lunes, 21 de enero de 2013

puntos sobresalientes mateo 12 a 15


CAPITULO 12
w94 1/11 pág. 13 párr. 16 Jehová, nuestro Padre tiernamente compasivo
16. ¿Por qué se compadece Jesús de la muchedumbre que lo sigue?
16 De estos sucesos aprendemos la clara lección de que cuando Jesús se ‘enternece’ hace algo positivo con el
fin de ayudar. En una ocasión posterior, Jesús observa a las muchedumbres que lo siguen. Mateo informa que
Jesús “se compadeció de ellas, porque estaban desolladas y desparramadas como ovejas sin pastor”. (Mateo
9:36.) Los fariseos hacen poco para saciar el hambre espiritual de la gente común. Por el contrario, agobian a los
humildes con muchas reglas innecesarias. (Mateo 12:1, 2; 15:1-9; 23:4, 23.) Su modo de ver a la gente común
quedó patente cuando dijeron de los que escuchaban a Jesús: “Esta muchedumbre que no conoce la Ley son
unos malditos”. (Juan 7:49.)
w95 15/6 pág. 21 párrs. 11-12 “Servicio sagrado con su facultad de raciocinio”
11. ¿Cómo ‘pasaron por alto la justicia y el amor de Dios’ los fariseos?
12. ¿Cómo podemos llegar a estar más armonizados con Jehová como Persona?
11 Los fariseos fracasaron estrepitosamente a este respecto. Ellos conocían los tecnicismos de la Ley, pero
no entendían su “gramática”. Podían recitar incontables detalles de la Ley, pero no comprendían a la
Personalidad que la inspiró. Jesús les dijo: “Dan el décimo de la hierbabuena y de la ruda y de toda otra
legumbre, pero pasan por alto la justicia y el amor de Dios”. (Lucas 11:42.) Los fariseos tenían una mente
inflexible y un corazón endurecido, lo cual les impidió emplear su facultad de raciocinio. Su modo de razonar
contradictorio se puso de manifiesto cuando criticaron a los discípulos de Jesús por arrancar las espigas y comer
grano en sábado, pero no sintieron ningún remordimiento de conciencia cuando más tarde ese mismo día
conspiraron para matar a Jesús. (Mateo 12:1, 2, 14.)
12 No queremos ser como los fariseos. Nuestro conocimiento de la Palabra de Dios debe ayudarnos a estar
más armonizados con Jehová como Persona. ¿Cómo podemos lograrlo? Después de leer un pasaje de la Biblia
o de una publicación bíblica, a algunos cristianos les ha beneficiado meditar sobre las siguientes preguntas:
‘¿Qué me enseña esta información acerca de Jehová y sus cualidades? ¿Cómo puedo manifestar las cualidades
de Jehová al tratar con otras personas?’. Meditar en estas preguntas hace que se desarrolle nuestra facultad de
raciocinio y nos ayuda a ser “imitadores de Dios”. (Efesios 5:1.)
cl cap. 15 pág. 153 párrs. 11-12 Jesús ‘establece la justicia en la Tierra’
11, 12. ¿Cómo expresó Jesús su rechazo a las tradiciones antibíblicas de los fariseos?
11 En tal ambiente, ¿cómo ayudaría Jesús a la gente a comprender lo que es la justicia? Tanto en su vida
como en su doctrina, se opuso con valor a los guías religiosos. Veamos primero algunas enseñanzas de Cristo,
quien condenó sin rodeos sus múltiples reglas humanas, diciendo: “Invalidan la palabra de Dios por la tradición
suya que ustedes transmitieron” (Marcos 7:13).
12 Jesús señaló enérgicamente que los fariseos estaban equivocados tocante al precepto sabático y que, de
hecho, no habían comprendido su razón de ser. Explicó que, como Mesías, era “Señor del sábado” y, por tanto,
tenía derecho a efectuar curaciones milagrosas ese día (Mateo 12:8). Y las hizo abiertamente, con lo que
subrayó ese punto (Lucas 6:7-10). De este modo mostró por anticipado la restitución de la salud que llevará a
cabo en la Tierra durante su Reinado de Mil Años. Ese período será el sábado por excelencia, en el que la
humanidad fiel descansará por fin de siglos de trabajo sometida a las cargas del pecado y la muerte.
w70 15/10 pág. 637 ¿Recuerda usted?
Según Jesús, la ley del día sabático que Jehová dio a Israel señaló hacia el futuro ¿a qué (Mat. 12:8)?
Señaló hacia el futuro al reinado de mil años de Cristo, el séptimo período en una serie de períodos de mil
años o milenios.—Pág. 207.
w86 15/8 pág. 30 ¿Recuerda usted?
¿En qué sentido era Jesús el “Señor del sábado”, según se declara en Mateo 12:8?
Jesús estaba refiriéndose a su pacífico reinado de mil años. El gran reinado sabático de Cristo será un tiempo
en que se descansará de todo sufrimiento y toda opresión.—15/7, página 9.
w08 15/2 pág. 15 párr. 18 Jesucristo, el más grande de los misioneros
18. ¿Por qué decimos que Jesús era humilde?
18 A fin de cumplir con la comisión de venir a la Tierra, Jesús “se despojó a sí mismo y tomó la forma de un
esclavo y llegó a estar en la semejanza de los hombres” (Fili. 2:7). Esta fue una muestra de gran humildad.
Además, nunca menospreció a las personas ni les exigió de manera arrogante que le escucharan porque él
había venido del cielo. A diferencia de los mesías falsos, no andaba pregonando a los cuatro vientos que él era el
Mesías. En ocasiones hasta le dijo a la gente que no comentara con otros quién era él ni lo que había hecho
(Mat. 12:15-21). Quería que cada uno decidiera por sí mismo si lo seguiría o no a partir de lo que observara. Por
otra parte, Jesús nunca les exigió a sus discípulos que fueran perfectos como los ángeles con los que había
vivido en el cielo.
ol parte 3 pág. 11 párr. 22 ¿Quiénes habitan el mundo de los espíritus?
22. ¿Qué han hecho los demonios a los seres humanos?
22 Hay otros ángeles que apoyaron a Satanás en su rebelión contra Dios. Se les llama demonios y son
enemigos de los seres humanos. Actúan cruel y despiadadamente. En el pasado, hacían que algunas personas
se quedaran mudas y ciegas (Mateo 9:32, 33; 12:22). A otras les causaban enfermedades o hacían que actuaran
como locas (Mateo 17:15, 18; Marcos 5:2-5). Hasta atormentaban a los niños (Lucas 9:42).
cf cap. 1 pág. 9 párr. 9 ¿Qué implica la invitación de Jesús “Sé mi seguidor”?
9. ¿Qué diferencia a Jesús de los demás dirigentes?
9 En primer lugar, Jesús ha sido elegido por Jehová Dios. La mayoría de los dirigentes humanos han sido
escogidos por personas que son igual de imperfectas que ellos y que, por tanto, son presa fácil de engaños y
errores de juicio. Pero Jesús es un caudillo muy diferente, como lo indica el propio título que recibe. La palabra
Cristo, al igual que Mesías, significa “Ungido”. Jesús fue ungido (o sea, nombrado para desempeñar un cargo
sagrado) por el propio Señor Soberano del universo. En efecto, Jehová Dios dijo con referencia a su Hijo: “¡Mira!
¡Mi siervo a quien escogí, mi amado, a quien mi alma aprobó! Pondré mi espíritu sobre él” (Mateo 12:18). Nadie
sabe mejor que el Creador la clase de dirigente que nos hace falta. Y como Jehová posee sabiduría infinita,
podemos confiar plenamente en su elección (Proverbios 3:5, 6).
w92 15/9 pág. 9 párr. 7 Jehová perdona en gran manera
7. ¿Por qué podemos decir que algunos de los opositores religiosos de Jesús cometieron un pecado
imperdonable?
7 Ciertos líderes religiosos judíos que se opusieron a Jesús cometieron un pecado voluntarioso, y por lo tanto
imperdonable. Aunque vieron el espíritu santo de Dios en acción a medida que Jesús hacía el bien y ejecutaba
milagros, aquellos clérigos atribuyeron Su poder a Beelzebub, o sea, Satanás el Diablo. Pecaron con pleno
conocimiento de que era innegablemente el espíritu de Dios en acción. Así, cometieron un pecado imperdonable,
pues Jesús dijo: “Cualquiera que hable contra el espíritu santo, no le será perdonado, no, ni en este sistema de
cosas ni en el venidero”. (Mateo 12:22-32.)
w10 15/6 págs. 18-19 párr. 14 Venzamos el mal controlando la ira
14. ¿Cómo podemos combatir la influencia divisiva del Diablo?
14 Satanás y sus demonios quieren que dejemos de predicar, y por ello tratan de perturbar la paz de las
familias y las congregaciones. Como saben que las divisiones internas son destructivas, se dedican a sembrar
discordia (Mat. 12:25). Si queremos combatir su malévola influencia, debemos seguir este consejo de Pablo: “El
esclavo del Señor no tiene necesidad de pelear, sino de ser amable para con todos” (2 Tim. 2:24). Recordemos
que nuestra lucha no es “contra sangre y carne, sino contra [...] fuerzas espirituales inicuas”. Para vencer,
siempre hemos de usar la armadura espiritual, la cual incluye “el equipo de las buenas nuevas de la paz” (Efe.
6:12-18).
ol parte 8 pág. 25 párr. 1 Rechace la religión falsa; practique la religión verdadera
1. Con respecto a la adoración, ¿qué elección tiene que hacer la gente hoy en día?
JESÚS dijo: “El que no está de parte mía, contra mí está” (Mateo 12:30). O estamos de parte de Jehová, o de
parte de Satanás. La mayoría de la gente cree que sirve a Dios de forma aceptable, pero la Biblia dice que
Satanás está “extraviando a toda la tierra habitada” (Revelación 12:9). Millones de personas afirman que adoran
a Dios, pero en realidad sirven a Satanás el Diablo. Hoy día la gente tiene que hacer esta elección: o sirve a
Jehová, “el Dios de la verdad”, o a Satanás, “el padre de la mentira” (Salmo 31:5; Juan 8:44).
w84 15/8 pág. 19 párr. 15 Cómo llegar a ser ministros eficientes
15. ¿Cómo reacciona la gente al ministerio de usted? Pero ¿qué debemos recordar?
15 Tenemos que reconocer que nuestro mensaje y la versión de éste que publican los medios de información y
los opositores podrían también sonar extraños a nuestro público moderno. Como resultado, muchas personas,
predispuestas debido a rumores, prejuzgan el asunto y nos rechazan sin habernos oído antes. Otras, como
aquéllas de Atenas, aceptan más información antes de tomar una decisión. Por supuesto, una vez han
escuchado, puede que todavía se mofen de la esperanza del Reino como algo increíble. Sin embargo, recuerde
que ellas rechazan a Cristo y su mensaje, no a usted. (Hechos 17:32-34; Mateo 12:30.)
w91 1/4 págs. 10-11 párrs. 12-13 Ahora es el tiempo de buscar a Jehová
12, 13. ¿Por qué tenemos que tomar acción respecto a la adoración verdadera?
12 ¿Por qué es esencial que todos demos el paso de identificarnos con Jehová Dios y su adoración
verdadera? Porque los acontecimientos mundiales se acercan a una culminación. Las páginas de la historia
están pasando con tanta rapidez que el hombre ni siquiera puede leerlas. Este no es el tiempo para indecisión ni
tibieza. Jesús dijo muy claramente: “El que no está de parte mía, contra mí está; y el que no recoge conmigo,
desparrama”. También declaró: “El que se avergüence de mí y de mis palabras, de este se avergonzará el Hijo
del hombre cuando llegue en su gloria y en la del Padre y de los santos ángeles”. (Mateo 12:30; Lucas 9:26.)
13 ¡Ahora es el tiempo para manifestar celo y entrar en acción! Nosotros sabemos en qué dirección van los
acontecimientos mundiales, y en el horizonte asoma el Armagedón. Por eso se nos insta a buscar a Jehová
ahora, antes del ‘día de su cólera’, mientras todavía se le pueda hallar. En la gran tribulación será demasiado
tarde. (Sofonías 2:2, 3; Romanos 13:11, 12; Revelación 16:14, 16.)
w92 15/9 pág. 9 párr. 5 Jehová perdona en gran manera
5. ¿Por qué puede decirse que algunos pecados son imperdonables?
5 Algunos pecados son imperdonables. Jesucristo dijo: “Toda suerte de pecado y blasfemia será perdonada a
los hombres, pero la blasfemia contra el espíritu no será perdonada”. (Mateo 12:31.) Como se ve, la blasfemia
contra el espíritu santo o fuerza activa de Dios no será perdonada. El apóstol Pablo aludió a ese pecado cuando
escribió: “Es imposible tocante a los que una vez por todas han sido iluminados, [...] pero que han caído en la
apostasía, revivificarlos otra vez al arrepentimiento, porque de nuevo fijan en un madero al Hijo de Dios para sí
mismos y lo exponen a vergüenza pública”. (Hebreos 6:4-6.)
wt cap. 9 págs. 87-88 párr. 15 El poder de la esperanza de la resurrección
15. a) ¿Quiénes no serán resucitados? b) ¿Qué efecto debería tener en nosotros conocer la verdad sobre
la resurrección?
15 Sin embargo, no todos los seres humanos que han vivido y muerto serán resucitados. Algunos han
cometido pecados imperdonables, y por ello no están en el Hades, sino en el Gehena, que simboliza la
destrucción eterna. Allí también irán quienes sean ejecutados en la “gran tribulación” que se aproxima (Mateo
12:31, 32; 23:33; 24:21, 22; 25:41, 46; 2 Tesalonicenses 1:6-9). Así, aunque Jehová manifiesta una misericordia
extraordinaria al liberar a los muertos del Hades, esta esperanza no es razón para vivir como nos plazca, pues
no hay resurrección posible para quienes de forma voluntaria se rebelan contra la soberanía de Jehová.
El conocimiento de estos hechos debería impulsarnos a vivir en armonía con la voluntad de Dios, demostrando
así que apreciamos profundamente su bondad inmerecida.
w71 1/8 págs. 464-465 párr. 19 El corazón humano es traicionero
19. ¿Qué influencia tiene el corazón en la lengua?
19 Moralmente, tal vez tengamos controlado nuestro corazón, pero, ¿qué hay de los otros motivos del
corazón? ¿Cómo estamos usando la lengua, por ejemplo? Jesús enunció el principio: “De la abundancia del
corazón habla la boca.” (Mat. 12:34, 35; Pro. 15:28) El buen corazón lo mueve a uno a hablar cosas buenas. Sin
embargo, si alguien “no refrena su lengua, sino que sigue engañando su propio corazón, la forma de adoración
de este hombre es vana.” El chismear es mala medicina para el corazón. Si no tenemos cuidado, el corazón
simplemente se deleita mucho en saborear detalles “suculentos” acerca de otros y en esparcirlos por todos lados.
Pero el esparcir rumores y semiverdades es desamorado.—Sant. 1:26.
es11 pág. 127
De la abundancia del corazón habla la boca (Mat. 12:34).
7, 8. a) ¿Cómo podemos demostrar que amamos a Dios? b) ¿A pesar de qué actitud de la gente seguimos
cumpliendo los mandamientos divinos?
¿Cómo podemos demostrar nuestro amor y gratitud por todo lo que Jehová ha hecho? Veamos la clara respuesta
que da la Biblia: “Esto es lo que el amor de Dios significa: que observemos sus mandamientos; y, sin embargo,
sus mandamientos no son gravosos” (1 Juan 5:3). Como vemos, si amamos a nuestro Padre, querremos cumplir
lo que él nos pide. Esta es una de las razones por las que damos testimonio de su nombre y su Reino, labor que
además redunda en beneficio para nuestros oyentes. Cuando participamos en esta obra porque nos nace del
corazón, demostramos que los motivos por los que obedecemos a Dios son puros. (Mat. 12:34).
Claro, muchas personas son indiferentes al mensaje del Reino o incluso lo rechazan. Pero nosotros, al igual que
nuestros hermanos del mundo entero, seguimos esforzándonos por difundir el conocimiento de Jehová, por
realizar nuestro ministerio y por obedecer los demás mandamientos divinos (2 Tim. 4:5). w09 15/12 4:7, 8
w92 1/8 pág. 12 párr. 18 ‘Que su adelantamiento sea manifiesto’
18. ¿Cómo se pone de manifiesto nuestro adelantamiento espiritual?
18 El dejar que nuestro adelantamiento sea manifiesto no significa que nos esforzamos por ostentar lo que
sabemos ni tratamos de impresionar a otros. Jesús declaró: “Ustedes son la luz del mundo. No se puede
esconder una ciudad cuando está situada sobre una montaña”, y “de la abundancia del corazón habla la boca”.
(Mateo 5:14; 12:34.) Cuando nuestro corazón y nuestra mente están llenos de cosas buenas de la Palabra de
Dios, es inevitable que lo manifestemos en lo que hacemos y decimos.
w03 15/9 págs. 10-11 párr. 5 Las conversaciones espirituales edifican
5. ¿Por qué puede decirse que el corazón es un factor clave para entablar conversaciones edificantes?
5 Para cultivar el hábito de entablar conversaciones edificantes, primero debemos reconocer que nuestras
palabras reflejan lo que tenemos en el corazón. Jesús dijo: “De la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo
12:34). Dicho sencillamente, nos gusta hablar de lo que es importante para nosotros. Por consiguiente, debemos
preguntarnos: “¿Qué revelan mis conversaciones sobre lo que hay en mi corazón? Cuando estoy con la familia o
con los hermanos, ¿gira mi conversación en torno a asuntos espirituales, o hablo siempre de deportes, ropa,
películas, comida, mis últimas compras y cosas intrascendentes?”. Puede que, sin darnos cuenta, nuestra vida y
nuestros pensamientos se hayan centrado en cuestiones de importancia secundaria. Si ese es el caso,
cambiemos nuestras prioridades y mejorará la calidad tanto de nuestras conversaciones como de nuestra vida
(Filipenses 1:10).
w85 1/2 pág. 8 párr. 3 ¿Quién puede leer la “señal” correctamente?
3. ¿Qué “señal”, que probaba que Jesús era el Mesías, no pudieron oscurecer los enemigos de Jesús?
3 Aquellos opositores orgullosos podían pronosticar el tiempo, pero eran demasiado hipócritas e ignorantes en
sentido espiritual para entender asuntos de importancia mucho mayor. Jesús ejecutó varias señales que
ayudaron a las personas de corazón honrado a creer en él (Juan 2:23). Pero una “señal” que especialmente
probó que él era el Mesías, o Cristo, fue su muerte en el día de la Pascua de 33 E.C. y su resurrección al tercer
día (Mateo 12:38-41; Lucas 11:30). Por supuesto, los enemigos de Jesús trataron de oscurecer aquella “señal”
(Mateo 27:62–28:20; Hechos 4:1-4). Pero antes que él ascendiera al cielo, más de 500 judíos llegaron a ser
testigos de su resurrección (1 Corintios 15:3-6). De manera similar, hoy hay una “señal” que no se puede
oscurecer. El leerla correctamente es asunto de vida o muerte. Pero ¿en qué consiste esta “señal”? ¿Y quién
puede leerla con exactitud?
km 12/00 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
. ¿Cómo podemos imitar a la reina de Seba, quien viajó una larga distancia para oír “la sabiduría de Salomón”?
(1 Rey. 10:1-9.) [Lectura semanal de la Biblia; véase w99-S 1/7 pág. 31 §1, 2.] Al examinar atentamente
el ejemplo y la actitud mental del Salomón Mayor, Jesús, y obedecer su mandato de hacer
discípulos (Mat. 12:42).
w99 1/7 pág. 31 Una visita bien recompensada
Jesús utilizó el ejemplo de la reina de Seba para dar una lección a los escribas y los fariseos. “La reina del Sur
será levantada en el juicio con esta generación, y la condenará —les dijo—; porque ella vino desde los fines de la
tierra para oír la sabiduría de Salomón, pero, ¡miren!, algo más que Salomón está aquí.” (Mateo 12:42.) En
efecto, la reina de Seba demostró tener un gran aprecio por la sabiduría proveniente de Dios. Si ella viajó
2.400 kilómetros para escuchar a Salomón, con cuánta más razón deberían los escribas y los fariseos haber
escuchado atentamente a Jesús, que estaba allí, justo delante de ellos.
Nosotros también podemos demostrar hoy que apreciamos profundamente al Salomón Mayor, Jesucristo.
¿Cómo? Una forma de hacerlo es obedeciendo su mandato de “[hacer] discípulos de gente de todas las
naciones” (Mateo 28:19). Otra manera es examinando de cerca su ejemplo y su actitud mental para después
imitarle (Filipenses 2:5; Hebreos 12:2, 3).
Sin duda, seguir el dechado del Salomón Mayor requerirá esfuerzo de nuestra parte. Pero seremos bien
recompensados. De hecho, Jehová promete a sus siervos que si tienen un espíritu de sacrificio, ‘abrirá las
compuertas de los cielos y realmente vaciará sobre ellos una bendición hasta que no haya más carencia’
(Malaquías 3:10).
cf cap. 8 págs. 83-84 párrs. 14-15 “Para esto fui enviado”
14, 15. a) ¿Cómo demostró Jesús que era “algo más que Salomón”? b) ¿De qué manera podemos imitar a
Jesús al transmitir a otros el mensaje del Reino?
14 Como comprobaremos a lo largo de esta sección, Jesús enseñaba de una manera atractiva y llena de vida;
conseguía llegar al corazón de sus oyentes. Esto nos recuerda al sabio rey Salomón, quien procuró hallar
palabras verdaderas, deleitables y correctas para escribir las ideas que recibió por inspiración divina (Eclesiastés
12:10). Gracias a la “anchura de corazón” que Jehová le otorgó a este hombre imperfecto, él podía disertar sobre
una gran diversidad de temas, desde los árboles y los arbustos hasta los peces y las bestias. La gente acudía
desde muy lejos para oírlo (1 Reyes 4:29-34). Con todo, no olvidemos que Jesús era “algo más que Salomón”
(Mateo 12:42). Esto quiere decir que él era mucho más sabio, que tenía más “anchura de corazón”. Cuando
enseñaba, recurría al conocimiento superior que poseía sobre la Palabra de Dios, así como sobre las distintas
clases de animales, el clima, la agricultura, la historia, los sucesos importantes de su día y las condiciones
sociales. Sin embargo, nunca presumió de sus conocimientos ni buscó impresionar a los demás. Por el contrario,
su mensaje fue siempre sencillo y claro. No sorprende, pues, que las multitudes lo escucharan con tanto gusto
(Marcos 12:37; Lucas 19:48).
15 Hoy, los cristianos tratamos de seguir el ejemplo de Cristo. Aunque no tenemos su inmensa sabiduría y
conocimiento, sí poseemos ciertos conocimientos y experiencia que podemos utilizar al enseñar las verdades de
la Palabra de Dios. Los padres, por ejemplo, pueden valerse de la experiencia que han adquirido en la crianza de
su familia para ilustrar el amor que Jehová siente por Sus hijos. También podemos extraer ejemplos o
ilustraciones del trabajo, la escuela, el comportamiento de la gente o los sucesos de actualidad. Al mismo tiempo,
debemos evitar cualquier cosa que desvíe la atención del mensaje que llevamos: las buenas nuevas del Reino de
Dios (1 Timoteo 4:16).
km 6/06 pág. 3 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
Explique por qué son importantes los ademanes y las expresiones faciales en la comunicación (Mat.
12:48, 49) [be pág. 121, recuadros]. Ante todo, hay que comprender que las ideas, los sentimientos y las
actitudes no solo se comunican con la voz, sino también con los ademanes y las expresiones faciales. Con
frecuencia movemos los ojos y la boca e inclinamos la cabeza para reforzar lo que decimos y transmitir nuestros
sentimientos. El orador que no domina el uso de los ademanes y las expresiones faciales puede transmitir una
imagen de indiferencia.
CAPITULO 13
w93 15/8 págs. 16-17 párr. 22 Sigamos creciendo en conocimiento
22. ¿Cómo nos beneficiaremos si procuramos aumentar en conocimiento?
22 ¿Cómo nos beneficiaremos personalmente si procuramos crecer en la bondad inmerecida y en el
conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo? Al esforzarnos por mantener alerta las facultades
mentales y listas para absorber conocimiento, arraigarán en lo más hondo de nuestro ser las semillas de las
verdades bíblicas nuevas y más profundas, y nuestro entendimiento aumentará y se hará permanente. Será
similar a lo que dijo Jesús en otra ilustración acerca del corazón. (Lucas 8:5-12.) Las semillas que caen en tierra
excelente pueden echar raíces fuertes que sostengan plantas que producen y llevan fruto. (Mateo 13:8, 23.)
w70 1/3 pág. 140 párr. 10 La implantación de la Palabra
10. ¿Cómo diferían del pueblo judío en general los discípulos de Jesús en cuanto a su deseo de adquirir
conocimiento de las enseñanzas de Jesús?
10 Los discípulos de Jesús tenían curiosidad por saber precisamente qué quería decir él, y por eso lo
interrogaron así: “¿Por qué es que les hablas usando ilustraciones?” En respuesta Jesús dijo: “A ustedes se les
concede entender los secretos sagrados del reino de los cielos, mas a aquéllos no se les concede. Porque al que
tiene, se le dará más y se le hará abundar; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.” (Mat. 13:10-12)
Los doce discípulos de Jesús ya habían adquirido mucha información buena, pero querían más. Usaron sus
habilidades para pensar para obtener el entendimiento de “los secretos sagrados del reino de los cielos.” Los
apóstoles ya tenían conocimiento, y ‘más se les daría para hacerles abundar’ en conocimiento. Pero en cuanto al
resto de la raza judía, los indiferentes, los que no mostraban aprecio, hasta lo que tenían en cuanto a
conocimiento acerca de Dios y su Palabra les sería quitado. Para el año 70 E.C. hasta perdieron su ciudad santa
de Jerusalén, su templo y cualquier favor que pensaban que tenían con Jehová Dios. ¡Cuán cierto que “al que
no tiene, aun lo que tiene le será quitado”!
km 8/89 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
El que Jesús usara ilustraciones sirvió para revelar la actitud de corazón de la gente. (Mat. 13:10-15.) [16,
Lectura semanal de la Biblia; w87-S 1/4 pág. 8.]
km 3/85 pág. 3 párr. 4 Enseñemos al conducir estudios bíblicos
4 Jesucristo fue un maestro sumamente hábil; por lo tanto, deberíamos aprender y emplear sus métodos.
¿Cómo enseñaba él? Planteaba preguntas que ayudaban a discernir (Mat. 17:24-26; Luc. 10:25-36). ¿Por qué
hacía eso? Para ayudar a las personas a razonar y examinarse a la luz de las enseñanzas de él. Mediante hacer
preguntas llegaba discretamente al corazón de las personas. Aquellas personas a quienes él enseñó tenían que
mostrar si genuinamente deseaban ser seguidores de él o si los motivos de ellas eran insinceros. (Mat. 13:10-17;
Mar. 8:34-38.)
w97 1/7 pág. 20 párrs. 16-17 Separados para ser alabadores gozosos por todo el mundo
16, 17. ¿Cuáles son la segunda y la tercera manera en que Dios nos ha ayudado a ocupar un lugar en su
propósito?
16 La segunda manera en que Dios nos ha ayudado a ocupar un lugar en su propósito es mediante su espíritu
santo, el cual nos permite producir su maravilloso fruto en nuestra vida y conseguir Su aprobación. (Gálatas
5:22, 23.) Además, Pablo escribió a los cristianos ungidos: “Nosotros recibimos [...] el espíritu que proviene de
Dios, para que conozcamos las cosas que Dios nos ha dado bondadosamente”. (1 Corintios 2:12.) Al responder
al espíritu de Jehová, todos nosotros podemos conocer y comprender las presentes bondades que ha tenido a
bien concedernos: sus promesas, leyes, principios, etc. (Compárese con Mateo 13:11.)
17 En cuanto a la tercera manera en que Dios nos ayuda, tenemos la hermandad mundial y la maravillosa
organización que él ha provisto para que se le adore. El apóstol Pedro habló de ello cuando nos exhortó a ‘tener
amor a toda la asociación de hermanos’. (1 Pedro 2:17.) Nuestra amorosa familia internacional de hermanos nos
ayuda a servir a Jehová con gran gozo de corazón, como manda el Salmo 100:2: “Sirvan a Jehová con regocijo.
Entren delante de él con un clamor gozoso”. El versículo 4 prosigue: “Entren en sus puertas con acción de
gracias, en sus patios con alabanza. Denle gracias, bendigan su nombre”. Por tanto, sea que estemos
predicando en público o asistiendo a las reuniones, podemos sentir gozo. ¡Qué paz y seguridad encontramos en
los hermosos patios del templo espiritual de Jehová!
w95 1/5 pág. 19 párr. 16 Benefíciese de la lectura diaria de la Biblia
16. ¿Por qué es importante apartar tiempo para meditar en lo que leemos?
16 Cuando Jesús enseñaba a sus discípulos, destacaba la importancia de que entendieran lo que les decía. Lo
esencial no era que tuvieran una simple comprensión intelectual de los asuntos, sino que captaran “el sentido de
ello con el corazón” para que pudieran ponerlo en práctica en la vida. (Mateo 13:14, 15, 19, 23.) Lo que cuenta
para Dios es la persona interior, que es lo que representa el corazón. (1 Samuel 16:7; Proverbios 4:23.) Además
de entender el significado de los pasajes bíblicos, tenemos que meditar en ellos y reflexionar sobre su
trascendencia en nuestra vida. (Salmo 48:9; 1 Timoteo 4:15.)
tp cap. 4 págs. 39-40 párrs. 15-16 Destrucción mundial primero... entonces paz mundial
15, 16. ¿Cómo muestran muchos falta de verdadero amor a la justicia por la manera como responden a la
voluntad de Dios?
15 La dura realidad es que muchas personas prefieren quedarse con el sistema actual a pesar de sus fracasos
y males. No quieren volverse a la justicia y someterse a la gobernación procedente de Dios. Puede que vean
la corrupción de los sistemas políticos de este mundo, la inutilidad de sus guerras, la hipocresía de sus religiones
y la prueba clara de que su tecnología ha creado problemas que son aun mayores que los que ha resuelto. A
pesar de todo esto, sin embargo, muchos prefieren que los arrullen e infundan en ellos un falso sentido de
seguridad los líderes religiosos y políticos a cuyos intereses conviene mantener los asuntos como están. Son
como los israelitas a quienes Dios dijo: “Los profetas mismos realmente profetizan en falsedad; y en cuanto a los
sacerdotes, van sojuzgando conforme a sus poderes. Y mi propio pueblo así lo ha amado; ¿y qué harán ustedes
al final de ello?”. (Jeremías 5:31; Isaías 30:12, 13.)
16 Usted probablemente conoce a personas que tienen hábitos que ponen en peligro su propia salud y
seguridad y la de sus familias. Con todo, resisten todos los esfuerzos que se hacen por ayudarlas a cambiar.
Pero el asunto se hace mucho más serio cuando las personas resisten el consejo y la guía de Dios. Las que
hacen esto muestran que en realidad no aman la verdad ni la justicia. De estas personas Jesús dijo: “Porque el
corazón de este pueblo se ha hecho indispuesto a recibir, y con los oídos han oído sin responder, y han cerrado
los ojos; para que nunca vean con los ojos, ni oigan con los oídos, ni capten el sentido de ello con el corazón, y
se vuelvan, y [Dios] los sane”. (Mateo 13:15.)
w70 15/8 pág. 491 párrs. 11-12 Retenga el punto de vista correcto de la predicación del Reino
11, 12. (a) ¿Por qué se les ha hecho difícil a algunos continuar en la predicación? (b) Después de
considerar la manera en que muchos respondieron a la predicación de Jesús, ¿debemos
desanimarnos cuando no conseguimos que la gente escuche con interés?
11 Sin embargo, a algunos que han emprendido la predicación del Reino se les ha hecho difícil continuar. Los
obstáculos les han impedido mantener un punto de vista correcto. ‘¿De qué sirve?’ han opinado algunos. ‘Nadie
quiere prestarle atención al mensaje del reino de Dios.’ La indiferencia de la gente hacia las “buenas nuevas” los
desanima. ¿Se desanima usted también a veces debido a que los amos de casa no responden al mensaje del
Reino? Pero, realmente, ¿debería usted esperar que sucediera algo diferente? ¿Es lo acostumbrado el que la
mayoría responda favorablemente al mensaje que llevan los ministros de Dios?
12 Por ejemplo, ¿cuál fue la actitud de la gente para con el mensaje del Reino en el día de Jesús? Pues, la
inmensa mayoría no respondió aunque Jesús mismo les habló las buenas nuevas. De hecho, Jesús dijo: “Porque
el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos han oído con molestia, y han cerrado los ojos; para
que nunca vean con los ojos, ni oigan con los oídos, ni capten el sentido de ello con el corazón y se vuelvan, y yo
los sane.” (Mat. 13:15) Sin embargo, a pesar de que la mayoría no escuchó con interés, Jesús mantuvo su celo
por la obra que su Padre le asignó. Era la voluntad de Dios que él predicara el mensaje del Reino; de modo que
Jesús estuvo resuelto a continuar sin importar cómo respondiera la gente. Necesitamos cultivar el mismo punto
de vista correcto que demostró Jesús. Aunque nadie a quien prediquemos llegue a ser discípulo verdadero, eso
no significa que nuestro ministerio haya fracasado o que Dios esté descontento con nosotros.
w70 1/3 pág. 140 párr. 11 La implantación de la Palabra
11. ¿Qué situación igual existe hoy entre la gente en lo que se refiere a usar su habilidad para pensar?
11 Igual a lo que sucede entre la gente de la cristiandad hoy día, probablemente la mayoría de los que estaban
en la playa escuchando a Jesús no les tenían gran respeto a sus palabras aunque estaban en una relación de
pacto con Dios. Por eso Jesús pasó a decirles: “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los
oídos han oído con molestia, y han cerrado los ojos; para que nunca vean con los ojos, ni oigan con los oídos,
ni capten el sentido de ello con el corazón y se vuelvan, y yo los sane.” (Mat. 13:15) Ciertamente no era culpa de
Cristo Jesús el que el corazón de la gente se hubiera engrosado de modo que no quisieran escuchar. La gente
hoy no quiere escuchar la palabra de Dios tampoco. No quieren captar el sentido de ella en su corazón.
No obstante, en el día de Jesús sus discípulos querían captar el sentido de las palabras de Jesús. ¿Quiere usted
hacer eso? Entonces escuche lo que él dijo: “Felices son los ojos de ustedes porque contemplan, y sus oídos
porque oyen. Porque en verdad les digo: Muchos profetas y hombres justos desearon ver las cosas que ustedes
contemplan y no las vieron, y oír las cosas que ustedes oyen y no las oyeron. Ustedes, pues, escuchen la
ilustración del hombre que sembró.”—Mat. 13:16-18.
w95 1/12 pág. 12 párr. 13 ¡No se dé por vencido!
13. ¿Qué espera Jehová de nosotros?
13 ¿Qué espera Jehová de nosotros? Dicho sencillamente: Jehová espera que le sirvamos de toda alma, que
hagamos lo que nos permitan nuestras circunstancias. (Colosenses 3:23.) Sin embargo, pudiera haber una gran
diferencia entre lo que quisiéramos hacer y lo que en realidad podemos hacer. Puede que tengamos limitaciones
debido a la edad, la salud, la resistencia física o las responsabilidades familiares. No obstante, cuando hacemos
todo lo que está a nuestro alcance, podemos estar seguros de que nuestro servicio a Jehová es de toda alma;
no es ni más ni menos valioso que el de la persona cuya salud y circunstancias le permiten estar en el ministerio
de tiempo completo. (Mateo 13:18-23.)
km 10/05 pág. 7 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿Cómo podemos lograr que el mensaje de la Palabra de Dios llegue al corazón de la gente? (Mat. 13:19.) [be-S
pág. 258 § 1, 2 y recuadro.] Si llegamos al corazón de una persona, el centro de sus sentimientos y
motivos, puede que esta decida acercarse a Dios. Para lograrlo, debemos determinar qué influencias han
moldeado ya su corazón y luego inculcar buenas cualidades, como el amor y el temor piadoso. Si
tocamos el corazón de las personas de este modo, conseguiremos que aprendan a agradar a Jehová.
be lección 50 pág. 258 párrs. 1-2 Llegar al corazón
ADEMÁS de dar testimonio, hemos de tocar el corazón de la gente. En la Biblia, a menudo se establece un
contraste entre el corazón y lo que la persona aparenta ser. El corazón figurado representa lo que es en su
interior: qué siente, qué piensa, por qué piensa en ello y cómo influyen tales pensamientos en sus actos.
La semilla de la verdad se siembra en el corazón simbólico (Mat. 13:19). Y es de este de donde tiene que
provenir la obediencia a Dios (Pro. 3:1; Rom. 6:17).
Para que su enseñanza cale hondo, céntrese en los siguientes objetivos: 1) determinar qué influencias ya han
moldeado el corazón del oyente; 2) inculcar buenas cualidades, como el amor y el temor piadoso, y 3) animarlo a
analizar sus motivos íntimos, a fin de que le agrade plenamente a Jehová.
w86 15/6 págs. 16-17 párrs. 7-8 ‘Siembre liberalmente, y liberalmente segará’
7, 8. a) ¿Qué tenemos que tener para sembrar liberalmente en nuestro estudio de la Biblia? b) ¿Qué
metas debemos fijarnos y cómo podemos alcanzarlas?
7 Para ser ministros fructíferos de Jehová Dios, primero debemos sembrar liberalmente en lo que toca a
nuestro estudio personal de la Biblia. Queremos tener un agudo apetito espiritual, y apreciar que no vivimos solo
de cosas materiales. Con la presión de todas las preocupaciones y actividades de la vida diaria, se requiere
hacer un esfuerzo intencional para estar bien conscientes de nuestras necesidades espirituales. (Mateo 13:19.)
Ciertamente sería muy bueno que cada uno de nosotros tuviera el mismo aprecio por la Palabra de Dios que el
salmista, cuando escribió: “Ando alborozado a causa de tu dicho, tal como uno hace al hallar mucho despojo”.
(Salmo 119:162.)
8 Algo que definitivamente es una ayuda en esto es obedecer el consejo de ‘vigilar cuidadosamente que
nuestra manera de andar no sea como la de imprudentes, sino como la de sabios, comprándonos todo el tiempo
oportuno que queda’. (Efesios 5:15, 16.) Puede que usted hasta desee hacerse un examen en lo que a esto
respecta. Pregúntese: ¿Arreglo mis asuntos de manera que tenga tiempo para leer cada número de las revistas
La Atalaya y ¡Despertad! según se publican? ¿Hago lo mismo con el Anuario, así como con los libros
empastados y otra clase de literatura que recibimos en las asambleas? Quizás no siempre podamos encontrar
una o dos horas para leer estas publicaciones, pero si estamos alerta podremos aprovechar unos minutos aquí y
allá para leer un capítulo de la Biblia o un artículo de una revista. Hay muchos cristianos que se las arreglan para
levantarse todos los días 10 ó 15 minutos más temprano para leer y aprovechar que tienen la mente más
despejada. Otros hallan que pueden leer bastante mientras viajan en transporte público. ¿Qué hay de usted?
km 4/01 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
Tal como los espinos pueden impedir que la semilla alcance la madurez, del mismo modo la ansiedad
incontrolada y el poder engañoso de las riquezas pueden impedir que progresemos hacia la madurez
espiritual (Mat. 13:19, 22) [w99-S 15/3 pág. 22 §5].
w99 15/3 pág. 22 No permita que lo abrume la ansiedad
Mucho más grave es el daño espiritual que puede ocasionar la ansiedad indebida. Jesucristo indicó que el
poder engañoso de las riquezas y “la inquietud de este sistema de cosas” pueden ahogar por completo “la
palabra del reino” (Mateo 13:19, 22). Tal como los espinos pueden impedir que la semilla alcance la madurez y
produzca fruto, del mismo modo la ansiedad incontrolada puede impedir que progresemos espiritualmente y
produzcamos fruto para la alabanza de Dios. La angustia autoinfligida y destructiva ha impedido incluso que
algunas personas se dediquen a Jehová, pues se preguntan preocupadas: “¿Y si no puedo cumplir con mi
dedicación?”.
w99 15/7 pág. 12 párrs. 13-14 Ayudemos a la gente a acercarse a Jehová
13, 14. a) ¿Cómo nos convertimos en colaboradores de Dios, según 1 Corintios 3:5-9? b) ¿A quién debe
atribuirse el mérito cuando se producen aumentos, y por qué?
13 Pablo ilustró la colaboración con Dios refiriéndose al cultivo de un campo. Él escribió: “Pues, ¿qué es
Apolos? Sí, ¿qué es Pablo? Ministros mediante los cuales ustedes llegaron a ser creyentes, así como el Señor se
lo concedió a cada uno. Yo planté, Apolos regó, pero Dios siguió haciéndolo crecer; de modo que ni el que planta
es algo, ni el que riega, sino Dios que lo hace crecer. Ahora bien, el que planta y el que riega uno son, pero cada
persona recibirá su propio galardón según su propia labor. Porque somos colaboradores de Dios. Ustedes son
campo de Dios bajo cultivo, edificio de Dios” (1 Corintios 3:5-9).
14 Como colaboradores de Dios debemos plantar fielmente “la palabra del reino” en el corazón de la gente,
luego regar el interés que demuestran mediante revisitas bien preparadas y estudios bíblicos. Si el terreno —el
corazón— es bueno, Jehová hará su parte fomentando el crecimiento de la semilla de la verdad bíblica hasta que
esta se convierta en una planta productiva (Mateo 13:19, 23). Atraerá a la persona hacia sí y hacia su Hijo. En
definitiva, los aumentos que se producen en el número de proclamadores del Reino se deben a la obra de
Jehová en el corazón de las personas, mediante la cual hace crecer la semilla de la verdad y las atrae hacia sí y
hacia su Hijo.
km 8/00 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿En qué sentido es ‘engañoso el poder de las riquezas’? (Mat. 13:22.) [w98-S 15/5 pág. 5 §1.] Αunque el dinero
puede utilizarse para obtener posesiones materiales, dichas riquezas no proporcionan la
satisfacción ni la felicidad que la persona espera de ellas.
w98 15/5 pág. 5 ¿Pueden hacerle feliz las riquezas?
Otra razón por la que las personas se entregan a la búsqueda de más y más posesiones es que las ha
cautivado lo que Jesucristo denominó “el poder engañoso de las riquezas” (Mateo 13:22). El engaño consiste en
que las riquezas que tanto se afanan en buscar, nunca les proporcionarán la satisfacción o la felicidad que
esperan de ellas. Discurren que lo que no alcanzan a conseguir con su riqueza lo lograrán si esta es mayor. De
ahí que luchen continuamente por tener más.
km 12/02 pág. 1 párr. 4 Proclamemos el mensaje del Reino
4 Demostramos que queremos ser súbditos del Reino de Dios por la manera como vivimos ahora. El mensaje
del Reino ha de influir en nuestra entera existencia, incluidas nuestras metas y prioridades. Por ejemplo, si bien
tenemos el deber de sostener a nuestra familia, no podemos permitir que las preocupaciones por las cosas
materiales ahoguen los intereses del Reino (Mat. 13:22; 1 Tim. 5:8). Al contrario, debemos prestar atención a la
exhortación de Jesús: “Sigan, pues, buscando primero el reino y la justicia de Dios, y todas estas otras cosas [las
cosas materiales indispensables para la vida] les serán añadidas” (Mat. 6:33).
bt cap. 8 pág. 66 párr. 22 “La congregación [...] entró en un período de paz”
22. ¿Cuál es el mejor modo de usar nuestras libertades?
22 ¿Qué hay de nosotros? Si vivimos en un país que respeta la libertad religiosa, nada le gustaría más a
Satanás que vernos sucumbir al materialismo y desatender los intereses del Reino (Mat. 13:22). Pero
no permitamos que él nos descentre. Más bien, utilicemos nuestras libertades y los períodos de relativa paz para
dar testimonio cabal y edificar a la congregación. No olvidemos que todo pudiera cambiar de la noche a la
mañana.
w95 15/8 págs. 20-21 párr. 14 “Mi yugo es suave y mi carga es ligera”
14. ¿Cómo pueden agobiarnos las inquietudes de la vida y los deseos materiales?
14 Si no nos cuidamos, podemos cometer el mismo error hoy. Ser discípulos de Jesús nos libra de ir tras las
mismas metas y compartir los mismos valores que la gente del mundo. Aunque tenemos que trabajar
arduamente para conseguir las cosas necesarias, no las convertimos en el centro de nuestra vida. Sin embargo,
las inquietudes de la vida y el señuelo de las comodidades materiales pueden ejercer gran influencia sobre
nosotros. Si lo permitimos, esos deseos incluso pueden ahogar la verdad que hemos aceptado con entusiasmo.
(Mateo 13:22.) Podemos llegar a estar tan preocupados por satisfacer esos deseos que veamos nuestras
responsabilidades cristianas como obligaciones tediosas que hay que cumplir para salir de ellas cuanto antes.
No podemos esperar ningún refrigerio si servimos a Dios con ese espíritu.
w02 1/4 pág. 14 párrs. 21-22 ¿Por qué bautizarse?
21, 22. ¿Por qué razones postergan su dedicación y bautismo algunas personas?
21 Algunos no se dedican y bautizan porque están tan centrados en los asuntos del mundo o en tratar de
conseguir riquezas, que apenas les queda tiempo para los aspectos espirituales (Mateo 13:22; 1 Juan 2:15-17).
¡Qué felices serían si cambiaran sus ideas y metas! Acercarse a Jehová los enriquecería espiritualmente,
mitigaría su ansiedad y les daría la paz y la satisfacción que provienen de cumplir la voluntad divina (Salmo
16:11; 40:8; Proverbios 10:22; Filipenses 4:6, 7).
22 Otras personas dicen amar a Jehová, pero no se dedican ni bautizan porque creen que así no tendrán que
dar cuentas a Dios. Sin embargo, eso es algo que todos debemos hacer. Somos responsables ante Jehová
desde el momento en que escuchamos su palabra (Ezequiel 33:7-9; Romanos 14:12). Los antiguos israelitas, un
‘pueblo escogido’, nacían dentro de una nación dedicada a Jehová, por lo que estaban obligados a servirle
fielmente de acuerdo con sus preceptos (Deuteronomio 7:6, 11). Hoy nadie nace en el seno de una nación
dedicada a Dios; no obstante, si se nos ha enseñado la Biblia con exactitud, hemos de obrar con fe según lo
aprendido.
w71 15/10 págs. 621-622 párr. 19 ¿Espera usted “la llamada”?
19. ¿Cuáles son algunos requisitos para los que emprenden el ministerio?
19 ¿Puede usted hacer lo mismo? Ciertamente los requisitos no son difíciles para los que sinceramente aman
a Jehová y aprecian la rectitud de sus caminos. Usted debe tener un espíritu de anuencia. (Sal. 110:3) Como
Jesús lo hizo, usted debe bautizarse en símbolo de su decisión de hacer la voluntad de Jehová como se
manifiesta en las Escrituras. Tiene que vivir en armonía con los requisitos justos de Jehová. La persona que
emprende el servicio de Jehová tiene que hacerlo de tiempo cabal, viviendo de acuerdo con Su Palabra cada día
de su vida. El predicar no es de ninguna manera todo lo que se incluye en el servicio de Dios, pero ciertamente
es una parte prominente de ese servicio. Los que ‘captan el sentido’ de la Palabra de Dios no la guardan para sí
mismos; producen frutos buenos del Reino, de a treinta, de a sesenta o de a ciento por uno, como estimuló
Jesús. (Mat. 13:23) ¿Está usted produciendo eso? ¿Puede usted hacerlo más plenamente? Ha salido la llamada
para más trabajadores en la proclamación del Reino. La obra es urgente. Si usted responde de todo corazón,
Jehová lo bendecirá abundantemente, porque, sean muchas o pocas las horas que usted realmente pueda
dedicar a predicar a otros, usted estará demostrando que es un siervo de tiempo cabal del Dios verdadero.—
1 Cor. 15:58.
w71 1/3 pág. 158 ¿Recuerda usted?
¿Cuándo empezó la siega de la parábola del sembrador (Mat. 13:24-30) que Jesús dio?
En 1919 E.C.—Pág. 560.
es11 pág. 126
Vino el enemigo de él y sobresembró mala hierba entre el trigo (Mat. 13:25).
5. ¿Quién es el enemigo, y a quiénes representa la mala hierba?
Jesús señala que el enemigo “es el Diablo”. ¿Y a quiénes representa la mala hierba? A “los hijos del inicuo”
(Mat. 13:38, 39). Al hablar de mala hierba, Jesús seguramente estaba pensando en la cizaña, una planta
venenosa que, en sus etapas iniciales, se parece mucho al trigo. Esta comparación es muy acertada, pues hay
quienes dicen ser hijos del Reino, pero solo son cristianos en apariencia y no dan buen fruto. En realidad, estos
hipócritas forman parte de la “semilla” o “descendencia” de Satanás (Gén. 3:15; La Biblia griega. Septuaginta).
Jesús no dijo que el trigo se convertiría en mala hierba. Así que esta parábola no se refiere a cristianos
verdaderos que se apartarían de la verdad. Más bien, subraya los esfuerzos que haría Satanás por corromper a
la congregación introduciendo en su seno gente malvada. De hecho, poco antes de la muerte de Juan, el último
apóstol, ya eran numerosos los maestros que enseñaban doctrinas apóstatas (2 Ped. 2:1-3; 1 Juan 2:18). w10
15/3 3:5, 7
w10 15/4 pág. 12 ¿Recuerda usted?
¿Cómo se reúne en el granero el trigo simbólico de la parábola de Jesús? (Mat. 13:30.)
Se ha estado reuniendo el trigo simbólico durante la mayor parte de la conclusión del sistema de cosas.
En efecto, los hijos del Reino —los cristianos ungidos— son traídos al granero de Jehová cuando se les introduce
en la congregación cristiana restaurada o cuando reciben su recompensa celestial (15/3, página 22).
w71 1/12 págs. 724-725 párr. 10 Los hijos de Dios imitan lo que es bueno
10. (a) ¿Por qué no esperamos una apostasía general entre los cristianos verdaderos? (b) ¿Por qué
todavía es preciso vigilar cuidadosamente?
10 ¿Cómo nos aplican hoy estas cosas? No es difícil ver que la cristiandad se compone en gran parte de los
que simplemente dicen ser cristianos. Sin embargo, los testigos de Jehová adoptan una posición enteramente
separada de la cristiandad, una posición que se basa únicamente en la Palabra de Dios y en sus principios de
verdad y justicia. Se nos asegura que en este tiempo de la siega, que mencionó Jesús, no volverá a haber una
apostasía en gran escala. (Mat. 13:30, 43; 2 Tes. 2:3, 8) Pero no nos conviene ser indiferentes. El mismo
enemigo, Satanás, el dragón, está en guerra, más airado que nunca antes. La historia del día moderno de los
testigos de Jehová muestra que algunos, que forman una clase del “esclavo malo,” han intentado asumir el
control de la obra de Jehová y de su pueblo. Esto se vio especialmente durante el período de la I Guerra Mundial.
Sin embargo, Jehová ha limpiado su organización, y la ha hecho enteramente teocrática. El crédito le
corresponde a él, no al hombre. Individualmente, todavía hay que vigilar cuidadosamente. Los registros muestran
que, en nuestras congregaciones, a algunos es necesario amonestarlos, a otros ponerlos bajo prueba, y a otros
se les tiene que expulsar. ¿Por qué? Porque aunque alegan estar en la verdad, no practican la verdad. Esto a
menudo comienza de manera pequeña, pero, si se persiste en ello, aleja de la luz y lleva a la oscuridad afuera.—
Rev. 12:17; Mat. 24:48; 25:30.
w71 1/12 pág. 728 párrs. 18-19 Los hijos de Dios imitan lo que es bueno
18, 19. (a) ¿Qué contraste señala Juan entre “los hijos de Dios y los hijos del Diablo”? (b) ¿Cómo se
asemeja el espíritu de Dios, y también la fe, a una semilla? ¿Qué confianza nos proporciona esto, y
al mismo tiempo con qué necesidad para nuestro día?
18 Juan contrasta agudamente a los que se ‘originan del Diablo,’ con los que se ‘originan de Dios,’ o que han
“nacido de Dios.” Aunque en un tiempo hayamos formado parte del mundo que está “yaciendo en el poder del
inicuo,” al responder a la invitación de Dios podemos ser trasladados, o pasados, a su familia. Dice Juan:
“Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, porque amamos a los hermanos.” Esto es “debido al
espíritu que [Dios] nos dio.” Ese espíritu, como una semilla, si se planta dentro de un buen corazón, será el
comienzo de una nueva vida. Como Juan escribe: “Todo el que ha nacido de Dios no ejecuta pecado, porque la
semilla reproductiva de Él permanece en el tal, y no puede practicar pecado, porque ha nacido de Dios.” (1 Juan
3:8, 9, 14, 24; 5:19) Esto tiene que aunarse a la fe, que Jesús asemejó a un grano de mostaza, “la más pequeña
de todas las semillas.” Aunque es microscópica al comenzar, si se le atiende o alimenta apropiadamente crece
con energía que se renueva interminablemente, y uno puede remover, o salvar, todo obstáculo. “Nada [le] será
imposible,” si está en armonía con la voluntad de Dios. La fe hará posible que nosotros, como hijos de Dios,
imitemos con éxito lo que es bueno, “porque todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y ésta es la victoria
que ha vencido al mundo, nuestra fe.”—Mat. 13:31, 32; 17:20; 1 Juan 5:4.
19 En estos días finales del viejo sistema de cosas, los obstáculos y obstrucciones a nuestra vida y servicio
cristianos son muy severos. Hay muchos problemas. Jehová previó esto, y suministró consejo útil y oportuno en
su Palabra. Será bueno considerarlo a la luz de lo que dicen las Escrituras en cuanto a circuncisión,
especialmente la del corazón, como ya se mencionó.
w76 15/3 pág. 188 párr. 1 Huida al verdadero refugio del reino
1. (a) ¿Cómo ha sido desenmascarada la organización representada por el “árbol” del grano de mostaza
de la parábola de Jesús? (b) ¿Cómo ha resultado ser la mayor parte de la gente de la cristiandad
según la descripción de Isaías 6:8-10?
LA ORGANIZACIÓN representada por el “árbol” que creció del grano de mostaza en la parábola de Jesús ha
sido desenmascarada por la predicación mundial de los testigos cristianos de Jehová. (Mat. 13:31, 32)
Relativamente pocos de entre los que alegan ser cristianos han huido de esa organización religiosa, a saber, la
cristiandad, y se han refugiado bajo el reino mesiánico de Dios que proclaman los testigos cristianos de Jehová.
Como el profeta Isaías del siglo octavo a. de la E.C., estos testigos han ido y aún van repetidas veces a los
pueblos de la cristiandad, pero ¿en qué condición espiritual demuestra estar la arrolladora mayoría de la
cristiandad? Tal como predijo el profeta Isaías, a saber, con sus ojos cerrados con pega, sus oídos sin la
disposición de responder y su corazón de aprecio sin recepción para el mensaje del Reino.—Isa. 6:8-10.
¿Qué dos aspectos resaltó Jesús en su parábola del grano de mostaza? (Mat. 13:31,32.)
w08 15/7 págs. 17-19 párrs. 3-8 No sabemos dónde tendrá éxito
3 La parábola del grano de mostaza, que también aparece en el capítulo 4 de Marcos, resalta dos
ideas: en primer lugar, el sorprendente crecimiento en la cantidad de personas que han aceptado el
mensaje del Reino, y en segundo lugar, la protección que estas reciben. Jesús dijo: “¿A qué hemos de
asemejar el reino de Dios, o en qué ilustración lo presentaremos? Como un grano de mostaza, que al
tiempo que se sembró en la tierra era la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra..., pero
cuando se ha sembrado, sale y se hace mayor que todas las demás legumbres, y produce grandes
ramas, de modo que las aves del cielo pueden hallar albergue bajo su sombra” (Mar. 4:30-32).
4 En esta parábola se habla del crecimiento del “reino de Dios”, crecimiento que se manifiesta en la
gran difusión que ha tenido el mensaje del Reino y en el aumento que ha experimentado la
congregación cristiana desde el Pentecostés del año 33. El grano de mostaza, que es diminuto, se
utiliza a veces para representar cosas muy pequeñas (compárese con Lucas 17:6). Pero, aunque es de
tamaño reducido, produce una planta que puede alcanzar una altura de 3 a 5 metros (10 a 15 pies) y
llegar a tener ramas fuertes, por lo que prácticamente se la puede considerar un árbol (Mat. 13:31, 32).
5 La congregación cristiana se formó cuando 120 discípulos fueron ungidos con espíritu santo en el
Pentecostés del año 33. Aunque en ese momento constituían un grupo reducido, en relativamente poco
tiempo se les unieron miles de creyentes (léase Hechos 2:41; 4:4; 5:28; 6:7; 12:24; 19:20). En menos de
tres décadas aumentó tanto la cantidad de cosechadores que el apóstol Pablo pudo decir a la
congregación de Colosas que las buenas nuevas ya se habían “predicado en toda la creación que
est[aba] bajo el cielo” (Col. 1:23). ¡Qué crecimiento tan espectacular!
6 Desde el establecimiento del Reino de Dios en los cielos en el año 1914, las ramas del simbólico
árbol de mostaza se han extendido mucho más allá de lo esperado. El pueblo de Dios ha presenciado el
cumplimiento literal de la siguiente profecía del libro de Isaías: “El pequeño mismo llegará a ser mil, y el
chico una nación poderosa” (Isa. 60:22). El grupito de ungidos que participaba en la obra del Reino a
principios del siglo XX no podía siquiera imaginar que en el año 2008 habría casi siete millones de
testigos de Jehová realizando dicha obra en más de doscientos treinta países y territorios.
Un crecimiento extraordinario, sin duda, tanto como el del grano de mostaza de la parábola de Jesús.
7 Pero ahí no termina el crecimiento. Llegará el momento en que toda persona que viva en este
planeta sea súbdito del Reino de Dios. Para entonces, todos los malvados habrán sido eliminados.
Y eso no ocurrirá gracias a los esfuerzos humanos, sino a la intervención del Señor Soberano Jehová
(léase Daniel 2:34, 35). Entonces veremos el cumplimiento final de otra profecía de Isaías, que dice: “La
tierra ciertamente estará llena del conocimiento de Jehová como las aguas cubren el mismísimo mar”
(Isa. 11:9).
8 Jesús dijo que las aves del cielo hallan refugio bajo la sombra del árbol, es decir, del Reino. Estas
aves no representan a los enemigos del Reino que intentan comerse las semillas, como sucede con las
aves de la parábola de los diferentes tipos de terreno (Mar. 4:4). En la parábola del grano de mostaza,
las aves representan a la gente de corazón recto que busca refugio en la congregación cristiana. Tales
personas ya están recibiendo protección de las prácticas moral y espiritualmente degradantes de este
mundo (compárese con Isaías 32:1, 2). Jehová hizo una comparación similar entre el Reino mesiánico y
un árbol al profetizar lo siguiente: “A la montaña de la altura de Israel la trasplantaré, y ciertamente
echará ramas mayores y producirá fruto y llegará a ser un cedro majestuoso. Y debajo de él realmente
residirán todos los pájaros de toda ala; en la sombra de su follaje residirán” (Eze. 17:23).
km 2/87 pág. 7 párr. 7 Cómo prepararse para los estudios bíblicos en los hogares y conducirlos
7 El buen maestro enfatiza los puntos clave para que el estudiante los entienda. Jesús hizo esto mediante
preguntas que estimulaban la reflexión y que llegaban al fondo del asunto. (Mat. 16:13-16; 17:24-27.) Las
preguntas no solo ayudan a asegurarse de que el estudiante entiende, sino que también revelan lo que hay en su
corazón. Jesús también utilizó ilustraciones sencillas para ayudar a sus oyentes a pensar sobre lo que él estaba
diciendo. (Mat. 13:31-33; 24:32, 33.)
km 4/08 pág. 3 párr. 6 “Sigan sus pasos con sumo cuidado y atención”
6. ¿Qué hacía Jesús para llegar al corazón de la gente?
6 Llegó al corazón con su enseñanza. Cuando los sacerdotes principales y los fariseos les preguntaron a los
oficiales por qué no habían arrestado a Jesús, ellos dijeron: “Jamás ha hablado otro hombre así” (Juan 7:46).
Y es que, en lugar de transmitir solo hechos, Jesús enseñaba de tal forma que llegaba al corazón de quienes
recibían su instrucción (Luc. 24:32). Utilizaba ilustraciones de la vida real para darles vida a sus palabras (Mat.
13:34). Pero no agobiaba a la gente con demasiada información (Juan 16:12). Además, dirigía la atención hacia
Jehová, no a sí mismo. Al igual que Jesús, nosotros seremos buenos maestros solo si prestamos constante
atención a nuestra enseñanza (1 Tim. 4:16).
sg estudio 10 págs. 52-53 párrs. 14-15 Desarrollando el arte de enseñar
14, 15. ¿Para qué son útiles las ilustraciones y la repetición?
14 Ilustraciones. Estas fueron un rasgo importante en la enseñanza que impartía Jesús. De manera
semejante, los maestros cristianos de hoy día pueden utilizar los asuntos y experiencias de la vida para
ilustraciones que ayuden a grabar excelentes enseñanzas en la mente de sus escuchas. (Mat. 13:34, 35)
Esfuércese por hacer sencillas sus ilustraciones, porque las complejas o envueltas pueden ser difíciles de
comprender y hasta quizás resten vigor a sus argumentos. La carta de Santiago contiene muchas ilustraciones...
la ola del mar, el timón del barco, los frenos del caballo, un espejo, y así por el estilo. Todas se tomaron de las
cosas corrientes de la vida. Un maestro alerta se esforzará para hacer que la ilustración aplique a las
circunstancias, edad, religión, cultura, y así por el estilo, del que aprende de él. Por supuesto, las ilustraciones se
pueden usar en los discursos, así como cuando se está enseñando a un individuo.
15 Repetición. Esta técnica es vital para el buen éxito en la enseñanza, prescindiendo de si usted está en la
plataforma o enseñando a un individuo en el hogar. Esfuércese por grabar palabras y frases claves, y
especialmente textos bíblicos, en la mente de su estudiante. Si tiene un discurso estudiantil con un amo de casa,
pudiera hacer preguntas de repaso, dando énfasis así a los puntos por medio de la repetición. De esta manera
puede estar seguro de que el estudiante ha captado la idea. En efecto estará preguntando como Jesús preguntó:
“¿Captaron ustedes el sentido de todas estas cosas?”—Mat. 13:51.
km 12/95 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
En la ilustración de Jesús de Mateo 13:36-43, el trigo representa a (los siervos fieles de la antigüedad; la gran
muchedumbre; los cristianos ungidos), mientras que la mala hierba representa a (todos los incrédulos;
los cristianos de imitación; los escribas y los fariseos) [12 uw-S pág. 179 §7].
uw cap. 23 págs. 179-180 párr. 7 Tenga muy presente el día de Jehová
7. a) ¿Qué otro acontecimiento, descrito en Mateo 13:36-43, asoció Jesús con la conclusión del sistema
de cosas? b) ¿Qué significa esa ilustración?
7 Hay también otros acontecimientos significativos que Jesús asoció prominentemente con la conclusión del
sistema de cosas. Uno de éstos es la separación que se efectúa entre los “hijos del reino” y los “hijos del inicuo”.
Jesús habló de esto en su parábola acerca de un campo de trigo que había sido sobresembrado de mala hierba
por un enemigo. En su ilustración, el “trigo” representa a los verdaderos cristianos ungidos. La “mala hierba”
representa a cristianos de imitación. En la conclusión del sistema de cosas la “mala hierba” —los que afirman que
son cristianos pero que demuestran que son “hijos del inicuo” porque se adhieren al mundo del cual Satanás es
gobernante— es separada de los “hijos del reino [de Dios]” y marcada para destrucción (Mat. 13:36-43). ¿Se ha
realizado esto?
w95 1/10 pág. 12 párr. 18 ¿Ocupa Dios el primer lugar en su familia?
17, 18. ¿De qué maneras dio Jesús un excelente ejemplo a los esposos?
18 Jesús mostró interés verdadero en sus discípulos y se encariñó sinceramente con ellos. (Juan 13:1.)
Cuando no entendían bien sus enseñanzas, él apartaba tiempo para aclarárselas en privado con paciencia.
(Mateo 13:36-43.) Esposo, ¿es de igual importancia para usted el bienestar espiritual de su esposa? ¿Pasa
tiempo con ella a fin de asegurarse de que ambos comprenden y aman las verdades bíblicas? Jesús acompañó a
sus apóstoles en el ministerio, y tal vez enseñó a cada uno individualmente. ¿Acompaña usted a su esposa en el
ministerio, predicando de casa en casa y conduciendo estudios bíblicos con ella?
w02 15/3 págs. 14-15 párr. 8 Cristo dirige a su congregación
8. ¿Cómo emplea Cristo a los ángeles para dirigir a sus seguidores?
8 Jesús también emplea a ángeles literales para dirigir a sus seguidores en la actualidad. La ilustración del
trigo y la mala hierba indica que la siega tendría lugar en “la conclusión del sistema de cosas”. ¿A quién utilizaría
el Amo para segar? “Los segadores son los ángeles”, dijo Cristo, para luego añadir: “El Hijo del hombre enviará a
sus ángeles, y ellos juntarán de su reino todas las cosas que hacen tropezar, y a los que cometen desafuero”
(Mateo 13:37-41). Además, igual que un ángel condujo a Felipe hasta el eunuco etíope, hoy en día abundan las
pruebas de que Jesús se vale de sus ángeles para guiar a los cristianos verdaderos en su obra de encontrar a
las personas de corazón recto (Hechos 8:26, 27; Revelación 14:6).
w09 15/5 pág. 25 párrs. 19-20 Los ángeles: “espíritus para servicio público”
19, 20. ¿Qué papel desempeñan los ángeles en los sucesos que tienen lugar durante “la conclusión del
sistema de cosas”?
19 Hablando de nuestros días, Jesús dijo que “en la conclusión del sistema de cosas” los ángeles separarían
“a los inicuos de entre los justos” (Mat. 13:37-43, 49). Los ángeles participan en la obra final de reunir y sellar a
los ungidos (léase Mateo 24:31; Rev. 7:1-3). Además, los ángeles acompañarán a Jesús cuando separe a “las
ovejas de las cabras” (Mat. 25:31-33, 46).
20 “Al tiempo de la revelación del Señor Jesús desde el cielo con sus poderosos ángeles”, serán destruidos
todos “los que no conocen a Dios” y “los que no obedecen las buenas nuevas acerca de nuestro Señor Jesús”
(2 Tes. 1:6-10). En una visión, Juan contempló ese mismo suceso: vio a Jesús y sus ejércitos celestiales en
caballos blancos, listos para librar una guerra justa (Rev. 19:11-14).
km 8/81 págs. 1-3 párr. 4 ¿Ha trabajado usted cabalmente su territorio?
4 Cuando los mismos publicadores trabajan un territorio, economizan esfuerzo, tiempo y gastos. ¿De qué
manera? En primer lugar, las casas donde no había nadie, las revisitas y los estudios bíblicos estarán en un área
más limitada, no dispersos en diferentes territorios, lo cual requeriría que se viajara mucho. Además, el hacer eso
da mayor incentivo para visitar de nuevo a todas las personas que muestran interés en nuestro mensaje. Si a
usted se le ha asignado personalmente una sección del territorio, ¿por qué no hace un esfuerzo diligente y
organizado con el fin de familiarizarse con todos los que viven en su porción del “campo”? (Mat. 13:38) Al hacer
esto, desplegamos la misma actitud misericordiosa de Jehová y reconocemos nuestra responsabilidad personal
para con la vida de la gente de nuestra comunidad.—Jon. 4:11.
km 8/11 pág. 6 párr. 16 ¿Podría usted pasar a Macedonia?
16. ¿Cómo debemos responder si alguien nos comunica su deseo de servir en el extranjero?
16 ¿Conoce a algún cristiano maduro que tenga la meta de servir en el extranjero? Entonces, anímelo y dele
todo su apoyo. Para cuando Pablo dejó Antioquía de Siria, esta era la tercera ciudad más grande del Imperio
romano (después de Roma y Alejandría). Sin duda que con tanto territorio que abarcar, la congregación
necesitaba a Pablo, quien haría mucha falta si se iba. Con todo, en la Biblia no se dice que los hermanos
desalentaran a Pablo a fin de que se quedara. No fueron estrechos de miras; más bien, reconocieron que “el
campo es el mundo” (Mat. 13:38).
hs cap. 8 págs. 159-160 párr. 44 “Espíritu de vida procedente de Dios entró en ellos”
44. (a) ¿Por qué no es extraño que se haya usado así a los ángeles celestiales? (b) Para separar de los
cristianos de imitación a los verdaderos cristianos, y para recoger a la “grande muchedumbre” de
otras ovejas, se predijo ayuda invisible procedente de ¿quiénes?
44 ¿Hay algo extraño en esto? ¡No! Pues, en los tiempos antiguos, de antes del cristianismo, ángeles
celestiales vinieron a ayudar y guiar a los adoradores fieles de Jehová Dios. (Génesis 32:1, 2, 24-30; Éxodo
14:19, 20; 2 Reyes 6:15-17; Isaías 37:36; Salmo 34:7) Hoy es el tiempo para juntar a los verdaderos herederos
del reino de Dios y para separar a éstos de los cristianos de imitación de la cristiandad, y por eso para este
tiempo crítico los del resto ungido habían de tener ayuda angelical, según Mateo 13:39-43, 49, 50, y Revelación
14:6. Por consiguiente, los ángeles bajo Cristo el Rey participan invisiblemente en suministrar guía en el
recogimiento del resto de los discípulos ungidos de él, “sus escogidos.” Él usa también a los ángeles a su mando
para el recogimiento de una multitud mucho mayor que la del resto ungido, a saber, la “grande muchedumbre” de
sus “otras ovejas.”—Mateo 25:31-46; Juan 10:16.
w10 15/3 págs. 22-23 párr. 15 “Los justos resplandecerán tan brillantemente como el sol”
15. ¿En qué sentido son arrojados al fuego los falsos cristianos?
15 ¿Qué significa el que se junte y queme la mala hierba? (Mat. 13:40.) El desenlace que les espera a los
falsos cristianos. El que sean arrojados a un horno de fuego simbólico indica que van camino a la destrucción
eterna (Rev. 20:14; 21:8). Estos impostores serán exterminados durante la “gran tribulación” (Mat. 24:21).
w70 15/11 págs. 691-692 párr. 12 Beneficiándose personalmente de las leyes y principios de la Biblia
12. ¿Quiénes pueden sostener la vigencia de la ley de Dios en asuntos en los cuales la congregación
no tiene el poder?
12 Es bueno tener presente que los ángeles están en actividad ‘recogiendo del reino de Dios a todos los que
cometen desafuero.’ (Mat. 13:41) Quizás esos individuos no cometan ningún mal por el cual la congregación
pueda obrar para expulsarlos. No obstante, no obedecen la ley de Dios mediante Cristo, y por esa razón los
ángeles sostienen la vigencia de la ley echándolos fuera.
w10 15/3 pág. 22 párr. 14 “Los justos resplandecerán tan brillantemente como el sol”
14. ¿Por qué lloran y crujen los dientes “los hijos del inicuo”?
14 “Los hijos del inicuo” —representados por la mala hierba— lloran y crujen los dientes (Mat. 13:42). ¿Qué los
atormenta? El hecho de que “los hijos del reino” pongan al descubierto lo que son en realidad: mala hierba
venenosa. Además, al clero le angustia ver que cada día cuenta con menos respaldo de sus feligreses y que está
perdiendo el control sobre ellos (léase Isaías 65:13, 14).
w95 1/2 págs. 9-10 párr. 4 Una gran muchedumbre de adoradores verdaderos, ¿de dónde vienen?
4. ¿A quiénes se reúne primero como ovejas según estas palabras de Jesús?
4 Sin embargo, antes de entregar su alma, Jesús, el Pastor Excelente, reunió personalmente a sus discípulos.
Los primeros se los presentó Juan el Bautista, el “portero” de la ilustración de Jesús. Jesús buscaba a personas
que aprovecharan la oportunidad de formar parte de la “descendencia de Abrahán” compuesta. (Génesis 22:18;
Gálatas 3:16, 29.) Cultivó en su corazón aprecio por el Reino de los cielos y les aseguró que iba a prepararles un
lugar en la casa de su Padre celestial. (Mateo 13:44-46; Juan 14:2, 3.) Dijo con toda razón: “Desde los días de
Juan el Bautista hasta ahora el reino de los cielos es la meta hacia la cual se adelantan con ardor los hombres, y
los que se adelantan con ardor se asen de él”. (Mateo 11:12.) Los que lo siguieron para alcanzar esa meta
demostraron pertenecer al aprisco del que habló Jesús.
km 5/81 pág. 3 párrs. 2-3 ¿Ha considerado usted el servir a Jehová como precursor?
2 Uno de los primeros pasos para servir de precursor es trabajar con el fin de desarrollar el espíritu de
precursor. ¿Qué es esto? Como aprendimos en la última serie de asambleas de circuito, es la actitud o
disposición correcta tocante al mandato de predicar. Envuelve el interesarse en la gente. Es un espíritu de gozo
al hacer la voluntad de Dios en estos últimos días. Aunque algunos se dedican a mantener cierto nivel de vida,
los que tienen el espíritu de precursor están dispuestos a hacer sacrificios para dedicar más tiempo a ayudar a la
gente. (Mat. 13:45, 46) ¿Son los precursores los únicos que tienen el espíritu de precursor? No. Muchos tienen
este espíritu aunque sus circunstancias no les permiten ser precursores.
w84 15/5 págs. 23-24 párr. 10 ‘No use plenamente el mundo’
10. a) ¿En torno a qué debería girar nuestra vida? b) ¿Cómo ilustró Jesús lo valiosísimo que es el Reino?
c) Si los intereses del Reino y la intimidad con Jehová tienen gran valor para nosotros, ¿qué efecto
tendrá esto en nuestro uso del mundo?
10 No podemos permitir que los intereses mundanos nos dominen. Más bien, necesitamos hacer que nuestra
vida gire en torno a nuestra relación con Jehová, nuestra adoración y nuestro servicio a él. ¿Revelan nuestras
acciones que la “intimidad con Dios” realmente nos importa (Job 29:4)? Además, ¿reconocemos el valor
superlativo de los asuntos espirituales? Jesucristo ilustró lo precioso que es el Reino al compararlo con “una
perla” que era tan valiosa que un comerciante “prontamente vendió todas las cosas que tenía y la compró”
(Mateo 13:45, 46). Así Jesús mostró que la persona que aprecia el verdadero valor de ganar el Reino estaría
dispuesta a deshacerse de cualquier tesoro terrestre para lograr dicha meta. Si el Reino y sus intereses, y
especialmente la intimidad con Jehová, tienen un gran valor para nosotros, mantendremos “todo contacto con el
mundo [...] lo más leve posible”. (1 Corintios 7:31, Phillips, en inglés.)
km 2/03 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
Seleccione la respuesta correcta: La red barredera de la ilustración de Jesús que aparece en Mateo 13:47-50 ha
incluido tanto a la congregación de cristianos ungidos como a) al Reino Mesiánico de Dios; b) a sus compañeros
de las otras ovejas; c) a la cristiandad. La red barredera representa un instrumento terrestre que afirma ser
la congregación de Dios y recoge “peces”, o humanos que dicen seguir a Cristo. Ha incluido a la
cristiandad, que ha pescado cantidades enormes de “peces” que no son apropiados y no cuentan con la
aprobación divina, y a la congregación de cristianos ungidos, la cual ha continuado recogiendo ‘peces
excelentes’ bajo la guía invisible de los ángeles, de acuerdo con Mateo 13:49 [3, w92-S 15/6 pág. 20].
w92 15/8 pág. 30 ¿Recuerda usted?
¿Qué representa la “red barredera” que se menciona en la ilustración de Jesús en Mateo 13:47-50? La
“red barredera” representa un instrumento terrestre que profesa ser la congregación de Dios y recoge “peces”. Ha
incluido a la cristiandad y a la congregación de cristianos ungidos, y esta última ha continuado recogiendo ‘peces
excelentes’ bajo la guía de los ángeles, en armonía con Mateo 13:49.—15/6, página 20.
w08 15/1 pág. 30 Puntos sobresalientes del libro de Mateo
Lecciones para nosotros:
Mateo 13:51, 52. Captar el sentido de las verdades del Reino conlleva la responsabilidad de dar a conocer
esos tesoros al prójimo.
w02 15/8 pág. 17 párr. 7 “Sígame de continuo”
7. ¿Cuáles son algunas maneras de mostrar a otras personas que amamos las verdades que hemos
aprendido en la Biblia?.
7 Cuando enseñamos a los demás, ¿cómo podemos mostrar que amamos las verdades que hemos aprendido
en la Palabra de Dios? Puesto que seguimos el ejemplo de Jesús, nuestra predicación y enseñanza se apoyan
firmemente en la Biblia. En tiempos recientes, a los siervos de Dios de todo el mundo se les ha animado a
emplear más la Biblia en su ministerio público. Al poner en práctica esta recomendación, busque maneras de
hacer saber al amo de casa que usted mismo valora las joyas bíblicas que está transmitiendo (Mateo 13:52).
w10 15/7 pág. 24 párr. 16 “El espíritu escudriña [...] las cosas profundas de Dios”
16. ¿Por qué es bueno anotar e investigar más tarde las preguntas que surgen al leer?
16 Medite. Dedique tiempo a reflexionar en lo que lee en la Biblia y en nuestras publicaciones. Al ir viendo
cómo se relacionan las ideas entre sí, de seguro le surgirán preguntas. Anótelas e investíguelas más tarde. Por lo
común cuando un tema despierta nuestra curiosidad, lo estudiamos más a fondo. De este modo va aumentando
nuestro caudal de conocimientos, un “tesoro” al que podremos recurrir cuando sea necesario (Mat. 13:52).
w04 15/4 pág. 27 ¿Recuerda usted?
¿Qué indica que Jesús tenía hermanos y hermanas?
Así lo confirma la Biblia en Mateo 13:55, 56 y Marcos 6:3. La palabra griega ahí utilizada (adelfós) se emplea
para designar “algún tipo de relación física o legal [y] significa exclusivamente hermano o medio hermano” (The
Catholic Biblical Quarterly, enero de 1992).—15/12, página 3.
CAPITULO 14
it-1 págs. 1134-1135 Herodías
Esposa de Herodes Antipas; instó a su hija Salomé a pedir la cabeza de Juan el Bautista (32 E.C.), petición
que le fue concedida. (Mr 6:22-28.) Su padre —Aristóbulo, hijo de Herodes el Grande y de su segunda esposa,
Mariamne I— y su madre eran primos hermanos. Ella era hermana de Herodes Agripa I, el que quitó la vida al
apóstol Santiago, el hermano de Juan. (Hch 12:1, 2.)
………………………………Sin embargo, Herodías se divorció de él y se casó con el hermanastro de este,
Herodes Antipas, que también era hijo de Herodes el Grande —……………………………………
Juan el Bautista, por lo tanto, tenía sobrada razón para condenar el matrimonio de Herodías y Herodes
Antipas, pues era ilegal e inmoral según la ley judía. Por esta acción, Juan fue arrojado en prisión y, más tarde,
decapitado. Su justa y valerosa denuncia despertó el implacable odio de Herodías, quien buscó la primera
oportunidad para que se diera muerte al profeta. (Mt 14:1-11; Mr 6:16-28; Lu 3:19, 20; 9:9.)
it-1 págs. 183-184 Aretas
El último de los diversos reyes árabes así llamados dominaba Damasco cuando su gobernador se unió a un
complot judío para deshacerse de Pablo. No obstante, sus discípulos lo descolgaron en un cesto de mimbre por
una ventana del muro de la ciudad y pudo escapar. (Hch 9:23-25; 2Co 11:32, 33.)
Aretas había dado su hija en matrimonio a Herodes Antipas (véase HERODES núm. 2), quien se divorció de
ella para casarse con Herodías, matrimonio adúltero que Juan el Bautista condenó. (Mt 14:3, 4.)
km 4/01 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
Las únicas dos celebraciones de cumpleaños que se mencionan en la Biblia (se presentan bajo un aspecto
favorable; se presentan bajo un aspecto desfavorable; no arrojan ninguna luz sobre estas fiestas) (Gén.
40:20-22; Mat. 14:6-10) [rs-S pág. 96].
w08 15/1 pág. 30 Puntos sobresalientes del libro de Mateo
Lecciones para nosotros:
Mateo 14:12, 13, 23. Todos necesitamos pasar ratos a solas para meditar en asuntos que valgan la pena
(Mar. 6:46; Luc. 6:12).
w02 1/12 pág. 19 párr. 3 El estudio personal nos prepara para ser maestros
3. ¿Qué condiciones se precisan para un estudio eficaz?
3 Para que el estudio sea eficaz, no debemos sentarnos en el sillón o sofá más cómodo, ya que así es difícil
mantenerse despierto. Nuestra mente debe sentirse estimulada durante las sesiones de estudio, y la comodidad
excesiva produce el efecto contrario. Para estudiar y meditar se precisa también un ambiente relativamente
tranquilo y sin distracciones. Si tratamos de hacerlo con la radio o la televisión encendidas, o si los hijos reclaman
nuestra atención de continuo, los resultados no serán los mejores. Cuando Jesús deseaba meditar, se retiraba a
un lugar solitario. Además, también señaló la importancia de tener un lugar privado para orar (Mateo 6:6; 14:13;
Marcos 6:30-32).
w09 15/11 pág. 6 párr. 17 ¿Qué revelan sobre usted sus oraciones?
17. ¿Por qué es bueno buscar momentos para orar a solas?
17 Jesús solía buscar oportunidades para orar a solas, lejos de las multitudes (Mat. 14:13; Luc. 5:16; 6:12).
También nosotros necesitamos esos momentos. Cuando oramos en calma y sin distracciones, es más fácil tomar
decisiones que agraden a Dios y que contribuyan a nuestro bienestar espiritual. Ahora bien, Jesús también oraba
en público. ¿Cómo debemos orar nosotros cuando se nos da el privilegio de representar a los demás?
cl cap. 2 págs. 23-24 párrs. 19-20 ¿De verdad podemos ‘acercarnos a Dios’?
19, 20. a) ¿Por qué puede decirse que Jesús fue un ejemplo sublime de amor? b) ¿Qué debemos tener
presente cuando leemos acerca de Jesús?
19 Jesús fue un ejemplo sublime de amor. Durante su ministerio demostró esta cualidad en sus múltiples
facetas, tales como la empatía y la misericordia. No podía presenciar el sufrimiento sin apiadarse, lo que lo
llevaba a actuar vez tras vez (Mateo 14:14). Aunque curó a los enfermos y alimentó a los hambrientos, expresó
su compasión de una forma mucho más decisiva: ayudando al prójimo a conocer, aceptar y amar la verdad
acerca del Reino de Dios, el gobierno que traerá bendiciones permanentes a la humanidad (Marcos 6:34; Lucas
4:43). No obstante, su mayor muestra de amor altruista fue la entrega voluntaria de su alma a favor de otras
personas (Juan 15:13).
20 ¿No es natural que este hombre tierno, afectuoso y de intensos sentimientos atrajera a gente de todas las
edades y antecedentes? (Marcos 10:13-16.) Pues bien, cuando leamos y meditemos sobre el ejemplo vivo de
Jesús, tengamos siempre presente que el Hijo es el claro reflejo de su Padre (Hebreos 1:3).
w84 1/1 pág. 30 ¿Recuerda usted?
¿En qué sentido “se compadeció” Jesús de las muchedumbres que venían a él, según se describe en
Mateo 14:14?
De acuerdo con un erudito bíblico, la palabra griega que aquí se traduce por la expresión “se compadeció” “se
forma de la palabra splagchna, la cual quiere decir los intestinos o las entrañas”. Jesús no soportaba ver el
sufrimiento de otras personas sin aliviar el dolor.—15/8, págs. 5, 6.
w09 15/9 pág. 20 párrs. 16-17 El amor de Cristo nos impulsa a amar
16, 17. ¿Cómo podemos imitar la actitud de Jesús al tratar a los hermanos enfermos?
16 Aunque relativamente pocos de nosotros hemos sufrido los efectos de un desastre natural, casi todos tenemos
problemas de salud o familiares enfermos. La actitud que Jesús tuvo hacia los enfermos también puede servirnos
de ejemplo. Cuando le trajeron a quienes sufrían padecimientos, su amor lo hizo compadecerse de ellos y curar
“a todos los que se sentían mal” (Mat. 8:16; 14:14).
17 Hoy día no podemos curar a los enfermos de manera milagrosa, como hizo Jesús, pero sí podemos
tratarlos con la misma compasión que él. Por ejemplo, los ancianos imitan la actitud de Jesús al organizar y
supervisar programas de ayuda para los hermanos enfermos de la congregación, siguiendo el principio que se
expone en Mateo 25:39, 40 (léase).
g75 8/10 pág. 12 Un gobierno que liberará a la humanidad
Como hombre, Jesucristo demostró profunda preocupación y amor por la gente. Voluntaria y afanosamente
fue en ayuda de los que estaban angustiados. (Mat. 14:14; Mar. 6:34) También demostró que era cabalmente
capaz de resolver los problemas graves a los que se enfrentaba la humanidad. Comisionado por Dios, sanó a los
enfermos, a los lisiados y deformes; restauró la vista a los ciegos; destapó los oídos a los sordos; abrió la boca
de los mudos; milagrosamente proveyó alimentos para miles de personas, y hasta resucitó a muertos. Estas
cosas realmente sucedieron. Han sido registradas por testigos presenciales.—Mat. 11:5; 14:16-21.
En cuanto a los que estarán asociados con Jesucristo en gobernar, no pueden ser como los hombres que
prometen mucho pero que, al conseguir el cargo gubernamental, no cumplen sus promesas. La Biblia dice de los
que estarán en el cielo con Cristo: “No se halló en su boca falsedad; son sin tacha.” (Rev. 14:5) Así como lo hizo
Jesucristo, tienen que demostrar que son altruistas y abnegados y que están dispuestos a morir por sus
hermanos cristianos.—1 Juan 3:15-18.
w71 1/1 pág. 5 ¿Cuánta importancia tiene la oración para usted?
Las expresiones de aprecio en la oración siempre son apropiadas. De hecho, en cada comida debería hacerse
una breve oración de gratitud por el alimento y el compañerismo de los que participan con nosotros en la comida.
Sin importar quién compre y prepare el alimento, Jehová Dios realmente es el Proveedor de éste porque él creó
nuestras fuentes alimenticias... las plantas, los frutos, los peces y los animales. Jesucristo oró en tales ocasiones,
aun cuando el alimento no era más que unos cuantos panes y algunos pescados. (Mat. 14:17-19) También es
bueno terminar cada día dándole gracias a Jehová por haber vivido otro día.
w90 15/1 págs. 4-5 ¿Quiénes reciben contestación a sus oraciones?
Dios no contesta las oraciones hipócritas. “Cuando oren —dijo Jesucristo—, no deben ser como los hipócritas;
porque a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de los caminos anchos para ser vistos de
los hombres. En verdad les digo: Ellos ya disfrutan de su galardón completo.” Jesús añadió: “Tú, sin embargo,
cuando ores, entra en tu cuarto privado y, después de cerrar tu puerta, ora a tu Padre que está en lo secreto;
entonces tu Padre que mira en secreto te lo pagará”. (Mateo 6:5, 6.) Al decir eso, Jesús no excluyó por completo
las oraciones públicas, pues él mismo oró en voz alta delante de otras personas. (Mateo 14:19.) Más bien, Cristo
mostraba que es incorrecto orar en público únicamente para ser visto y oído por otros y recibir su elogio.
w01 1/9 pág. 17 párr. 11 ¿Cómo controla la paz del Cristo en nuestros corazones?
11. a) ¿Qué buen ejemplo nos dio Jesús respecto a la oración? b) ¿Cómo debemos ver la oración?
11 Jesús fue un magnífico ejemplo a este respecto. Hubo ocasiones en que estuvo orando a su Padre durante
horas enteras (Mateo 14:23; Lucas 6:12). La oración le ayudó a aguantar la prueba más difícil. La noche antes
de morir, su angustia se intensificó sobremanera. ¿Cuál fue su reacción? Oró “más encarecidamente” (Lucas
22:44). En efecto, el Hijo perfecto de Dios era un hombre de oración. Por consiguiente, cuánto más debemos
adoptar la costumbre de orar sus seguidores imperfectos. Jesús enseñó a sus discípulos a “orar siempre y
no desistir” (Lucas 18:1). La oración es una comunicación real y esencial con Aquel que nos conoce mejor que
nosotros mismos (Salmo 103:14). A fin de conservar la paz del Cristo en nuestros corazones, debemos ‘orar
incesantemente’ (1 Tesalonicenses 5:17).
w03 15/9 págs. 16-17 párr. 6 ¿Por qué debemos orar incesantemente?
6. ¿Qué nos enseña el ejemplo de Jesús sobre la necesidad de ‘orar de continuo’?
6 Sin embargo, ¡qué fácil es descuidar la oración! Ya el solo hecho de lidiar con las presiones de la vida diaria
puede absorbernos de tal manera que no hagamos ningún esfuerzo por hablarle a Dios. Jesús instó a sus
discípulos a ‘orar de continuo’, y eso mismo hizo él (Mateo 26:41). Aunque siempre estaba ocupado desde la
mañana hasta la noche, dedicaba tiempo a comunicarse con su Padre celestial. A veces se levantaba “muy de
mañana, mientras todavía estaba oscuro”, a fin de ofrecer sus ruegos (Marcos 1:35). En otras ocasiones oraba al
final del día, tras retirarse a un lugar solitario (Mateo 14:23). Jesús siempre sacaba tiempo para orar, y nosotros
deberíamos seguir su ejemplo (1 Pedro 2:21).
w07 1/2 pág. 19 párrs. 8-9 Jehová aprecia lo que hacemos
8, 9. Según lo demostró Jesús, ¿qué clase de oraciones le complacen a Jehová?
8 Otra prueba de que Jehová valora nuestros actos de devoción piadosa la hallamos en lo que la Biblia dice
sobre la oración. “La oración de los rectos le es un placer [a Dios]”, afirmó el sabio (Proverbios 15:8). En los días
de Jesús, muchos líderes religiosos oraban en público movidos por el deseo de impresionar a los hombres,
no por auténtica piedad. “Ellos ya disfrutan de su galardón completo”, sentenció Jesús. Y continuó diciendo a sus
seguidores: “Tú, sin embargo, cuando ores, entra en tu cuarto privado y, después de cerrar tu puerta, ora a tu
Padre que está en lo secreto; entonces tu Padre que mira en secreto te lo pagará” (Mateo 6:5, 6).
9 Es obvio que Jesús no condenó la oración pública, pues él mismo oró delante de la gente más de una vez
(Lucas 9:16). El punto es que a Jehová le complacen mucho las oraciones que se hacen con sinceridad de
corazón, sin afán de exhibirse. De hecho, las oraciones privadas son un excelente indicativo de cuánto amamos
a Dios y confiamos en él. No sorprende, por tanto, que Jesús buscara a menudo lugares solitarios para orar.
En una ocasión oró “muy de mañana, mientras todavía estaba oscuro”; en otra, “subió solo a la montaña a orar”,
y antes de escoger a los doce apóstoles, se pasó toda la noche orando en completa soledad (Marcos 1:35;
Mateo 14:23; Lucas 6:12, 13).
w09 15/12 pág. 3 ¿Recuerda usted?
¿Qué aprendemos de la ocasión en que Jesús salvó a Pedro de ahogarse en el mar? (Mat. 14:28-31.)
Si notamos que uno de nuestros hermanos da muestras de debilidad espiritual, debemos tenderle la mano y
ayudarlo a fortalecer su fe (15/9, página 8).
w09 15/9 págs. 7-8 párrs. 4-5 Imitemos la actitud mental de Cristo
4, 5. ¿Cómo nos enseña el ejemplo de Jesús a tolerar los defectos de los demás?
4 ¿Cómo reaccionamos nosotros cuando uno de nuestros hermanos tiene un espíritu competitivo, se ofende
por cualquier cosa o tarda en responder a los consejos de los ancianos y del “esclavo fiel y discreto”? (Mat.
24:45-47.) Estamos acostumbrados a encontrarnos con las actitudes carnales de la gente de este mundo; lo que
no esperamos es ver dichas actitudes en nuestros hermanos. Si nos damos cuenta de que sus defectos nos
irritan fácilmente, deberíamos preguntarnos: “¿Qué puedo hacer para reflejar mejor ‘la mente de Cristo’?”.
Recordemos que las debilidades de los apóstoles nunca hicieron que Jesús perdiera la calma.
5 Veamos el caso del apóstol Pedro. Cuando Jesús estaba caminando sobre el agua y le dijo que saliera de la
barca y viniera hacia él, Pedro efectivamente anduvo sobre el agua. Pero al mirar la tormenta, sintió miedo y
comenzó a hundirse. ¿Se enojó Jesús con él? ¿Le dijo algo así como: “Bien merecido te lo tienes. Que te sirva
de lección”? Al contrario, la Biblia dice que “extendiendo la mano, lo asió, y le dijo: ‘Hombre de poca fe, ¿por qué
cediste a la duda?’” (Mat. 14:28-31). Si alguno de nuestros hermanos parece perder la fe, démosle la mano y
tratemos de fortalecerlo. De este modo imitaremos la manera apacible en que Jesús trató a Pedro.
CAPITULO 15
rq lección 13 págs. 26-27 párr. 4 Cómo puede usted encontrar la religión verdadera
¿Cómo puede usted identificar a los cristianos verdaderos? (3-7)
4. Otra marca identificadora de la religión verdadera es el profundo respeto que sus miembros profesan a la
Biblia. La aceptan como la Palabra de Dios y creen lo que dice. (Juan 17:17; 2 Timoteo 3:16, 17.) Para ellos, la
Palabra de Dios es más importante que las ideas o costumbres humanas. (Mateo 15:1-3, 7-9.) Procuran regirse
por ella en su vida cotidiana. Así que no predican una cosa y practican otra. (Tito 1:15, 16.)
w89 15/7 pág. 18 párr. 9 ‘Hallen refrigerio para el alma’
9. ¿Cómo suministró alivio Jesús al enseñar la verdad a la gente?
9 De modo parecido, cuando Jesús vino a la Tierra la gente estaba bajo el peso de los vanos sistemas
tradicionales de su tiempo. De los escribas y fariseos responsables de aquello, Jesús dijo: “Atan cargas pesadas
y las ponen sobre los hombros de los hombres, pero ellos mismos ni con el dedo quieren moverlas”. (Mateo 23:4;
Marcos 7:2-5.) ¡Qué alivio hubo cuando Jesús dio a la gente la verdad que la libertó de aquellas tradiciones que
la esclavizaban! (Mateo 15:1-9.) Hoy existe la misma situación.
w97 15/6 pág. 14 párr. 2 “Macho y hembra los creó”
2. a) ¿Qué debe determinar nuestro concepto de la masculinidad y la feminidad? b) ¿Qué ha ocurrido con
la manera de ver los sexos?
2 Los cristianos consideramos la Palabra de Dios la autoridad a la que debemos someternos, sin importar qué
ideas personales, culturales o tradicionales hayamos adquirido. (Mateo 15:1-9.) La Biblia no explica con detalle
todos los aspectos de la masculinidad y la feminidad, sino que deja lugar para la variedad, como la que vemos en
las diferentes culturas que existen. Para que el hombre y la mujer desempeñen el papel que Dios se propuso al
crearlos, el hombre debe ser masculino, y la mujer, femenina. ¿Por qué? Porque además de estar hechos para
complementarse físicamente, también se les hizo para complementarse mutuamente mediante sus cualidades
masculinas y femeninas. (Génesis 2:18, 23, 24; Mateo 19:4, 5.) No obstante, la manera de ver a los sexos se ha
torcido y distorsionado. Muchos equiparan la masculinidad con la dominación abusiva, la dureza, es decir, con el
machismo. En algunas culturas sería raro o vergonzoso que un hombre llorara en público o en privado. Sin
embargo, “Jesús cedió a las lágrimas” delante de la muchedumbre que estaba fuera de la tumba de Lázaro.
(Juan 11:35.) Este no fue un comportamiento impropio para Jesús, cuya masculinidad era perfecta. Hoy muchos
tienen un concepto desequilibrado en cuanto a lo que es feminidad, y la consideran un mero atractivo físico o
sexual.
km 8/89 pág. 6 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
. ¿Por qué se criticó a los discípulos de Jesús por ‘no lavarse las manos cuando iban a tomar una comida’? (Mat.
15:2.) [17, Lectura semanal de la Biblia; véase w87-S 1/11 pág. 8.] Esto no tenía que ver con simplemente
lavarse las manos con propósitos higiénicos; más bien se refería a un rito ceremonial que incluía el
lavarse hasta los codos. (Basta con la sustancia.)
km 12/99 pág. 5 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
¿Qué dos aspectos relacionados con honrar a los padres mayores se destacan en Mateo 15:3-6 y 1 Timoteo
5:4? [fy-S págs. 173-175 §2-5.] Los padres y los abuelos deben recibir la debida compensación y el respeto
de sus hijos, aunque se hayan debilitado o estén enfermos.
fy cap. 15 págs. 174-175 párrs. 4-5 Honremos a nuestros padres mayores
4. ¿Cómo fomentó la tradición religiosa judía un trato insensible a los padres mayores?
5. A pesar de los servicios que el gobierno presta en algunos países, ¿por qué el honrar a los padres
incluye a veces la ayuda económica?
4 ¿Está implicado en honrar a los padres atender también sus necesidades materiales? Sí, a menudo así es.
En los días de Jesús, los caudillos religiosos judíos sostenían la tradición de que si una persona declaraba que
su dinero o propiedad era “una dádiva dedicada a Dios”, no tenía la responsabilidad de utilizarlo para atender
materialmente a sus padres. (Mateo 15:3-6.) ¡Qué insensibilidad! En realidad, aquellos guías religiosos
no animaban a la gente a honrar a sus padres, sino a despreciarlos negándoles egoístamente la ayuda material.
No queremos caer nunca en ese error. (Deuteronomio 27:16.)
5 En muchos países el gobierno subvenciona hoy programas sociales para cubrir algunas de las necesidades
de las personas mayores, como alimento, ropa y cobijo. Por otra parte, es posible que los ancianos tengan un
plan de jubilación. Pero si estas provisiones se acaban o son insuficientes, los hijos honran a los padres haciendo
lo que puedan por satisfacer sus necesidades materiales. De hecho, el cuidado de los padres mayores es una
manifestación de devoción piadosa, es decir, de devoción a Jehová Dios, quien instituyó la familia.
w11 15/3 pág. 11 párr. 20 Resistamos el espíritu del mundo y recibamos el de Dios
20. ¿Cuál era el centro de la vida de Jesús, y cómo podemos imitar su ejemplo?
20 Estudiemos a fondo la Biblia. Al enfrentarse a los ataques directos que Satanás lanzó contra su fe, Jesús
citó de las Escrituras (Luc. 4:1-13). Y también las tomó como autoridad al responder a sus adversarios religiosos
(Mat. 15:3-6). De hecho, dedicó toda su vida a conocer y cumplir la ley de Jehová (Mat. 5:17). Nosotros también
tenemos que alimentar continuamente nuestra fe con la Palabra de Dios (Fili. 4:8, 9). Algunos cristianos tal vez
piensen que no tienen tiempo para el estudio personal y en familia. En tal caso, conviene recordar que muchas
veces no es cuestión de tener tiempo, sino de sacarlo (Efe. 5:15-17).
it-1 pág. 552 Corbán
Como se explica en Marcos 7:11, “corbán” es “una dádiva dedicada a Dios”. La palabra hebrea original,
qor·bán, así como su equivalente en griego (kor·bán), significa “ofrenda”. El término hebreo, usado en Levítico y
Números, aplica tanto a ofrendas cruentas como incruentas. (Le 1:2, 3; 2:1; Nú 5:15; 6:14, 21.) Esta palabra
hebrea también se emplea en Ezequiel 20:28 y 40:43. Otra palabra griega afín a kor·bán es kor·ba·nás, que
aparece en Mateo 27:6, donde se informa que los sacerdotes principales dijeron que no era lícito echar en “la
tesorería [una forma de kor·ba·nás] sagrada” el dinero de la traición de Judas, porque era “el precio de sangre”.
Para el tiempo del ministerio de Cristo Jesús en la Tierra, se había adoptado una práctica censurable con
relación a las dádivas dedicadas a Dios. Jesús denunció la hipocresía de los fariseos a ese respecto, porque
anteponían su propia tradición a la ley divina. Profesaban salvaguardar para Dios lo que se había declarado
“corbán”, pero pasaban por alto el requisito divino de honrar a los padres. (Mt 15:3-6.) Los fariseos enseñaban
que con que una persona dijera con respecto a sus bienes o a parte de ellos “sea corbán” o “es corbán”, es decir,
una dádiva dedicada a Dios, no podía usarlos para satisfacer las necesidades de sus padres, por muy
necesitados que estuvieran, aunque ella misma podía hacer uso de esos bienes hasta su propia muerte si lo
deseaba. Así, aunque estos fariseos profesaban honrar a Dios, su corazón no estaba de acuerdo con los justos
requisitos divinos. (Mr 7:9-13.)
w09 15/7 pág. 11 párr. 16 Las familias cristianas siguen el ejemplo de Jesús
16. ¿Cómo honró Jesús a sus padres humanos y a su Padre celestial?
16 Jesús también es un magnífico ejemplo para ti, joven. Él siempre obedeció a José y María, sus padres
humanos (léase Lucas 2:51). Sabía que aunque eran imperfectos, Dios les había encomendado la tarea de
cuidarlo y que por eso merecían su respeto (Deu. 5:16; Mat. 15:4). Ya de adulto, actuó en conformidad con la
voluntad de su Padre celestial y nunca cedió a las tentaciones (Mat. 4:1-10). Y tú, ¿qué harás si te sientes
tentado a desobedecer a tus padres? ¿Cómo puedes seguir el ejemplo de Jesús?
it-2 pág. 855 Riñones
Aunque la Palabra de Dios puede hallarse en los labios de los inicuos, no penetra hasta lo más profundo de su
personalidad. Por lo tanto, Jeremías 12:2 dice con relación a ellos: “Siguen avanzando; también han producido
fruto. Tú estás cerca de su boca, pero lejos de sus riñones”. La idea expresada corresponde con Isaías 29:13,
que Jesús citó en Mateo 15:7, 8, donde se dice lo mismo acerca del corazón de los inicuos, lo que muestra que
en ocasiones “corazón” y “riñones” se emplean de manera análoga.
km 6/04 pág. 3 Repaso de la Escuela del Ministerio Teocrático
A diferencia de la enseñanza de los fariseos, ¿cómo apelaba al corazón la enseñanza de Jesús? [be-S pág. 59 §
2, 3]. Jesús enseñó la obediencia sincera motivada por el amor a Dios (Mat. 15:8), y animó a sus oyentes
a evaluarse en cuanto a sus motivos (Mar. 2:8). En contraste, los fariseos pasaban por alto asuntos más
importantes y hacían hincapié en cumplir los detalles ínfimos de la Ley y las reglas que ellos mismos
establecían, lo que resultaba en una mera apariencia externa de santidad (Luc. 11:42).
be pág. 59 párrs. 2-3 Hágase un buen maestro
Jesús sabía que los seres humanos se dejan llevar por la apariencia externa, mientras que Jehová mira el
corazón (1 Sam. 16:7). Lo que debe impulsarnos a servir a Dios es el amor que le tenemos, no el deseo de
impresionar a los demás (Mat. 6:5-8). Los fariseos, en cambio, efectuaban muchas cosas para lucirse. Hacían
hincapié en cumplir los detalles de la Ley y las reglas que ellos mismos establecían, pero no reflejaban
cualidades que los vincularan al Dios que decían adorar (Mat. 9:13; Luc. 11:42). Jesús enseñó que la obediencia
a los requisitos divinos es importante, pero también que el valor de tal obediencia depende de lo que anide en el
corazón (Mat. 15:7-9; Mar. 7:20-23; Juan 3:36). Si imitamos a Jesús, obtendremos los mejores resultados.
Aunque es primordial que enseñemos a los demás lo que Dios espera de todos nosotros, también lo es que
conozcan la personalidad de Jehová y lo amen, de modo que su conducta refleje lo mucho que valoran su buena
relación con el Dios verdadero.
Claro está, para beneficiarse de tal enseñanza, la gente tiene que hacerse un examen de conciencia. Jesús
animó a sus oyentes a evaluarse en cuanto a sus motivos y sentimientos. Cuando corregía una idea errónea, les
preguntaba por qué pensaban, decían o hacían algo determinado. Sin embargo, iba más allá, pues acompañaba
sus preguntas con alguna declaración, ilustración o acto que les hiciera ver las cosas desde la perspectiva
correcta (Mar. 2:8; 4:40; 8:17; Luc. 6:41, 46). Usted también puede sugerir a quienes lo escuchen que se hagan
preguntas como: “¿Por qué me atrae este proceder?” o “¿Por qué reacciono así ante esta situación?”. Después
motívelos para que adopten los puntos de vista de Jehová.
lp cap. 9 pág. 106 párr. 22 La ley universal revela propósito en la vida
22. ¿Quiénes fueron los hombres que le presentaron a Jesús la mayor dificultad cuando estuvo en la
Tierra, y por qué le advirtió él a la gente que no siguiera las prácticas de ellos?
22 Jesucristo se vio en dificultades con hombres de esa clase entre los líderes religiosos de los judíos. Él dijo:
“Hipócritas, aptamente profetizó de ustedes Isaías, cuando dijo: ‘Este pueblo me honra con los labios, pero su
corazón está muy alejado de mí. Es en vano que siguen adorándome, porque enseñan mandatos de hombres
como doctrinas.’” (Mateo 15:7-9) Le advirtió a la gente que ejerciera cuidado para no practicar su justicia ante los
hombres solo para ser observados por ellos. Dijo que los hipócritas ejecutaban sus actos de “misericordia” en las
sinagogas y en las calles, ‘para que los glorificaran los hombres.’—Mateo 6:1, 2.
w11 1/8 pág. 16 ¿Cómo saber cuál es la religión verdadera?
¿Qué distingue a los cristianos verdaderos?
Respetan la Biblia como la Palabra de Dios. Ponen todo su empeño en obedecer los principios bíblicos,
no enseñanzas humanas (Mateo 15:7-9). No predican una cosa y practican otra. (Lea Juan 17:17; 2 Timoteo
3:16, 17.)
Honran el nombre de Dios, Jehová. Jesús ayudó a las personas a conocer el nombre y la personalidad de
Dios. Les enseñó a pedir en oración que ese nombre divino fuera santificado (Mateo 6:9). ¿Qué religión
promueve el uso del nombre de Dios donde usted vive? (Lea Juan 17:26; Romanos 10:13, 14.)
w94 1/5 pág. 13 párr. 17 Cantemos alabanzas a Jehová
17. a) ¿Qué censura que recibieron los israelitas infieles no queremos que se aplique a nuestra forma de
cantar? b) ¿Cuál será el resultado de tomar en serio la exhortación que contienen los cánticos?
17 Si cantamos los cánticos del Reino mientras nuestros pensamientos están en otras cosas y no apreciamos
completamente el significado de las palabras, ¿no nos asemejaríamos hasta cierto grado a los israelitas infieles
que fueron censurados porque, mientras alababan a Dios con los labios, su corazón estaba muy alejado de él?
(Mateo 15:8.) No queremos que esa censura sea aplicable a nuestra forma de cantar los cánticos del Reino, ¿no
es cierto? Al cantarlos debidamente, no solo nos animamos a nosotros mismos, sino a los que nos rodean,
incluidos los jóvenes. No cabe duda de que si los que cantamos en el Salón del Reino tomamos en serio la
exhortación que los cánticos contienen, nos animará mucho a ser celosos en el ministerio y a evitar los lazos que
pueden llevarnos a cometer un mal.
w91 1/8 pág. 19 párrs. 20-21 ‘Vístase las armas de la luz’
20, 21. a) ¿A qué desafío especial se enfrentan los hijos que nacen en familias cristianas? b) ¿Qué
desafío tienen ante sí todos los hijos de padres cristianos?
20 En algunos casos esto ha sido un desafío especial para los hijos que han nacido de padres que ya eran
testigos de Jehová dedicados. ¿Por qué? Pues, por un lado esos hijos disfrutan de una bendición maravillosa. El
que alguien conozca la verdad desde su más tierna infancia significa, en efecto, que nunca ha tenido que
experimentar directamente el estar en la oscuridad del mundo de Satanás. (2 Timoteo 3:14, 15.) Por otro lado,
algunos niños en esa situación dan por sentada la verdad y nunca aprenden a realmente amar la luz. Eso fue lo
que sucedió en el caso de la mayoría de los judíos del primer siglo. Se criaron como parte de una nación
dedicada a Jehová, y hasta cierto grado tenían conocimiento de la verdad. Pero la verdad no estaba en su
corazón. (Mateo 15:8, 9.)
21 Los padres cristianos tienen ante Dios la responsabilidad de criar a sus hijos en la luz. (Deuteronomio 6:4-9;
Efesios 6:4.) Pero al fin de cuentas el hijo mismo tiene que llegar a amar la luz más que la oscuridad. Tiene que
hacer suya la luz de la verdad. A medida que crece, puede que algunas características del mundo de Satanás le
parezcan atractivas. Los estilos de vida despreocupados e irresponsables de otros jóvenes quizás le parezcan
emocionantes. El escepticismo que se enseña en la sala de clases pudiera ser seductor. Pero nunca debe olvidar
que, más allá de la luz, ‘la oscuridad cubre la tierra’. (Isaías 60:2.) A la larga, este mundo oscurecido no tiene
nada bueno que ofrecer. (1 Juan 2:15-17.)
w87 1/6 págs. 10-11 párr. 12 Vigilando los intereses de la gente mayor
12. a) ¿Cómo pueden los superintendentes asegurarse de que la gente mayor se beneficie de las
reuniones de la congregación? b) ¿De qué manera puede darse buen uso a las cintas grabadas que la
Sociedad ha preparado?
12 Los superintendentes también se interesan en que la gente mayor reciba el beneficio de las reuniones de
congregación. (Hebreos 10:24, 25.) ¿Necesitan transportación algunos? ¿Hay quienes sencillamente no puedan
‘escuchar y captar el sentido’ de las reuniones debido a defectos auditivos? (Mateo 15:10.) Pudiera ser práctico
instalar auriculares para ellos. Un caso parecido es el de varias congregaciones que ahora transmiten las
reuniones por línea telefónica para que los enfermos las escuchen desde su hogar. Otras graban en cintas las
reuniones para los que están demasiado enfermos para asistir... y en algunos casos les compran las grabadoras.
Y, hablando de cintas grabadas, un superintendente alemán dijo: “He visitado a varias personas de edad
avanzada que pasan el tiempo sentadas enfrente de la televisión viendo programas que difícilmente pudieran
describirse como edificadores en sentido espiritual”. ¿Por qué no estimular a estas personas a escuchar las
cintas que ha preparado la Sociedad, como las que contienen melodías del Reino y lecturas bíblicas?
w02 1/6 págs. 22-23 párrs. 15-16 Un pueblo purificado para efectuar obras excelentes
15, 16. ¿Qué dijo Jesús que contamina al hombre, y cómo podemos beneficiarnos de estas palabras?
15 Para entender mejor la importancia de la pureza moral y espiritual, recordemos lo que Jesús dijo a los
fariseos y escribas cuando estos llamaron inmundos a sus discípulos por no lavarse las manos antes de comer.
Jesús los corrigió diciéndoles: “No lo que entra por la boca contamina al hombre; pero lo que procede de la boca,
eso es lo que contamina al hombre”. Luego explicó: “Las cosas que proceden de la boca salen del corazón, y
esas cosas contaminan al hombre. Por ejemplo, del corazón salen razonamientos inicuos, asesinatos, adulterios,
fornicaciones, hurtos, testimonios falsos, blasfemias. Estas son las cosas que contaminan al hombre; mas el
tomar una comida con las manos sin lavar no contamina al hombre” (Mateo 15:11, 18-20).
16 ¿Qué podemos aprender de esas palabras de Jesús? Que los actos inicuos, inmorales e inmundos vienen
precedidos de inclinaciones del corazón inicuas, inmorales e inmundas. Como dijo el discípulo Santiago: “Cada
uno es probado al ser provocado y cautivado por su propio deseo” (Santiago 1:14, 15). Por lo tanto, si
no queremos caer en los graves pecados que Jesús mencionó, tenemos que desarraigar y mantener alejada del
corazón toda tendencia hacia tales actos. Eso significa que debemos tener mucho cuidado con lo que leemos,
observamos y escuchamos. Hoy en día, en el nombre de la libertad de expresión y la licencia artística, la
industria del entretenimiento y la publicidad está produciendo un aluvión de sonidos e imágenes que satisfacen
los deseos de la carne caída. Hay que estar resueltos a no permitir que ninguna de esas ideas se arraigue en
nuestro corazón. La clave para agradar a Dios y resultarle aceptables consiste en estar constantemente en
guardia a fin de mantener el corazón limpio e incontaminado (Proverbios 4:23).
tp cap. 3 págs. 31-32 párrs. 22-23 ¿Están dando la guía correcta las religiones del mundo?
22, 23. ¿Qué dice la Biblia que les vendrá a las religiones falsas de este mundo?
22 Jesucristo declaró: “Toda planta que mi Padre celestial no ha plantado será desarraigada”. (Mateo 15:13.)
El mal fruto que han producido las religiones de este mundo prueba que no han sido plantadas por Dios. Por eso,
la Biblia predice que todos los falsos sistemas de adoración serán destruidos.
23 Empleando el símbolo de una “Babilonia la Grande” que es semejante a una ramera, Dios se refiere a estos
sistemas religiosos y dice lo siguiente acerca del imperio de alcance mundial de la religión falsa: “Sus pecados se
han amontonado hasta llegar al cielo, y Dios ha recordado sus actos de injusticia [...] en un solo día vendrán sus
plagas: muerte y lamento y hambre, y será quemada por completo con fuego, porque fuerte es Jehová Dios que
la juzgó”. (Revelación 18:2, 5-8.)
w88 1/2 págs. 17-18 párr. 10 ¿Testificará usted a favor del Dios verdadero?
10. ¿Son testigos del Dios verdadero los que se adhieren a las religiones de este mundo?
10 Un testigo del Dios verdadero debe ser alguien que dé testimonio acerca de Él. ¿Dan ese testimonio los que
se adhieren a las religiones de este mundo? ¿Cuántas veces le hablan a usted de la adoración que profesan las
personas de esas religiones? ¿Cuándo han visitado su hogar para darle testimonio sobre el dios a quien adoran?
El desafío que el Dios verdadero ha emitido a los dioses falsos para que produzcan testigos queda sin respuesta.
La gente de las religiones del mundo no da ese testimonio. No pueden decirle quién es el Dios verdadero ni qué
propósitos tiene. Su clero no les ha enseñado la verdad. “Guías ciegos es lo que son. Por eso, si un ciego guía a
un ciego, ambos caerán en un hoyo.” (Mateo 15:14.)
pe cap. 22 pág. 187 párr. 11 Cómo identificar la religión verdadera
11. ¿Qué actitud para con la Palabra de Dios suelen desplegar las iglesias?
11 Si medimos a las iglesias de la cristiandad por el ejemplo de Cristo a este respecto, ¿cómo quedan? ¿Le
tienen ellas profundo respeto a la Biblia? Muchos clérigos de hoy día no creen los relatos bíblicos de la caída de
Adán en el pecado, el diluvio de los días de Noé, Jonás y el gran pez, ni otros. También dicen que el hombre
llegó a existir por evolución, no como creación directa de Dios. ¿Están estimulando así respeto a la Palabra de
Dios? Además, algunos líderes eclesiásticos alegan que las relaciones sexuales fuera del arreglo matrimonial no
son incorrectas, o que hasta la homosexualidad o la poligamia pueden ser cosas correctas. ¿Diría usted que
esas personas están estimulando a la gente a usar la Biblia como su guía? Ciertamente no están siguiendo el
ejemplo del Hijo de Dios y sus apóstoles.—Mateo 15:18, 19; Romanos 1:24-27.
rq lección 9 pág. 19 párr. 4 Los siervos de Dios tienen que ser limpios
¿Qué significa ser mentalmente limpio?
4. Limpieza mental: Si llenamos la mente de pensamientos puros y limpios, nuestra conducta también será
limpia. (Filipenses 4:8.) Pero si pensamos continuamente en cosas inmundas, acabaremos cometiendo actos
malos. (Mateo 15:18-20.) Tenemos que evitar las formas de esparcimiento que podrían ensuciarnos la mente. Si
estudiamos la Palabra de Dios, llenaremos nuestra mente de pensamientos limpios.
w11 15/2 págs. 30-31 párrs. 11-12 ¿Odiamos la maldad?
11, 12. ¿Cómo podemos mostrar odio por la maldad a la hora de seleccionar la música que escuchamos?
11 La música y la letra de las canciones pueden dejar una profunda huella en nuestros sentimientos y, por
consiguiente, en nuestro corazón. Es verdad que la música es un don de Dios y que se ha utilizado por siglos en
su adoración (Éxo. 15:20, 21; Efe. 5:19). Pero no es menos cierto que las canciones de este mundo ensalzan la
inmoralidad (1 Juan 5:19). ¿Cómo podemos determinar si lo que escuchamos nos está corrompiendo?
12 Pudiéramos preguntarnos: “¿Qué dicen las canciones que escucho? ¿Exaltan el asesinato, el adulterio, la
fornicación y el lenguaje obsceno? Si le leyera la letra a otra persona, ¿pensaría ella que detesto la maldad o, por
el contrario, que tengo el corazón contaminado?”. No podemos afirmar que odiamos el pecado y al mismo tiempo
escuchar canciones que lo alaban. Jamás olvidemos lo que dijo Jesús: “Las cosas que proceden de la boca salen
del corazón, y esas cosas contaminan al hombre. Por ejemplo, del corazón salen razonamientos inicuos,
asesinatos, adulterios, fornicaciones, hurtos, testimonios falsos, blasfemias” (Mat. 15:18, 19; compárese con
Santiago 3:10, 11).
w93 15/7 pág. 21 párr. 13 ¿Cómo podemos suministrar virtud a nuestra fe?
13. ¿Por qué tienen que controlar la lengua los cristianos?
13 El deseo de agradar a Dios y decir cosas virtuosas nos ayudará a controlar la lengua. A causa de nuestras
inclinaciones pecaminosas, todos tropezamos en palabra de vez en cuando. Sin embargo, el discípulo Santiago
dice que “si a los caballos les ponemos frenos en la boca”, nos obedecen y siguen nuestra dirección. De modo
que debemos esforzarnos por refrenar la lengua y tratar de utilizarla únicamente de manera virtuosa. Una lengua
desenfrenada “constituye un mundo de injusticia”. (Santiago 3:1-7.) Toda la maldad de este mundo impío está
relacionada con la lengua indomada. A ella se deben actos perjudiciales como el testimonio falso, la injuria y la
calumnia. (Isaías 5:20; Mateo 15:18-20.) Y cuando una lengua ingobernable pronuncia comentarios abusivos,
cortantes o calumniosos, está llena de veneno mortífero. (Salmo 140:3; Romanos 3:13; Santiago 3:8.)
w08 15/4 pág. 9 párr. 10 Busquemos la guía de Dios en todo lo que hagamos
10. ¿Por qué debemos usar nuestra libertad de elección de manera responsable?
10 Hay quienes cuestionan las palabras de Jeremías, pues piensan que si Dios nos otorgó la libertad de elegir,
no es lógico que nos juzgue por hacer uso de ella. Sin embargo, no debemos olvidar que aunque la libertad de
elección es un don divino, conlleva responsabilidades. Así es, tendremos que dar cuentas de todo lo que
optemos por hacer y decir (Rom. 14:10). Jesús señaló: “De la abundancia del corazón habla la boca”. También
dijo: “Del corazón salen razonamientos inicuos, asesinatos, adulterios, fornicaciones, hurtos, testimonios falsos,
blasfemias” (Mat. 12:34; 15:19). Como vemos, nuestras acciones y palabras revelan lo que hay en nuestro
corazón, lo que realmente somos. Por eso los cristianos que son sensatos buscan siempre la guía divina. Para
Jehová, tales cristianos son “rectos en su corazón”, de modo que les ‘hará el bien’ (Sal. 125:4).
it-1 pág. 550 Corazón
La motivación, la fuerza impelente que conforma nuestra conducta, es otro aspecto de la persona interior
representado por el “corazón”. Los que contribuyeron para la construcción del tabernáculo “vinieron, todo aquel
cuyo corazón lo impelió”. (Éx 35:21, 26, 29; 36:2.) El inicuo Hamán ‘se envalentonó’ (literalmente, ‘lo llenó en
cuanto a su corazón’) para conspirar contra los judíos. (Est 7:5, nota; Hch 5:3.) Hebreos 4:12 explica que la
palabra de promesa de Dios, como si de una espada aguda se tratara, puede “discernir pensamientos e
intenciones del corazón”. Jesús también indicó que del corazón procede la fuerza motivadora de nuestra
conducta, ya sea buena o mala. (Mt 15:19; Lu 6:45.)
cf cap. 14 pág. 147 párr. 18 “Se le acercaron grandes muchedumbres”
18. ¿Qué ejemplo revela que Jesús era razonable? ¿Por qué cree usted que necesitamos esta cualidad
para ser accesibles?
18 Jesús era razonable. Estando en la ciudad de Tiro, salió a su encuentro una mujer cuya hija estaba
“terriblemente endemoniada”. De tres maneras diferentes él le dio a entender que no se sentía muy dispuesto a
concederle lo que ella deseaba. Primero, no le contestó ni una palabra; después, le dio una razón por la que
no quería hacer lo que ella le pedía y, por último, con un ejemplo, le aclaró aún más lo que quería decir. Ahora
bien, ¿se mostró frío o inflexible? ¿La hizo sentir que estaba pisando terreno peligroso al atreverse a contestarle
a él, un hombre tan importante? No, la mujer habló confiada. No solo le pidió que la socorriera, sino que siguió
insistiendo a pesar de que Jesús no parecía estar muy dispuesto a ayudarla. Al ver la fe tan extraordinaria que la
impulsaba a persistir, Jesús sanó a su hija (Mateo 15:22-28). Así es: la gente realmente quería acercarse a
Jesús, pues veía en él a un hombre razonable, dispuesto a escuchar y a ceder cuando la situación lo requiriera.
w88 15/5 pág. 12 párr. 10 Dios no es parcial
10. a) ¿Cómo respondió Jesús cuando una fenicia le pidió ayuda? b) Al llamar “perritos” a los
gentiles, ¿estaba manifestando prejuicio Jesús? c) ¿Cómo venció aquella objeción la mujer, y con qué
resultado?
10 Jesús pasó la mayor parte de su vida terrestre con judíos. Pero cierto día se le acercó una mujer fenicia,
una gentil, y le suplicó que le sanara a su hija. Jesús respondió así: “No fui enviado a nadie aparte de las ovejas
perdidas de la casa de Israel”. Sin embargo, la mujer suplicó: “¡Señor, ayúdame!”. Al oír aquello, él añadió: “No
es correcto tomar el pan de los hijos y echarlo a los perritos”. Para los judíos, los perros eran animales inmundos.
Por eso, al aludir a los gentiles como “perritos”, ¿estaba mostrando prejuicio Jesús? No, porque acababa de
mencionar su comisión especial de Dios de atender a ‘las ovejas perdidas de Israel’. Además, al asemejar a los
no judíos a “perritos”, no a perros salvajes, Jesús ablandó la comparación. Por supuesto, lo que dijo sometió a
prueba a la mujer. Humildemente, aunque resuelta a vencer esta objeción, ella respondió con prudencia: “Sí,
Señor; pero en realidad los perritos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Impresionado por
la fe de la mujer, Jesús le sanó inmediatamente a la hija. (Mateo 15:22-28.)
w11 15/10 pág. 12 párrs. 14-15 ¿Son sanas nuestras diversiones?
14, 15. a) ¿Qué buen ejemplo dio Jesús a la hora de elegir amistades? b) ¿Qué preguntas debemos
plantearnos al seleccionar nuestros amigos?
14 A la hora de elegir nuestras compañías, hacemos bien en imitar el ejemplo de Jesús. Desde el comienzo de
la creación, él ha amado siempre a los seres humanos (Pro. 8:31). Y cuando estuvo en la Tierra, trató con
bondad y consideración a todos sus semejantes (Mat. 15:29-37). No obstante, tenía clara en su mente la línea
divisoria entre la simple cordialidad y la amistad verdadera. Se llevaba bien con las personas en general, pero
únicamente entablaba relaciones estrechas con quienes cumplían con una condición. ¿Cuál? La misma que les
señaló a sus once apóstoles fieles: “Ustedes son mis amigos si hacen lo que les mando” (Juan 15:14; véase
también Juan 13:27, 30). Es patente que Jesús solo aceptaba en su círculo íntimo a quienes eran discípulos
suyos y siervos de Jehová.
15 Esa es la actitud que debemos adoptar nosotros. Para determinar si alguien merece nuestra amistad,
preguntémonos: “¿Demuestra con sus palabras y acciones que obedece los mandatos de Jehová y de Jesús?
¿Comparte mis creencias y valores bíblicos? ¿Será una influencia positiva y me ayudará a mantenerme fiel a
Jehová y buscar primero el Reino?”. Si respondemos afirmativamente a estas cuestiones, podemos tener la
confianza de que tal persona será un buen compañero para nuestros momentos de ocio (léase Salmo 119:63;
2 Cor. 6:14; 2 Tim. 2:22).
dg cap. 10 págs. 23-24 párrs. 6-7 El maravilloso nuevo mundo hecho por Dios
6, 7. a) ¿A qué dura realidad le pondrá fin la gobernación del Reino? b) ¿Cómo demostró Jesús esto
mientras estuvo en la Tierra?
6 En el nuevo mundo se desharán todos los malos efectos de la rebelión original. Por ejemplo, la gobernación
del Reino eliminará las enfermedades y la vejez. Hoy, aun cuando uno disfruta hasta cierto grado de buena
salud, la dura realidad es que a medida que uno envejece la vista se le oscurece, los dientes se le deterioran, el
oído se le embota, la piel se le arruga, los órganos internos empiezan a fallarle, y finalmente uno muere.
7 Sin embargo, pronto esos efectos angustiosos que heredamos de nuestros primeros padres serán cosas del
pasado. ¿Recuerda usted lo que demostró Jesús acerca de la salud mientras estuvo en la Tierra? La Biblia nos
da este relato: “Se le acercaron grandes muchedumbres, teniendo consigo personas que eran cojas, mancas,
ciegas, mudas, y muchas en otras condiciones, y casi se las tiraron a los pies, y él las curó; de modo que la
muchedumbre se asombró al ver que los mudos hablaban y los cojos andaban y los ciegos veían”. (Mateo
15:30, 31.)
dg cap. 8 págs. 17-18 párrs. 7-8 Adelanta el cumplimiento del Propósito de Dios
7, 8. ¿Qué cosas buenas hizo Jesús mientras estuvo en la Tierra, y qué demostró?
7 ¿Qué gobernante ha efectuado alguna vez tanto bien como Jesús en los pocos años de su ministerio? Con
el poder que recibió por el espíritu santo de Dios, Jesús sanó a los enfermos, los lisiados, los ciegos, los sordos,
los mudos. ¡Hasta levantó a muertos! Demostró en pequeña escala lo que haría para la humanidad en escala
mundial cuando adquiriera el poder del Reino. (Mateo 15:30, 31; Lucas 7:11-16.)
8 Tanto bien hizo Jesús mientras estuvo en la Tierra que su discípulo Juan dijo: “Hay, de hecho, muchas otras
cosas también que Jesús hizo, que, si se escribieran alguna vez en todo detalle, supongo que el mundo mismo
no podría contener los rollos que se escribieran”. (Juan 21:25.)

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.