mayores de la congregación?
w04 15/5 págs. 13-14 párrs. 15-18 Los mayores son miembros valiosos de nuestra hermandad cristiana
Los siervos de Dios de edad avanzada cumplen gozosamente con su responsabilidad de “anunciar que Jehová es recto”. Si usted es un cristiano mayor, sus palabras y acciones pueden demostrar a otros que „Jehová es su Roca, en quien no hay
REPASO DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO TEOCRÁTICO
Semanas del 4 de julio al 29 de
agosto de 2011

injusticia‟ (Salmo 92:15). La palmera da testimonio mudo de las cualidades superlativas del Creador. Pero Jehová le ha dado a usted el privilegio de dar testimonio de él a los que están abrazando la adoración verdadera (Deuteronomio 32:7; Salmo 71:17, 18; Joel 1:2, 3). ¿Por qué es importante que lo haga?
Cuando Josué, caudillo de Israel, “era viejo y avanzado en días”, “procedió a llamar a todo Israel, a sus ancianos y sus cabezas y sus jueces y sus oficiales”, y a recordarles que Jehová es recto en sus tratos. Les dijo: “Ni una sola palabra de todas las buenas palabras que Jehová su Dios les ha hablado ha fallado. Todas se han realizado para ustedes” (Josué 23:1, 2, 14). Estas palabras fortalecieron por un tiempo su determinación de mantenerse fieles. Pero tras la muerte de Josué, “empezó a levantarse otra generación que no conocía a Jehová ni la obra que él había hecho por Israel. Y los hijos de Israel se pusieron a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová, y a servir a los Baales” (Jueces 2:8-11).
La integridad de la congregación cristiana de hoy no depende del testimonio oral de los siervos de Dios de edad avanzada. Aun así, nuestra fe en Jehová y en sus promesas se reafirma cuando escuchamos relatos de primera mano sobre “la gran obra” que Dios ha hecho por su pueblo en estos últimos días (Jueces 2:7; 2 Pedro 1:16-19). Si usted ha estado en la organización de Jehová por muchos años, tal vez recuerde la época en que había muy pocos proclamadores del Reino en su región o país, o cuando la predicación afrontaba una fuerte oposición. Con el paso del tiempo, usted ha visto cómo Jehová ha eliminado ciertos obstáculos y ha „acelerado‟ el aumento (Isaías 54:17; 60:22). Ha visto aclararse verdades bíblicas y ha presenciado la refinación progresiva de la parte visible de la organización de Dios (Proverbios 4:18; Isaías 60:17). ¿Procura usted animar a otros contándoles relatos personales tocante a lo recto que es Jehová en sus tratos? ¡Qué efecto tan positivo y fortalecedor puede tener esto en la hermandad cristiana!
¿Qué hay de las ocasiones en las que usted mismo ha experimentado el cuidado amoroso y la guía de Jehová en su vida? (Salmo 37:25; Mateo 6:33; 1 Pedro 5:7.) Una hermana mayor llamada Martha solía animar a otros diciendo: “Pase lo que pase, nunca abandones a Jehová. Él te sostendrá”. Este consejo tuvo un profundo efecto en Tolmina, que se bautizó a principios de la década de 1960 tras haber estudiado la Biblia con Martha. “Cuando mi esposo murió —recuerda ella—, me sentí muy desanimada, pero gracias a aquellas palabras resolví no perderme ni una sola reunión. Y Jehová me dio las fuerzas para seguir adelante.” Tolmina ha dado el mismo consejo a sus estudiantes de la Biblia con el paso de los años. Usted también puede contribuir mucho a fortalecer la fe de sus hermanos cristianos si los anima y les relata ejemplos de la rectitud de Jehová en sus tratos.
7. ¿Contradicen las palabras del salmista en Salmo 102:25-27 el propósito eterno de Dios para la Tierra? (Génesis 1:28)
w08 1/4 pág. 12 ¿Será destruido el planeta Tierra?
Con estas palabras, el salmista no desmintió el propósito eterno de Dios para la Tierra. Más bien, estaba contrastando la existencia eterna de Dios con el carácter perecedero de toda la materia creada por él. Si no fuera por el poder eterno y renovador de Dios, el universo —lo que incluye el sistema solar del que depende nuestro planeta para tener luz, energía y estabilidad orbital— se sumiría en un caos absoluto que lo conduciría a su destrucción. Así que, por sí sola, la Tierra se „gastaría‟, es decir, llegaría a su fin.
8. ¿Qué lección sobre la falta de discernimiento resalta Salmo 106:7?
w95 1/9 págs. 19-20 ¿Puede cultivar más discernimiento?
El peligro de no mostrar discernimiento se hace patente en un suceso que tuvo lugar en los albores de la historia de Israel. Pensando en aquella ocasión, el salmista inspirado dijo: “Respecto a nuestros antepasados en Egipto, no mostraron perspicacia en cuanto a tus obras maravillosas. No se acordaron de la abundancia de tu magnífica bondad amorosa, sino que se portaron con rebeldía junto al mar, al lado del mar Rojo”. (Salmo 106:7.)
Para cuando Moisés sacó a Israel de Egipto, Jehová ya había demostrado su poder y determinación de liberar a su pueblo enviando diez plagas sobre aquella poderosa potencia mundial. Después de que Faraón dejó marchar a los israelitas, Moisés los dirigió a las orillas del mar Rojo. Pero los ejércitos de Egipto salieron en su persecución. Parecía que los israelitas se hallaban atrapados y que la libertad que acababan de obtener iba a durarles muy poco. Así que el relato bíblico dice: “A los hijos de Israel les dio mucho miedo, y empezaron a clamar a Jehová”. Y acusaron a Moisés, diciendo: “¿Qué es esto que nos has hecho, al habernos sacado de Egipto? [...] Porque nos es mejor servir a los egipcios que morir en el desierto”. (Éxodo 14:10-12.)
Su temor parecería comprensible si no recordáramos que ya habían visto diez demostraciones sobresalientes del poder de Jehová. Conocían por experiencia lo que Moisés les recordó unos cuarenta años después: “Jehová nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, y con gran aterramiento, y con señales y milagros”. (Deuteronomio 26:8.) Por tanto, como escribió el salmista, cuando los israelitas se rebelaron contra la dirección de Moisés, “no mostraron perspicacia”. Sin embargo, Jehová fue fiel a su promesa y asestó una derrota aplastante al ejército egipcio. (Éxodo 14:19-31.)
De igual modo, nuestra fe podría tambalear si afrontáramos las pruebas con duda o indecisión. El discernimiento puede
REPASO DE LA ESCUELA DEL MINISTERIO TEOCRÁTICO
Semanas del 4 de julio al 29 de
agosto de 2011

ayudarnos a siempre ver los asuntos en su debida perspectiva, recordando que Jehová es muy superior a cualquier opositor. También nos ayudará a recordar lo que Jehová ya ha hecho por nosotros y a jamás perder de vista el hecho de que él “está guardando a todos los que lo aman”. (Salmo 145:18-20.)
9. ¿Qué juramento hace Jehová en Salmo 110:1, 4 con respecto a la descendencia prometida, o el Mesías? ¿Cómo bendecirá el Mesías a la humanidad?
cl cap. 19 pág. 194 párr. 13 “La sabiduría de Dios en un secreto sagrado”
Por inspiración divina, David escribió: “La expresión de Jehová a mi Señor es: „Siéntate a mi diestra hasta que coloque a tus enemigos como banquillo para tus pies‟. Jehová ha jurado (y no sentirá pesar): „¡Tú eres sacerdote hasta tiempo indefinido a la manera de Melquisedec!‟” (Salmo 110:1, 4). Estas palabras se refirieron directamente a la Descendencia prometida, el Mesías, quien no reinaría desde Jerusalén, sino desde su trono celestial, a la “diestra” del Todopoderoso (Hechos 2:35, 36). Por tanto, no solo gobernaría Israel, sino el planeta entero (Salmo 2:6-8). No obstante, el pasaje dejó ver algo más al indicar que Dios había jurado solemnemente que el Mesías sería “sacerdote [...] a la manera de Melquisedec”. Al igual que este hombre, que desempeñó funciones reales y sacerdotales en tiempos de Abrahán, la venidera Descendencia recibiría del Altísimo el nombramiento directo como Rey y también como Sacerdote (Génesis 14:17-20).
10. ¿Qué efecto tuvo en el salmista meditar sobre los beneficios de haber servido a Dios? (Salmo 116:12, 14)
w09 15/7 pág. 29 Seamos agradecidos al recibir y generosos al dar
El salmista se preguntaba: “¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios para conmigo?” (Sal. 116:12). ¿Qué beneficios había recibido él? Jehová lo había sostenido en una época de “angustia y desconsuelo”. De hecho, había “librado [su] alma de la muerte”. Ahora, él quería corresponderle de alguna manera. ¿Cómo podría hacerlo? Él mismo lo dijo: “Mis votos pagaré a Jehová” (Sal. 116:3, 4, 8, 10-14). Así es, el salmista estaba decidido a cumplir las promesas solemnes que le había hecho a Jehová, así como las obligaciones que tenía con él.
Nosotros podemos hacer lo mismo. ¿Cómo? Obedeciendo en todo momento las leyes y los principios divinos. Por eso, debemos asegurarnos de que la adoración a Jehová sea lo más importante en nuestra vida y de que el espíritu santo guíe todas nuestras acciones (Ecl. 12:13; Gál. 5:16-18). Claro, jamás podremos pagarle a Jehová todo lo que ha hecho por nosotros. Pero aun así, podemos alegrar su corazón si nos esforzamos de toda alma por servirle (Pro. 27:11). ¡Qué gran honor tenemos!

--
La hierba verde se ha secado,la flor se ha marchitado,pero en cuanto a la palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido.  ISAIAS 40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.google.com.mx/group/revistas-y-folletos-de-la-watchtower
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
http://www.facebook.com/pages/comunidad/265184583508407?ref=hnav  comunidad biblica.
gomezburgara@hotmail.com


Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.